viernes, 27 de enero de 2012

¿Quién tiene que gestionar el sistema sanitario?



Esta semana, he empezado una formación de postgrado que me va a "recortar" un poco más los días durante algunas semanas, de forma que todavía va a ser más difícil estirar las 24 horas que tienen las jornadas. La formación está relacionada con la gestión hospitalaria.

Llegué a la Coordinación de Urgencias de mi hospital de forma más bien casual, y para qué engañarnos, con pocos conocimientos de gestión más allá de lo que uno estudia en la carrera, de lo que se filtra desde las "esferas" mientras eres médico "raso" y de lo que el sentido común te dice y que aplicas en el "gobierno" de tu propia casa. Con el paso del tiempo y el incremento de las responsabilidades, llega un momento en el que he necesitado rellenar algunas lagunas y adquirir conocimiento. Y en eso estamos. De forma, que vuelvo a ser alumna universitaria como el que no quiere la cosa, tomando apuntes, escuchando atentamente lo que gente que sabe mucho explica e intentando digerir toda la información a la velocidad de la luz.

En estos primeros días, hemos tenido las primeras sesiones con una introducción al modelo sanitario, a los sistemas sanitarios y a los diferentes actores de la película. Todo ello analizado tanto históricamente, para entender dónde estamos y cómo hemos llegado hasta aquí y también dando un peso específico a la situación actual de crisis económica y su repercusión visible en la sanidad.

Después de haber escuchado a diversas personas expertas en la materia y de haber leído diferente documentación, se llega a la conclusión de que ciertamente los recursos disponibles están limitados y que hay que aprender nuevas maneras de gestionar y de hacer las cosas, de alguna manera consiguiendo hacer más con menos.

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención es que a pesar de que tengamos la sensación de que en gran medida dependemos de decisiones políticas, y de decisiones de los "que más mandan" en los hospitales, en realidad la llave de la sostenibilidad y de la capacidad de hacer más con menos la tenemos los profesionales. Trabajando utilizando protocolos y la medicina basada en la evidencia, dejando de hacer cosas que no han demostrado su utilidad (o que incluso pueden resultar perjudiciales) y haciendo una medicina mucho más transversal y multidisciplinaria. Sin duda, retos importantes en los que hay que empezar a remangarse independientemente del político de turno o del pesimismo generalizado.

Buen fin de semana!

5 comentarios:

NinaNutz dijo...

Bueno, sólo decir que me alegra enormemente este comentario. Lo de hacer más con menos y el hecho de que seais capaces de hacerlo.
Un saludo y enhorabuena por tu nuevo proyecto (lo de estudiar... claro).
Posiblemente sea aplicable a todos los ámbitos y debería de extenderse. Así que supongo que ahora estaremos buscando todos la manera de hacerlo. El más con menos :)

Débora #ALATIDOS# dijo...

Resulta grato saber la visión que tienes como profesional y persona, creo que hoy viernes, miro el día con más confianza tras haberte leído. Siempre doy por supuesto que tras un profesional hay una bella persona, pero en ocasiones, y últimamente la vida va más "loka" todavía, llego a la conclusión que a veces no se deja ver ni el profesional ni la persona.
Hoy empiezo el día sabiendo que mi visión confiada no es errónea, y los sistemas fallan cuando fallan las personas...
¡Feliz fin de semana!

José Vicente Baeza González dijo...

Hola!
Tengo familia que gestiona recursos en el Sistema Público de Salud (croncretamente un Jefe de Servicio), y estoy 100% de acuerdo.
Si es sumamente importante el nivel de profesionalidad de los agentes de salud, no es menos importante el gestor de recursos, porque podemos tener muchos y muy buenos músicos, pero sin un director de orquesta, tocan desacompasados y la banda sencillamente no suena.

Un saludo y feliz finde!!


Para saber cómo nos van las cosas en nuestro embarazo y otras reflexiones sobre crianza
Diario de un cacahuete

Rafael Bustamante Toledo dijo...

Interesante entrada, que sirve para insistir en lo que no siempre queremos escuchar. Que al margen de los gestores, que son gentes de carne y hueso, todos podemos arrimar un poquito el hombro.
Pero permíteme un comentario como internauta. La letra roja clara sobre blanco es incómoda de leer. El diseño de tu otro blog es mucho más confortable.
Saludos :-)

Isabel dijo...

Hola Amalia. Decirte que si bien es cierto absoñutamente todo lo que dices y que nosotros somos, como si dijeramos, el reactivo limitante en esta reaccion, no es menos cierto que en Andalucia hace 10 años que se dan 6 cursos durante la residencia de gestion y utilizacion racional de recursos,en la que nos cuentan esta historia de los recursos limitados, MBE, protocolos, etc. Ahora viene el mundo real. la Junta de Andalucía tiene muy bien enseñado al usuario que es el dueño del sistema. Resultado: el usuario acude exigiendo farmacos y pruebas complementarias que ha escuchado en la tele, que le ha dicho su vecina que le han hecho y acude jaleado por la administración, " porque yo pago". Cuando la misma administración te dice a ti que recortes en gastos superfluos te encuentras con un paciente agresivo que en el mejor de los casos se va a gestoría del usuario, donde un administrativo, por razones políticas le prescribe la Rx que tu no consideras indicada. En el peor de los casos puedes verte en una caja de pino. Y en medio hay un amplio abanico de amenazas, insultos y agresiones.
Conclusión: En mi comunidad los médicos menores de 36 años tenemos muy clara la aplicación racional de los recursos y sabemos como hacerlo, pero si no se gestiona la demanda a la vez que la oferta el reactivo limitante en esta ecuacion estará permanentemente saturado, con lo que ello conlleva de falta de maniobrabilidad en casos reales de incremento de la patología ( llamese epidemias vgr). Un saludos. Sabes que adoro tu blog

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails