miércoles, 29 de diciembre de 2010

Momento epidémico: gripe


Ayer pude leer digitalmente en algunos periódicos como se ha dado el pistoletazo de salida a la gripe de este año, que acude puntualmente a su cita en los meses fríos. Justamente la noticia coincide en titulares con la publicación abierta (hasta ahora parecía que no se le quería dar demasiado bombo) del pequeño brote de sarampión que existe en mi ciudad.

La verdad es que no me ha hecho falta leerlo en los periódicos después de estos días intensos de trabajo hospitalario. La gripe siempre empieza por la población infantil, de forma que muchas veces cuando oficialmente se supera el nivel para decir que estamos en epidemia (100 casos por 100.000 habitantes), nosotros los pediatras ya llevamos unos cuantos días visitando un volumen importante de niños afectos de gripe.

Este año no está siendo de momento una noticia de interés, a nadie se le escapa cómo fueron de diferentes las cosas el año pasado. Y sin embargo el virus circulante es en gran medida el mismo del año pasado, virus influenza A H1N1. Y de hecho las partidas vacunales de este año incluían una fracción del mismo, con toda la polémica que hubo entorno a la vacunación el año pasado. Y otra curiosidad al respecto: este año cuando les dices a los padres que el niño parece que tiene una gripe, ni se asustan ni te hacen la pregunta del millón del año pasado: ¿no será gripe A? (este año ya no importa). Creo que el desengaño colectivo con el tratamiento informativo-mediático del año pasado es evidente.

Como os decía las guardias están siendo muy duras. La mayoría de los niños vienen por lo mismo: fiebre elevada (que supera en muchos casos los 39 ó 40ºC), síntomas catarrales y tos, y en algunos casos alguna sintomatología digestiva como dolor abdominal o algún vómito. Y todo esto durante 4-5 días tranquilamente. Como sea que la fiebre, sobretodo si es alta, alarma mucho a los padres, no fueron pocos pacientes a los que visité el sábado, día de Navidad, y volví a ver el lunes (anteayer) por persistencia de la sintomatología. Por suerte el VRS parece no estar apretando fuerte, aunque persiste y todavía origina ingresos y traslados a Cuidados Intensivos. Yo llevo 2 traslados en una semana, además con muchas dificultades porque las camas de Intensivos Pediátricos de Barcelona están hasta los topes. Síntoma inequívoco de que estamos en nuestro momento más epidémico del año con los pacientes respiratorios por todos lados: consultas de los pediatras, Servicios de Urgencias, Hospitalización convencional y Cuidados Intensivos.


Como bien dice el artículo que os he mostrado al inicio, la curva epidémica se parece a la del invierno 2008-2009. Así hemos tenido unos meses de octubre y noviembre con trabajo llevadero y en cambio un mes de diciembre de infarto, que se repetirá el mes de enero. El año pasado fueron horrorosos los meses de octubre y noviembre donde tuvo lugar el pico de incidencia por el nuevo virus gripal, y en cambio el trabajo decreció en diciembre y enero.


Estos días de trabajo son agotadores y ciertamente una se plantea muchas cosas. Ahora bien, ha resultado el mejor recurso para no engordar ni un gramo en Navidad: Comilona Nochebuena - Guardia Navidad - Comilona San Esteban - Guardia día 27. Y así he consumido gota a gota el colesterol redundante de los polvorones navideños. Si es que no hay mal que por bien no venga.....En cualquier caso, ¡deseadme suerte!

5 comentarios:

Javier dijo...

Pues eso mucha suerte, que nos hace falta en estas fechas. Además creo que este año puede ser peor que el pasado; como bien dices este año a nadie le importa la gripe y hemos pasado de la histeria colectiva con mascarillas, soluciones hidroalcoholicas en los colegios, etc, al otro extremo, sin ninguna medida de higiene y protección. En el colegio de mi hija hemos pasado de un vaso desechable para cada niño a que obligatoriamente todos tienen que beber de la fuente pública que hay en el patio, chupando todos del mismo caño. Esto probablemente haga que tengamos más casos tanto de gripe como de otras infecciones y es que como dicenlos sabios "Ni tanto ni tan calvo".

Marina dijo...

El año pasado se creó un estado de excesiva alarma. Cuando pasó la temporada de gripe y se vio que no era tan terrible como nos habían dicho, todo el mundo se relajó y es lo que ha pasado este año. Igual que ya ha comentado Javier, el año pasado en el colegio de mi hija todo era desechable. Este año han relajado un poco las medidas, aunque siguen con algunas como que cada niño tenga su botellita de agua. Creo que hay que tener unas medidas higiénicas mínimas para evitar mayores contagios.

Mainada dijo...

¡Muchas gracias por la información!
Qué lata de gripe, todos los años igual.
Un saludo,
Mainada.
http://www.mainada.es

VBV dijo...

¿No estaría bien plantearse la vacunación masiva a partir de los 6 meses como han hecho los estadounidenses? ¿Cuánto sufrimiento y dinero evitaríamos en niños y adultos?

Mª Angeles Villares dijo...

Pues aquí en Málaga estamos saturados de bronquiolitis, sobre todo los lactantes que no levantan cabeza.
http://www.diariosur.es/v/20101229/malaga/brote-agresivo-bronquiolitis-satura-20101229.html

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails