lunes, 23 de abril de 2012

Trabajo, desconexión y desvirtualización

Como os adelantaba el viernes, estos últimos días, he estado en Madrid. La excusa era la reunión anual de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría, a la que pertenezco. El congreso ha tenido algunos aspectos interesantes como la mesa que se dedicó a las familias, y ciertamente tiene muchos otros aspectos revisables y mejorables. Sin embargo, la ocasión es ideal para reencontrarse con otros profesionales, intentar iniciar proyectos en común y poder comparar el trabajo que uno hace con los de otros y ver cómo estamos situados.

En otro orden de cosas las largas jornadas en el palacio de congresos, han estado acompañadas de sendas noches con carácter más puramente social, y ciertamente en consonancia con mi actividad en redes sociales.



De estas noches, quería remarcar la noche del viernes (de la del jueves ya hablaré en futuras ocasiones pues se está gestando algo intenso....) El viernes fui a cenar con dos mamás blogueras: Catalina de Mamá también sabe y que está implicada hasta la médula en el proyecto de Conciliación Real Ya, y Belén, nuestra Mamá sin complejos (que por cierto tiene nuevo look bloguero). A Cata la había conocido brevemente hace un mes en la reunión de Crianza en Red en Barcelona. A Belén tenía una curiosidad tremenda por ponerle cara y voz y poder abrazarla más allá de lo que nos permite twitter.... Sencillamente fue un encuentro excepcional donde hablamos de todo sin parar, abrimos el restaurante y lo cerramos, y nos quedamos con ganas de mucho más. Tal como les comentaba a ellas, me estoy llevando sorpresas estupendas cuando conozco a las personas que hay detrás de algunas identidades digitales pues generalmente siempre son mejores de lo que una imagina!

De vuelta ayer de nuevo a casa, me doy cuenta de lo que necesitaba estos días de desconexión a unos cuantos kilómetros de distancia. Ahora de nuevo con las pilas cargadas a afrontar el final de curso.

4 comentarios:

Belén dijo...

Yo también tenía ganas de ponerte cara y voz, desde que aterricé por tierras blogofféricas te sigo. Poder compartir mesa, mantel y charla ilimitada contigo fue un verdadero placer. Compartir risas, historias y sentirte tan agusto como para hablar como lo hicimos es un placer que no siempre se encuentra. Y de Catalina que puedo decir, la dulzura personificada. Todavía sonrío cuando pienso en vosotras. Un beso grande

Catalina de mamatambiensabe dijo...

Amelia, en verdad me ha encantado.. lo he disfrutado, porque en medio de nuestra seriedad, nos hemos dando una buena dosis de terapia de risas... fue bastante "terapéutico" y revitalizador. Cierto es que el encuentro en BCN fue bastante corto y esta cena nos permitió completar lo que quedó iniciado... De Belén, bueno, pues tenía unas ganas inmensas de conocerla físicamente porque por su blog, sentía que ya la conocía... Pero lo que he dicho, la piel es importante, y ese contacto con las dos ha sido muy enriquecedor. A la próxima!!!

Mo dijo...

Enhorabuena por esa quedada! Poner cara a las blogueras es genial...Besos!

Marina dijo...

Por mi trabajo, también tengo que acudir a congresos y viajar. Aunque me acuerdo muchísimo de mis hijos, estoy tranquila porque se quedan en buenas manos. Y en esos momentos me centro en mí misma y en mi profesión. Es una manera de desconectar del frenético día a día de la supuesta conciliación. También vuelvo con las pilas cargadas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails