martes, 5 de marzo de 2013

El niño que no come: emociones y márketing




Juzgad por vosotros mismos. Pero que esto salga en la tele, me parece una aberración.
Primero por el componente de chantaje emocional a las madres (porque son las madres principalmente y en segundo término las abuelas las que "sufren" por ello) y segundo por la medicalización de un problema que muchas veces se resuelve por sí mismo aunque causa gran ansiedad en las familias. "El niño que no me come" es un clásico y un gran tema en las consultas pediátricas. Y siempre hay quien tiene una salida comercial.

Los suplementos de este estilo son conocidos por los pediatras porque hay niños que realmente los necesitan. Siempre habían sido preparados de prescripción generalmente hospitalaria a niños con problemas de malnutrición derivados de enfermedades crónicas (síndromes malabsortivos, cardiopatías congénitas, etc). Obviamente anunciándolo en la tele y tocando la fibra emocional de muchas familias con niños "normales", se amplían las indicaciones de su prescripción (de forma libre y sin regulación profesional) y supongo que las ventas se incrementarán considerablemente.

Como curiosidad he entrado en la página (atención a la url que sale en el anuncio "mihijonocome.es") y tampoco he sacado mucho en claro, ni siquiera registrándome en el apartado profesional. Ni composición, ni indicaciones avaladas por la ciencia, ni estudios contrastados en niños sin patologías. Solamente una especie de manual con casos clínicos, en los que la mayoría de niños, tienen alguna enfermedad de base y que en realidad, no son los destinatarios de un anuncio dirigido al público general.

15 comentarios:

ismael peña-lópez dijo...

Atención también que han "creado" y registrado (!!!) la marca "malcomedor".

i.

Isabel María Sánchez García dijo...

Hola Amalia. Te agradezco mucho que hagas esa entrada. La verdad es que en la consulta nos cuesta trabajo lidiar con ese despliegue de marketing basado en los hígados mas que otra cosa. Sin ir más lejos, en mi propia casa, si no fuera porque he impuesto mi criterio profesional, mi hija la pequeña ya estaría tomando algo parecido gracias al momento pánico de mi pariente y adláteres.
La única esperanza que tengo es que el niño que es malcomedor cuando prueba esa guarrería (porque no nos equivoquemos, no es Colacao) manda a la madre a freír espárragos y nos quedamos como estamos: Teniendo que aprender a usar la paciencia y el sentido común.

eledela dijo...

Hola Amalia,
Tengo dos niñas, y con la mayor lo pasé fatal, no comía nada, nada, nada. Fue un auténtico drama...acabábamos las comidas llorando las dos. también me recomendaron productos parecidos, pero a mi no me convencían.
Y sabes quien me ayudó mucho mucho?? Un doctor de tu hospital. No me enseñaba precentiles, la visitaba cada mes, la veía sana y me tranquilizaba a mi. Ella crecía estupendamente, ahora tiene 10 años y está perfecta.

Miri dijo...

Yo no habia caido mucho en la cuenta de este anuncio hasta que un dia mi madre me soltó que por qué no se lo compraba a mi hijo.. vaya, menuda sorpresa.. mi hijo come normal, no es un niño que repita un plato ni se ceba comiendo, pero de ahí a que necesite algo extra que me lo diga la abuela en vez del pediatra.. no lo entiendo.

Sara M. dijo...

Cuánta razón llevas, sobre todo en lo de las abuelas. Cuando una madre por fín se hace cargo de que su hijo no come bien, y dice bueno, ya pasará, llega la madre/suegra de turno sugiriendo el "jarabito", y te vienes otra vez abajo. Sinceramente, si esto lo llego a ver en otra época, a lo mejor hasta caigo, porque me creo que con ese suplemento mis hijos estuvieran "más sanos". Y eso por no hablar de las lecciones de los padres perfectos, que es que les han inculcado los buenos hábitos a sus hijos desde siempre, que es que tú no sabes hacerlo...

capbert dijo...

Bona entrada!
Us deixo un parell de vídeos que també incideixen sobre el mateix tema però en un etapa encara més precoç...

http://youtu.be/1S18GImxTLw

http://youtu.be/vvjy2H4pqGg

...sense comentaris.

Jemina Tesorín Tesorete dijo...

Pues imagina la cara que se me quedó cuando mi hijo salió del cole chin una botellita de cortesía que estos señores regalaron a todos los niños.
Me parecio cuando menos que indignante.

maría dijo...

Yo soy madre de inapetente de verdad, no de jeta. Es deciry transcribo una conversación com mi hija, en el,oftalmólogo , le dice la medico si colabora mucho mejor, yo la digo si haces lo que dice esta señora hacemos lo que quieras, vamos al parque, sacamos la bici, respuesta de mi hija, vale yo colaboro y de premio hoy no me obligas ni a merendar ni a cenar. A partir de esto imaginad mi lucha, nunca come lácteos, nunca almuerza, se la pasan las horas sin comer. Vamos tiene seis años y pesa 15kg justitos. Pero sana como una pera. A la que le va a dar u. Ataque es a mi y a sus abuelas ya les dio hace tiempo .
Un saludo
María

Anónimo dijo...

"Mi niña no me come"... pero de verdad.

Estancada en un percentil 3, la pediatra me aconsejo que sigiera con leche de formula de soja, cuando me la dejaron de recetar a los 5 años, ya que por sus multiples alergias alimentarias, su dieta en muy reducida.
Estube cotilleando en la farmacia este producto... y justito es para "cebar" a los niños, principalmente es de proteina lactea.. por lo que lo descarte directamente por su aplv.

Uma dijo...

ya me habia fijado en ese anuncio, me parecia que se aprovechaban!
y hace unos años habia uno que me traumatizaba a mi...un metodo de esterilizar que era el metodo milton...y que acababa con un lapidario..."arriesgaria la salud de su hijo, protejalo con el metodo milton"
al poco lo cambiaron...
No se si alguien se acordará,
Besos

gemma dijo...

I com sempre, falta legislació davant la
publicitat de segons quins productes.gracies per posar lletra escrita en el q molts professionals trobem horroros

Verónica dijo...

Lo de que aparezca el anuncio en televisión me parece tremendo, pero que encima lo repartan por las guarderías... Creo que eso raya la legalidad.
Mi pediatra lo primero que me dijo es que ningún niño se deja morir de hambre y que mientras estén sanos... Otra cosa es que no quieran fruta y les des galletas. El aprender a comer es un proceso largo que exige mucha paciencia por parte de los padres. Pero con constancia se conseguirán los resultados.

Laura Gil Quitián dijo...

Hola Amalia, justo es el anuncio al que me refería en el comentario que hice en tu post "Percentiles y Percentilitis".
Me parece estupendo que lo denuncies.

Un abrazo.
Laura.

María dijo...

Más duro es que en la farmacia te diga tu hija "Mamá, como mal porque no me compras esto" y te señale el producto de marras.
Y le digas que eso es alimento para niños enfermos y que no pueden comer por sí solos y te conteste: "Pues el del anuncio crece super rápido y yo me voy a quedar canija".
Entonces le dije: calla y cómete el plátano.

Rocío Pérez dijo...

Hola Amalia. Primero, déjame felicitarte por tu blog. Es un punto de vista muy interesante el de una pediatra que también es madre, da una visión muy completa de la salud infantil, y seguro que a muchas otras madres les sirve de referencia.
Yo soy periodista de salud, lo cual es un punto de vista diferente. Y sobre este tema que comentas, los suplementos alimenticios para niños, he de decir que me produce inquietud. Yo doy información, no soy publicista, he de puntualizar, y en tomas como este hay que navegar entre corrientes interesadas para dar la información más rigurosa, fiable y útil, sobre todo pensando en orientar a las familias que puedan tener un caso de este tipo, pero sin caer en el alarmismo innecesario y sin sustituir en ningún caso el consejo de un profesional. Además, hay que evitar hacerle publicidad a la empresa de turno, pero sin menospreciar algo que puede llegar a ser un problema. Es una cuestión delicada.
Nada más, ¡enhorabuena de nuevo por el blog!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails