lunes, 24 de diciembre de 2012

Las Navidades de los separados

Hace poco más de un año leí esta entrada de Belén, Mamá sin Complejos, sin poder evitar llorar a moco tendido. Estaba a punto de enfrentarme a las primeras Navidades en las que como ocurre en todas las parejas con hijos que se separan, las celebraciones familiares cambian para siempre. Por un lado estás en familia y dejas de ir con la que era tu pareja y otros días, dejas de ir con tu ex-pareja, pero también dejas de ir con tus hijos. Ambas situaciones son muy dolorosas, especialmente la primera vez que te encuentras en dichas circunstancias.

Este año de nuevo, durante estos días previos a las fiestas, he tenido el ánimo tristón y el llanto fácil. Sé que me toca de nuevo pasar por ese trance, que seguro que duele aunque sea un poquito menos, pero que duele. Y ciertamente las Navidades no son en este momento lo que eran antes.

Más que nunca tienes la sensación de que tus hijos son como las pelotas de ping-pong y que van de una mesa a otra, ciertamente te repele cada vez más el espíritu consumista de estos días, porque sabes definitivamente que lo importante no se compra con dinero. 

A muchos adultos no les gusta la Navidad. Independientemente de que no les guste que se haya perdido en cierta manera la esencia de los días, seguramente también no les gusta porque en Navidad las pérdidas, las ausencias, los duelos y las soledades están mucho más presentes.

Yo siento mucho más la ausencia de mis hijas que otros días no señalados y no me apetece tanto la apretada agenda familiar. Si no están ellas me olvido de encender las luces del árbol que entre las tres hemos decorado.  

Quiero ser optimista y pensar que la Navidad en realidad me sigue gustando como antes. En unos pocos años será seguro de nuevo maravillosa. Quiero pensar que no estoy sola y que muchas personas anónimas que me leéis también tenéis vuestros problemas y vuestras luchas cotidianas y miráis al futuro con ilusión. Quiero pensar, como me recordaron hace poco con mucha razón, que efectivamente cada día sale el sol.




16 comentarios:

Anniehall dijo...

Un beso.

Anónimo dijo...

Gracias por esta entrada. Quiero decirte que me encanta cómo te expresas, cómo condensas en poco espacio todas las ideas y emociones que tan inteligentemente manejas.
Tienes razón, con los años y las circunstancias las fechas "especiales" como pueden ser las Navidades, cambian. Efectivamente, por muchos motivos, cada uno tiene el suyo. Y qué decir tiene que si me ha llegado tanto tu entrada es porque efectivamente, yo tengo el mío.
Sin embargo, quiero decirte, que me quedo con que para mi, cada día es especial, cada día y sin necesidad de consumir ni de ser hipócritas :) Tus peques estarán bien, seguro, disfrutarán de los dos ambientes y eso es lo que les quedará en su trayectoria vital: que fueron felices con unos y con otros... y tú disfrutarás de ellas cuando lo tengas que hacer. Muchas veces no sirve de mucho analizarlo todo. Sigue viviendo, sigue la rueda, que todo llega y todo pasa y mientras tanto, hemos de buscar momentos de felicidad.
Gracias por contribuir tú con la tuya. Ciudada C

unaterapeutatemprana dijo...

No te sientas sola, preciosa, que aquí estamos todos acompañándote. Un abrazo muy grande y lleno de mucho cariño para que traspase la pantalla.

Noelia Terciado dijo...

Amalia, disfruta de la noche con la familia, las nenas van a estar bien, dentro de unos años querran irse de viaje en estas fechas querran salir con amigos y saltarse alguna noche vieja y como lo eligiran ellas no sufriras su ausencia igual, aqui esta el ingrediente natural, podia haberlo hecho yo mejor???? Pues no, esto es la vida y a veces las relaciones de pareja no son para toda la vida, pero mientras disfruto de salud dio dos frutos maravillosos que son tus hijas y eso ya no te lo quita nadie y al final una noche es una noche....Animo!!! Un beso enorme!!!

Juan F. Jimenez dijo...

Estimada compañera, es entendible lo que expresas ya que en estas fechas hay una explosión de sentimientos, y no es facil dominaar el mundo de las emociones aunque si tal vez se pueden encauzar, de alguna manera, en positivo.

Opiniones incorrectas dijo...

Mi sobrino puede hacer lo que quiera, cada noche puede cenar dónde él desee, nunca se le ha presionado ni se ha decidido por él.
Espero que la noche que no te toquen tus nenas la pases lo mejor posible.
Un beso ;9

Tita dijo...

Querida Amalia, lo siento y te mando un abrazo muy apretao...pronto celebraréis el día siguiente a las fiestas, la rutina de cada día, y que en el fondo, nos hace tan afortunados, por frecuente.

Un beso

drajomeini dijo...

Un beso muy fuerte, Amalia. Poco a poco. Mira sólo el siguiente paso. Y que los días que tus soles estén contigo los disfrutes doblemente.

Silvia dijo...

Qué difícil debe ser, yo a veces me imagino cómo sería, el tener que separarme de mi hija, dormir sin ella algunos días, dividirnosla en estas fiestas, vacaciones y no puedo, siento casi físicamente el dolor. Mucho ánimo preciosa, además de curarte tienes una ardua tarea por delante: que ese dolor ellas no lo sientan, que sigan disfrutando las navidades. Un abrazo muy gordo

deazulaverde dijo...

Hola Amalia, no suelo estar por aquí, pero hoy he pasado. Se como te sientes porque yo también pasé por ello hace años. Los primeros años son horribles y cuesta muchísimo, no lo voy a negar ni mucho menos. Pero el tiempo puede hacer que las cosas se vayan arreglando. Precisamente tengo una entrada preparada sobre los niños de padres separados para cuando hayan pasado unos dias. No se si te he podido ayudar en algo, el duelo tienes que pasarlo y cuesta, pero espero que pronto te encuentres mejor. Feliz Año Nuevo con tus nenas.

Toni Iruela dijo...

Amalia, ya todos duermen en casa de mis padres, el ritual de un ańo aquí y el otro allá, me voy a descansar y mańana más...., sólo enviarte un fuerte beso y agradecerte que compartas lo que compartes, y que siempre sale el sol al día siguiente Guti dixit, pero no siempre tenemos gafas de sol, cuenta con las mías si alguna vez las necesitas!

mireia dijo...

Ánimos! Un fuerte abrazo y feliz Navidad!

Martamarr Mar dijo...

Sí que todas las pérdidas se notan más. Un beso fuerte!

Amalia Arce dijo...

Gracias Marta, Mireia, Ana, Toni, Tita, Silvia, Juan, Noelia y demás amigos anónimos o no, que habéis dejado vuestros comentarios o vuestros e-mails o que os habéis acercado un ratito a mí con vuestros pensamientos. Me hacéis sentir muy acompañada, con un afecto que efectivamente atraviesa las pantallas.
Un fuerte abrazo

SilviaJ dijo...

Bones Festes Amalia!

Anónimo dijo...

Amalia, siempre te leo y espero que mi opinión sirva de algo.. cuando era chica mis padres vivian peleandose y vi pasar muchas navidades horribles porque ellos estaban juntos "solo por el bien de los hijos". Hoy que soy madre, quizás pienso que lo mejor haya sido que se separaran así se ve el final a una historia que no debería haber continuado, ya tengo 30 y largos aaños y todavia me acuerdo de esas épocas.
Así que te digo a vos y a todas las mamás separadas que no se echen tantas culpas ni se sientan mal porque a veces el camino que tomaron es para bien.
Besos enormes desde argentina

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails