miércoles, 10 de febrero de 2016

¿Cuándo se cae el cordón umbilical? ¿Cómo lo cuido?

En las visitas de recién nacidos el cordón umbilical siempre es motivo de preocupación. La presencia de ese "apéndice" hace que los padres recientes manejen esa zona con sumo cuidado y tengan miedo de dañar al bebé. La forma cómo curarlo también genera dudas.

El cordón umbilical se clampa tras el nacimiento cortando así la vía principal de transmisión de nutrientes, oxígeno y sangre de la madre al bebé. Al cortarlo y clamparlo, queda una especie de apéndice con una pinza que con el paso de los días se irá secando hasta caerse. Es importante aclarar que el cordón es un trozo de carne "inerte" que al bebé no le duele mientras lo tiene

En los países desarrollados, en los que los partos se producen en condiciones higiénicas adecuadas, es infrecuente que haya complicaciones del cordón, no obstante es una zona de la piel que hay que cuidar porque puede colonizarse por bacterias. Mientras que sigue siendo una zona causante de infecciones severas y mortalidad en el recién nacido en países en vías de desarrollo, lo que se conoce como onfalitis, una correcta higiene suele llevar a buen término la caída del cordón. 

Aunque los pediatras tenemos tendencia a recomendar el uso de soluciones antisépticas para su cura un par de veces al día, clásicamente el alcohol de 70º o la clorhexidina al 4%, lo cierto es que los estudios demuestran que simplemente el adecuado lavado con agua y jabón neutro y un secado posterior correcto, son suficientes en nuestro medio para el cuidado del cordón. 

Así que la consigna principal es mantener la zona del cordón limpia y seca, siendo menos relevante cómo lo limpiemos. 

El cordón suele caerse durante los primeros 15 días de vida. El momento de la caída depende sobre todo de las características individuales -como el grosor o la forma cómo la piel del bebé cicatriza-. Cuando se produce una caída tardía, más allá de las 3 semanas de vida, a veces hay que descartar algún problema asociado. 


La caída tardía asociada a algún problema es rara, pero vemos cierto incremento en esta situación desde que se ha generalizado el uso de "bodies" para el recién nacido. Parece que ya se ha dejado de "llevar" ponerle 2 piezas al recién nacido con las clásicas camisas de batista que antes comprábamos para los recién nacidos, dado que resulta más cómodo y "recogido" ropa interior de una sola pieza. Deciros que el cordón se seca más rápido y mejor si optamos por vestirlos como antaño. Lo digo por si estás preparando la canastilla y la ropa de "primera puesta" ;-)


5 comentarios:

mami esto es chuli chuli dijo...

A mis tres hijos les he cuidado el cordon tal como me decian.Muy seco y limpio y a los tres les ha salido un granumola una vez se les han caido. Su pediatra lo achaca al grosor, son baatante anchos y la verdad es que con un solo toque de nitrato de plata le ha quedado muy bien. Saludos

Alejandra Aventura Embarazo dijo...

En mi zona (Huelva, Andalucía) la recomendación es no hacerle nada, ni siquiera mojarlo, y parece ser que se están cayendo más rápido y hay menos complicaciones. Con el mayor lo curé con alcohol de 70º, con mi mediana con clorhexidina, y tardaron entre 7-10 en que se soltara el cordón. Con el pequeño no hice nada y se le cayó saliendo de la consulta de la matrona tras hacerle la prueba del talón, a los 3 dias. Tan rápido que no me dio tiempo ni a bañarlo ni a que proliferara ninguna bacteria. Se le quedó como un pequeño resto en el ombligo y ahí sí le aplicaba de vez en cuando clorhexidina.

Amalia Arce dijo...

Gracias por vuestras aportaciones!
El granuloma umbilical es un crecimiento anómalo del ombligo que se produce en algunos niños (no sabemos por qué en unos sí y en otros no) y que solemos tratar con nitrato de plata. La mayoría de veces con una o dos aplicaciones es suficiente.
Saludos!

victor canduela dijo...

Muy interesante Amalia. Una opción terapéutica para algunos cordones umbilicales que tienen secreción y antes de administrar antisépticos, es aplicar leche materna sobre ellos. Los resultados son muy buenos.
Un saludo

Irene dijo...

Yo lo limpiaba con agua y jabón. Antes de cambiarles el pañal, dejaba caer un poco de agua con la esponja (sí, yo he sido de esponja y palangana con agua y jabón) y luego secaba. A mi hija tardó en caérsele casi dos semanas y al niño cinco o seis días. Y ahora me río, pero me daba pánico que se cayera cuando yo les estuviera cambiando jajaja