sábado, 25 de julio de 2009

Hoy es mi cumpleaños

Pues sí, hoy cumplo 35 años.

En los 5 años frenéticos que transcurrieron entre mis 29 y mis 34 años me casé, nacieron mis dos hijas, me cambié 2 veces de piso, trabajé en 6 lugares distintos. En fin, muchos cambios que me mantuvieron mucho tiempo ocupada. Sin embargo en este último año, desde que cumplí los 34 hasta hoy ha habido más "estabilidad": tengo una familia con el mismo número de miembros (de momento no quiero más, ¡pero mucho menos quiero menos!), tengo el mismo trabajo y seguimos llegando igualmente en números rojos a final de mes.


No obstante, no me puedo quejar de cómo me ha tratado la vida. Tengo un marido que me quiere y al que quiero, dos niñas preciosas y sanas, una familia (padres, hermana) que me arropa, un trabajo estable y con perspectivas de futuro. Hace unos días hablaba con mi amiga Fede del cansancio físico, y de cómo se nota el paso de los años (ya se sabe aquello de que "a partir de los 40 si te despiertas y no te duele nada, lo más probable es que estés muerto"). Sin embargo a pesar de que el cuerpo no es lo que era y de que la capacidad intelectual ya no es tan ágil (el otro día me bloqueé para hacer un barquito de papel!), me siento plena y feliz.



Plena y feliz porque....



.....he aprendido a aceptar que no todo puede ser perfecto



.....he aprendido a valorar las cosas pequeñas y cotidianas



.....he aprendido que cuando en casa las cosas están bien, todas las dificultades son superables



.....he aprendido que la vida empieza a pasar rápido y hay que disfrutarla diariamente



En mis 35 años espero...




.....leer con éxito mi tesis doctoral


.....conseguir de verdad hacer un poco de ejercicio físico (y no pagar las cuotas del gimnasio a lo tonto)


.....quitarme algún préstamo de encima


.....poder seguir actualizando con frecuencia este blog en el que tanta ilusión he puesto


.....hacer algún viajecito romántico (Florencia?)


.....y sobre todo, seguir teniendo una familia maravillosa




jueves, 23 de julio de 2009

¿Y tú de quién eres?

Hace unos días íbamos los 4 en el coche. Al parar en un semáforo, mi marido se me acercó me dió un beso y me hizo una carantoña. Desde atrás a grito pelado, Irene con su lengua de trapo:

- Papá, ¡deja a la mami! La mama es mía....

Acto seguido Laia que también tiene arraigado el sentido de la posesión, saltó para decir:

- No, la mama es mía, yo nací primero

Con lo cual al cabeza de familia no le quedó más remedio que defender su contrato matrimonial:

- No, la mama no es de ninguna de las nenas, que yo me casé con ella y firmé un "contrato"

A continuación se suceden gritos en el que cada cuál defiende su postura, mientras yo seguía a solas con mis pensamientos....

A Laia finalmente se le ocurre para poner paz:

- No, la mama no es nuestra, es de la abuela y del avi Paco

En fin, que se me rifaron entre todos.... ¿Y para mí misma no queda nada? Le sigo dando vueltas a esta cuestión, pues el tema tiene tela....

Y tú, ¿de quién eres?


Todo este asunto me hace pensar en la identidad de las personas, y en lo que somos en relación con los demás: hijos de...., padres de...., hermano/-a de...., novio o marido de.... En el caso de los padres, cuando empiezas a relacionarte con los padres de compañeros de tus hijos en el colegio o en la guardería, inicialmente los conoces como "la madre de" o "el padre de" y generalmente hasta al cabo de un tiempo no te atreves a decir "por cierto, yo me llamo Amalia ¿y tú cómo te llamas?". Cuando tenía consulta de primaria, acostumbraba con la primera visita del niño a preguntar el nombre de los padres para poder dirigirme a ellos con su nombre de pila y no dirigirme o pensar en ellos como "el padre o la madre de" (por muy orgulloso que uno esté del "título").

martes, 21 de julio de 2009

Pirámide de los alimentos


Una imagen vale más que mil palabras. Después de la polémica con el tema de la leche.....pues la representación gráfica de lo que hoy por hoy recomienda la comunidad científica






sábado, 18 de julio de 2009

Cerrado por vacaciones

Pues sí....cuando este post salga a la luz yo ya estaré de camino al sur de Francia a disfrutar de nuestras anheladas vacaciones.

Deciros que:
  • Os echaré mucho de menos

  • Esto una prueba de fuego, ¿podré vivir sin mi ordenador ahora que estoy tan implicada en estas páginas? jeje

  • El blog se actualizará algún día "sorpresa" con alguna cosilla que dejo preparada, pero no será diario.....oooooohhhh!

  • Me encantaría encontraros de nuevo a la vuelta, prometo cargar pilas y seguir con la tinta que todavía me queda. También me gustaría que siguiérais dejando vuestros comentarios a pesar de que no se vean publicados hasta dentro de unos días.

Un abrazo enorme y AU REVOIR!




viernes, 17 de julio de 2009

Diario de una mini-adolescente




Bueno, bueno. La pequeña Irene lleva 2 ó 3 días en plan mini-adolescente. Supongo que influye que está descubriendo que no es un apéndice mío sinó una personita independiente. Y está reafirmando su identidad. Esta reafirmación se traduce en:
  • Quiero hacer yo las cosas ("ahora yo") y además yo la primera ("primero yo")

  • Si tú eliges unos zapatos yo quiero otros (extensible a braguitas, vestido, etc)

  • Si veo el segundo plato, no me como el primero

  • No quiero dormir la siesta (y menos desde que mi hermana anda por casa)

  • Si no me gusta lo que me dices, te pego (y ya te puedes enfadar o poner triste que me da igual)

  • Yo decido si el pipí lo quiero hacer en el orinal o en el water (generalmente elegiré lo contrario de lo que me digas tú)

  • Me enfado cuando mi madre me llama "mini-adolescente".¡¡¡ No soy "mini", soy "Inene"!!!

  • Hago todo lo que hace mi hermana mayor, así me parezco más a ella.

  • Mi palabra preferida es: NO

  • Y si me contradices demasiado, cuidado que te haré una súper rabieta

No me extraña que esta edad sea conocida como "los terribles dos" (terrible two para los anglosajones). Una etapa negativista, oposicionista y desafiante, donde pueden hacer un monólogo en base a una sola palabra: NO. Lo bueno es que como en la adolescencia de verdad, el tiempo lo cura todo. Y además, los niños con dos años son "terribles", pero a la vez son encantadores, no me lo podéis negar.

La peor combinación posible: mini-adolescente en pleno apogeo con mamá cansada y con la paciencia por los suelos (o sea saliente de guardia....). Suerte que luego se nos pasa y nos buscamos para darnos mimos mutuamente.

jueves, 16 de julio de 2009

Seguimos con el "coaching"

Los dos últimos martes he asistido a las sesiones del curso sobre Comunicación que comenté hace unos días. No han sido tan impactantes como el primer día porque algunos de los conceptos se repasaban y de alguna manera ya estábamos preparados para algunas sorpresas.

Las personas al comunicarnos podemos ser:

- Visuales: Se da importancia a las imágenes que nos representamos mentalmente para expresarnos. Por ejemplo para comunicarse con los visuales va muy bien utilizar las comparaciones.

- Auditivas: Se da mucha importancia a las palabras y son personas que necesitan habitualmente más explicaciones de las cosas

- Cinestésicas: Son personas que gesticulan bastante y que necesitan la interacción constante, por ejemplo que en una explicación se vayan alternando preguntas.


Además con el lenguaje no verbal, concretamos todas estas acciones. Por ejemplo con la mirada: si miramos hacia arriba estamos buscando imágenes, si miramos hacia los lados estamos buscando mentalmente las palabras y si miramos hacia abajo estamos evocando los sentimientos.

En la última sesión tratamos sobre los valores y las creencias, sobre cómo éstos influyen en nuestra forma de expresarnos y en el objetivo de nuestra comunicación. Los valores los dividíamos en 3 grandes bloques: la identidad (que incluye por ejemplo el respeto, el éxito), la relación (amistad, pedagogía, etc) y el poder (astucia, elección, etc). Según los valores de nuestro interlocutor, tendríamos que utilizar un discurso u otro. Algo que realmente no es fácil porque también nosotros tenemos nuestros propios valores. Como en el ámbito sanitario hay muchos conflictos en las relaciones (y más en nuestro caso en el que no interaccionamos directamente con el paciente sinó que lo tenemos que hacer a través de los padres), utilizamos muchos ejemplos de nuestro quehacer cotidiano, y fue muy instructivo para poder resolver situaciones difíciles.

Me perderé la última sesión del curso porque ya estaré de vacaciones, y es una pena porque está francamente bien. Antes de despedirme, nuestra "coach" me dijo que en mi caso mi arma es mi voz, y que la utilizara a mi conveniencia....

miércoles, 15 de julio de 2009

¿Qué se puede esperar durante el primer mes de tu hijo?



Dos de mis amigas son madres recientes y tienen en casa recién nacidos desde hace pocos días. Aunque para ambas es su segundo hijo y la experiencia anterior cuenta y mucho, a veces uno puede tener la sensación de que todo vuelve a ser nuevo. De hecho una de las manías que uno tiene es comparar con lo vivido la vez anterior. Generalmente el segundo parto y la segunda crianza suelen ser más fáciles, pero no siempre es así. Hace poco visité a unos papás de un segundo bebé, que tenía un mes y medio, desquiciados. Era un bebé de alta demanda y lo comparaban con su experiencia anterior con un bebé tranquilísimo (de esos que no abundan, por otro lado) y todo les parecía "anormal" ( todo ello aderezado -eso que no falte- por los comentarios de amigos y familiares).


Me he decidido a hacer una mini-lista de lo que uno puede esperar el primer mes, para sobrevivir en el intento


La mamá
  • La mamá, que era la princesa del cuento, pasa rápidamente a un segundo plano. Hay partos estupendos, pero otros que dejan el cuerpo en general y los "bajos" en concreto fuera de combate durante bastante tiempo. No es extraño sentirse como si a una le hubiera pasado un camión por encima. Una cesárea es una operación. Cuando a uno le operan, generalmente le dan mimos y cuidados durante los días posteriores. En este caso, la que persona que tendría que ser cuidada, pasa a ser la cuidadora principal de una personita que necesita mucha atención (24 horas al día, 7 días a la semana)

  • Los sentimientos negativos son frecuentes. Siempre se ha argumentado el tema hormonal, y seguro que tiene un peso específico importante. Sin embargo bajo mi punto de vista la falta de sueño y el cansancio acumulado acaban haciendo mella a cualquiera, aumentando la irritabilidad, la falta de paciencia y directamente las ganas de llorar. Creo que ya he comentado en alguna ocasión que tras una guardia horrorosa de mucho trabajo, uno acaba teniendo sensaciones similares a la tristeza postparto (con la diferencia de que más o menos se puede recuperar el sueño, y con un recién nacido estás de guardia contínua)

  • El pecho está altamente sensible y es normal que duela. Las grietas no son normales, suelen indicar una mala postura al pecho. Sin embargo el dolor y la irritación del pezón entran dentro de lo esperable: salvo algún top-less ocasional (quién lo haga), el pecho es una zona del cuerpo extremadamente protegida y resguardada, que de repente estará expuesto, húmedo y manipulado. Hasta que la piel del pezón no se "endurece" un poco es normal la sensibilidad. La mejoría llega al cabo de las 4-5 semanas generalmente


El bebé

  • El recién nacido es un "tubito digestivo con ojos". Todos los problemas que tiene acaban siendo relacionados con el aparato digestivo: tengo hambre, tengo caca, no puedo hacer caca, no me sale el eructo, tengo cólicos, vuelvo a tener hambre, etc. Asumirlo facilita las cosas, aunque no hay trucos mágicos para sobrellevar estos problemillas iniciales, habrá que actuar de forma muy individual, y nadie mejor que la madre para identificar lo que pasa en cada momento

  • El llanto del bebé pequeño es muy estresante. Y puede llorar varias horas al día.....También el sueño puede seguir un patrón muy diferente al que marcan los libros. Cada bebé es un mundo aunque por lo general las primeras semanas tendrás que dedicarte de forma exclusiva, y es fácil que pasen los días con la sensación de que lo único que has hecho es cambiar pañales y estar con la teta fuera todo el tiempo.

Me atrevo a dar 5 consejos:

  • Racionaliza las visitas. Cuando nace un niño hay mucha bulla por conocerle....y ¡hay tiempo se sobra! Con Laia pasaron más de 200 personas por mi habitación y desde entonces en escasas ocasiones voy a la clínica a ver a los recién nacidos de mis amigos. Con Irene "restringimos" un poco las visitas y todo fue más fácil los primeros días

  • Llena el congelador de comida preparada para ir tirando de ella los primeros días

  • Olvídate de planchar las sábanas y de tener la casa ordenada y limpia (o si nó intenta que alguien lo haga por ti)

  • Descansa cuando lo hace el bebé. Al principio muchas veces hacen una toma más larga a primera hora de la mañana. Aunque uno no tenga costumbre de levantarse a las 11 de la mañana, ¡puede ser la única ocasión del día para dormir 3 ó 4 horas seguidas!

  • Y antes del parto......DESCANSA, DESCANSA Y DESCANSA. Y aprovecha como nunca para hacer vida de pareja

PD: Esther, dedicado ;)

martes, 14 de julio de 2009

Niños y otros "animales" domésticos

En mi última guardia, a eso de la una de la madrugada llegó un niño de 4 años con una herida incisa en la barbilla (en catalán lo llamamos "trau"). No era demasiado profunda y tenía aproximadamente 7 u 8 milímetros y decidí darle un punto de sutura para favorecer la cicatrización. De madrugada no suele ser muy habitual tener que coser heridas, alguna vez alguno que se cae de la cama y se abre la cabeza. Sin embargo este niño se había caído del columpio. Primera pregunta de la noche: ¿Qué hace un niño de 4 años a la una de la mañana en los columpios?.

Las enfermeras lo situaron en el box donde se curan las heridas y se realizan las suturas y el niño empezó a bramar como un loco sólo colocarle en la camilla y mientras las enfermeras le limpiaban la herida y le ponían la anestesia tópica.


Fue una sutura complicada. Las dos enfermeras y las dos auxiliares "reduciendo" literalmente al niño como si fueran policías antidisturbios, para que yo pudiera suturarle. Él seguía moviéndose y gritando con todas sus fuerzas. Estoy segura de que no le dolió en absoluto, pero no hubo forma de tranquilizarlo.

Cuando ya estaba casi acabando, el angelito me dió un mordisco en la mano. Me arrancó un trozo de guante, y eso que entre mi mano y el niño había una talla estéril. ¡Imaginaos lo que hubiera sido de mi mano sin la mediación del guante y de la talla! Segunda pregunta de la noche: ¿Tendría que plantearme vacunarme contra la rabia? (jeje)

Apenas una hora más tarde tuve otra visita muy peculiar de un niño con una dermatitis del pañal. Entraron 3 personas en el box. La madre del niño iba claramente ebria, y probablemente había tomado algo más aparte de alcohol. Venían acompañando al dúo el tío del niño (hermano de la madre) y la pareja de éste, que llevaba a las dos de la madrugada unas gafas de sol. Os podéis imaginar cómo se desarrolló la visita en los 10 metros cuadrados que tiene la consulta. La madre, como toda buena borracha, se tambaleaba y me repetía las cosas una y otra vez. Yo le tuve que repetir hasta el infinito las indicaciones, y no pareció entenderme porque me volvía a preguntar de nuevo lo mismo. En un momento dado le pregunté al señor quién cuidaba al niño (por aquello de que los pediatras siempre estamos con la mosca detrás de la oreja para detectar situaciones de riesgo de maltrato) y me explicó un poco el funcionamiento familiar, dejando claro que esa mamá estaba "vigilada" por su familia. Aprovechó el inciso para justificar también el por qué de las gafas de sol de su mujer y de la borrachera de la hermana..... En caso contrario hubiera hecho una comunicación al juzgado. Una visita esperpéntica, luego nos pudimos echar unas risas con mis compis enfermeras, pero me hice la tercera pregunta de la noche: ¿Qué he hecho yo para merecer esto?
Saliendo de trabajar, estaba bastante cansada. Como era domingo, el autobús que me lleva a casa no pasaba hasta mucho más tarde. Y no me apetecía coger el metro, que a esa hora de un festivo va lleno de gente en malas condiciones que vuelve a casa tras las aventuras nocturnas. Así que cogí un taxi. El taxista iba escuchando la misa dominical de las 8. Intentó entablar conversación conmigo y me preguntó si volvía de fiesta o bien me iba a trabajar. Yo le contesté amablemente que salía de trabajar. Y el hombre va y me pregunta: ¿Y dónde trabajas, en el bingo? Con lo cual me hice la última pregunta de la noche (ya día): ¿Será que cuándo salgo de guardia llevo cara de salir de un bingo? (con todos mis respetos a los trabajadores de los bingos, eh?)

lunes, 13 de julio de 2009

Desafortunadas coincidencias

El sábado al mediodía mi hermana fue a comer a casa de sus suegros que viven en Terrassa para una comida familiar de cumpleaños. Se llevaron consigo a una perrita, llamada Tolola, que mi hermana adoptó hace apenas 3 semanas, después de encontrársela en la calle en Sant Cugat, donde vagabundeaba abandonada. En este escaso tiempo todos le habían procurado al animalillo cobijo, higiene, comida y vacunas, además de encariñarse fuertemente. Por la tarde mi hermana y mi cuñado aprovecharon que los abuelos después de la comida se quedaban con la niña 2 ó 3 horas para hacer una escapadita al cine de esas de novios que va tan bien hacer de vez en cuando. Mi sobrina, Emma, de casi 3 años, empezó con fiebre y estando sus padres ausentes tuvo una convulsión febril. Emma ha tenido varios episodios de convulsiones febriles desde el año y medio aproximadamente. La primera vez que ocurrió se llevaron un gran susto. A mí por poco me da un infarto porque estaba de guardia en el Hospital del Mar una víspera de Nochebuena (a tope de trabajo) y me llamó mi hermana llorando y me dijo literalmente que la niña se le había muerto en los brazos para después colgarme y dejarme con la palabra en la boca y con el corazón en un puño. Yo sabía que la niña tenía fiebre y antes de pensar en lo peor, pensé que quizá se trataba efectivamente de una convulsión febril y llamé a mi cuñado que supo como mínimo explicar algo más de lo sucedido y me pudo asegurar que la niña respiraba. Luego me la trajeron al hospital y pude dormir tranquila, ya que si cumple unas determinadas características las convulsiones febriles reciben el nombre de típicas y son benignas (a pesar de lo cual el mal rato no te lo quita nadie....). Después de ese primer episodio se han sucedido en varias ocasiones, aunque ahora hacía varios meses que no ocurrían. Mi hermana y mi cuñado ya lo tienen por la mano y saben cómo actuar en el momento crítico, pero esta vez le ocurrió estando con los abuelos. Aunque el episodio fue corto, llamaron al 061 y salieron a pedir ayuda a los vecinos, con la mala fortuna que la perra salió corriendo y se escapó mientras se estaba atendiendo a Emma, a quién la ambulacia llevó al hospital para observación. Vecinos y amigos no encontraron a Tolola inicialmente y cuando ellos por la noche salieron del hospital ya era demasiado tarde para buscar. Ayer por la mañana volvieron a Terrassa a colgar carteles para intentar encontrarla y supieron por la policía municipal que la atropelló un coche el mismo sábado a la media hora de haberse escapado. Un final triste para el pobre animal y unos momentos de desesperanza para mi hermana y su familia.

domingo, 12 de julio de 2009

Presentación del hermano pequeño

Os presento oficialmente al hermano pequeño de este blog. Nació el pasado día 7 de julio. No he sido muy original, lo reconozco: lo he llamado "El otro blog de la mamá pediatra". Y ya podéis asomaros a cotillear (alguno de vosotros ya lo ha hecho), aunque no seáis infieles al hermano mayor, que los celos entre hermanos son una lata. El contenido es muy diferente a éste, ya me diréis.

sábado, 11 de julio de 2009

"Mamá, ¿tienes Wipp Express?"

Estaba poniendo ayer una lavadora de esas de urgencia con ropa de Irene con pipí, cuando se me acerca Laia toda seria y me dice:

- Mamá, ¿vas a usar el Cillit Bang?

- No, Laia, estoy poniendo una lavadora

- Mama, ¿tienes Wipp Express?

- No cariño, yo utilizo otro detergente

- Es que mama, va muy bien para las manchas de fresa.


Mi marido y yo desternillados de la risa. Sin embargo ella se sintió un poco ofendida, porque Laia lo decía como alguien que está defendiendo una creencia profunda y absoluta. Aunque me hizo gracia, pensando luego con más calma fui consciente de la influencia tan intensa que puede tener la televisión en las mentes infantiles, incluso aunque se trate de anuncios de detergentes, a los que ellos parece que no presten atención.

Una situación similar con otro anuncio ya me pasó en otro momento en el que ella intentó "venderme" algún producto de forma parecida a cómo había visto. Me di cuenta de que Laia se cree a pies juntillas lo que oye y ve en la tele. En aquella ocasión ya le expliqué que todo lo que se dice en la tele no siempre es verdad, y que el objetivo de los anunciantes es vender sus productos para lo cual a veces pueden decir alguna mentirijilla. Pareció entenderme....aunque visto lo visto está claro que la caja tonta tiene la capacidad de hipnotizar a nuestros hijos.

Precisamente por ello, las horas de tele están restringidas en casa y siempre estamos pendientes de qué tipo de programas o dibujos están viendo. Casi siempre acaba siendo más controlable poner un DVD, porque en la tele acaban bombardeando de anuncios y entre diferentes series de dibujos puede que cuelen alguna con contenido poco infantil bajo mi punto de vista. Hace poco, viendo una serie de dibujos que a Laia le encanta, Pichi Pichi Pitch, basado en "La sirenita" de Hans Christian Andersen y en teoría "apta" para niñas de 3 a 14 años, una de las sirenas le dice a uno de los chicos textualmente: "Quiero parir un hijo tuyo". Vaya, sean cosas de la traducción o del guión original, no me parece que sea un contenido demasiado adecuado para una niña de 5 años. Nada que ver con la Heidi que yo veía cuando tenía la edad de mi hija.


viernes, 10 de julio de 2009

Lácteos insustituibles

En alguna ocasión ya he comentado que me parece bastante inadecuada la campaña que determinados grupos realizan contra la leche y sus derivados. Está demostrado que los lácteos son un pilar fundamental en la alimentación humana, sobre todo en edades precoces del desarrollo, mientras que no hay estudios científicos con fundamento que demuestren los perjuicios. La cosa va tomando cuerpo, porque a veces las mentiras, de tanto repetirlas pueden acabar pareciendo verdades....Me sorprendió el otro día que un pequeño de 4 ó 5 años hace unos días me dijera textualmente en la consulta: "yo no tomo leche porque sinó me salen mocos". Ya estamos....

A cuento de todo esto os recomiendo una página web que se llama Productos lácteos insustituibles, que forma parte de un plan para promocionar el consumo de estos alimentos, dando información sobre sus características, sobre algunos mitos y por ejemplo sobre algunos trastornos como la intolerancia a la lactosa.

Os explico esto hoy, porque uno de mis pediatras favoritos (y con quién tuve la suerte de aprender hace ya algunos años), el Dr. García-Tornel escribió el pasado día 3 de julio en su blog, un artículo en relación con la leche y sus derivados, que tituló "¿Es malo el petit suisse?" y del que os paso el fragmento inicial.








"....Cada vez más los lácteos nos dan a los pediatras más quebraderos de cabeza. Los padres dudan de si son buenos o no. Me preguntan si productos como Petit Suisse o similares son desequilibrados o aumentan el colesterol. Pueden entrar en esta página con información adecuada. Los petit suisse son un queso fresco obtenido por coagulación de la leche, a la que se quita lentamente el suero para conseguir esa consistencia fina y untuosa que les hace tan peculiares al paladar. Se elaboran con leche desnatada pasteurizada,están enriquecidos con nata y pueden ser naturales o con diferentes sabores. Los petit suisse (cuyo nombre está registrado por la marca Danone) son un producto bien elaborado y que (a diferencia de lo que ocurría con los de hace unos años, que tenían demasiada grasa) pueden figurar en la dieta habitual de los niños. Ahora este tipo de queso también los elaboran, Clesa, Nestlé, Yoplait y Kaiku. Es cierto que el hombre es el único mamífero que toma leche de adulto pero no por eso hay que echarle a los lácteos las culpas de muchos males..."

jueves, 9 de julio de 2009

¿Cómo es tu pediatra?

Como contraposición a los post sobre mamás y sobre papás en la consulta, aquí tenemos los tipos de pediatras que se pueden encontrar en la consulta. Espero que ningún colega se me ofenda y los que querían "venganza" tengan su premio, jeje
  • Pediatra cerebrito: Se sabe de cabo a rabo listas enteras de enfermedades. Ha publicado en revistas científicas de impacto. Pero le cuesta pisar el suelo y no sabrá qué hacer ante una mamá recién parida y con depresión postparto que se derrumba en la consulta
  • Pediatra quijotesco: No recibe este atributo por su aspecto ni por su edad. Sin embargo ve gigantes donde sólo hay molinos. Ante el mínimo síntoma pensará en enfermedades rarísimas y pedirá un sinfín de exploraciones complementarias

  • Pediatra salvavidas: Especimen muy corriente en los cuidados intensivos. Le encanta narrar sus hazañas intubando, poniendo vías centrales, "salvando vidas". Le gusta bastante menos escribir el curso clínico en la historia

  • Pediatra invisible: Gestiona sus permisos como nadie, de forma que cada vez que vas a visitarle está de baja o de vacaciones o de congreso. Estos suelen dar bastante envidia al resto del personal....
  • Pediatra mimetizado: Se implica tanto en su trabajo y le gustan tanto los niños que acaba saltando por la camilla con tu hijo....al final no sabes quién de los dos es el niño

  • Pediatra cansado: Siempre se va arrastrando, consecuencia del pluriempleo o de las miles de guardias. A menudo hipotecado y/o con hijos pequeños a su cargo

  • Pediatra ideal: Tiene consulta todos los días, te da acceso a su teléfono móvil, te llama para preguntarte cómo lleva tu hijo ese proceso que le afecta y va a visitarlo al hospital si lo ingresan o lo operan.

miércoles, 8 de julio de 2009

"Mi mamá se ha enfadado con mi papá"



mi mama se a enfadado con mi papa


porce mi mama mea citado el plato de pescado

porce mi mama tenia rracon porce ia erasuficiente


laia domenech




MAMA PEDIATRA





Frases escritas por Laia, directamente aquí en el escritorio del blog, a raíz de un pequeño conflicto conyugal-educativo.....

En la educación de los niños es obvio que una regla de oro es que padre y madre estemos de acuerdo, y en el caso de no estarlo, intentar discutirlo con calma y siempre sin la presencia del niño. El niño debe llegar a la conclusión de que independientemente de si está mamá o papá el resultado va a ser el mismo. Claro que esto es la teoría, y en la práctica alguna vez pasa lo que pasa....

Un viernes de hace un par de semanas tuvimos este conflicto. Era el primer viernes sin cole, y aprovechamos con Laia para hacer un montón de recaditos. El día fue intenso y cansado. Por la tarde después de la merienda fuimos a dar un paseo y nos comimos un helado. Laia no es muy buena comedora, de herencia le viene, y esa noche se daban los ingredientes perfectos para que las cosas fueran mal: niña cansada + merienda copiosa + cena poco deseable (pescado que había sacado del congelador y había que comerse...). La verdad es que intento aprovechar las noches que están en mejores condiciones para "enchufarles" la comida que menos les agrada y dejar para los días en que todos estamos hechos polvos las cenas "fáciles", esas que les encantan, de forma que se evitan conflictos. Pero una no siempre puede estar en todo.

Por otro lado a mi marido le pone negro que no se coman la comida o que sean muy lentas (o muy marranas). La verdad es que otros defectos podría sacarle a mis suegros en la educación de su retoño pero no la educación alimentaria que le dieron. Mi marido come de todo y nunca se deja nada (así le va a su barriga por otro lado, jeje). Por mi parte, y sin caer en las aberraciones que hacía mi madre (que a su vez también había sido una mala comedora) por tal que comiéramos, intento educarlas -y educarme- en una alimentación correcta, aunque no dejo de solidarizarme en secreto con mi hija y sus bolas en los carrillos cuando hecho la vista atrás y pienso en mi infancia de mala comedora.

Pues ya tenemos los personajes de la escena: Laia con su bola de rape en la boca y su cara de cordero degollado, yo sufriendo por todo lo que les he contado y mi marido harto de la situación y de una cena eterna. En un momento dado, le quito el plato y mi marido se da cuenta y se lo vuelve a poner. Enfados y argumentos de un lado y de otro. Laia deseando que gane mamá. Para ella la razón siempre la tiene el que está de su parte, como le pasa a cualquier chiquillo. Al final todos de morros, aunque mi marido "ganó" -si se puede decir así, porque cuando hay mal rollo, en el fondo no gana nadie- y Laia se acabó comiendo el pescado. Después vino a verme compungida, yo estaba "refugiada" en mi blogger y me dijo "Mamá, ¿puedo escribir en tu diario?". Y escribió estas líneas (perdonaréis sus faltas....¡sólo tiene 5 años!)

martes, 7 de julio de 2009

Pronación dolorosa

De vez en cuando llega un niño pequeño a la consulta, de entre 1 y 4 años, que no puede mover el brazo y en menos de 5 minutos sale moviéndolo y más feliz que unas pascuas. No es de extrañar que sea una de las visitas más agradecidas para el pediatra, todo el mundo queda satisfecho y los padres se llevan la percepción de que "has hecho algo".

El domingo por la noche vino un pequeño de 3 años con este problema (que ya le había ocurrido en otra ocasión) y cuando lo reduje, el padre exclamó: ¿Así que era una "coronación" dolorosa? Efectivamente - le contesté- una pronación dolorosa.
La pronación dolorosa es una subluxación de la cabeza del radio, es decir una pequeña salida de sitio de uno de los huesos que forma el codo. Se conoce como el "codo de niñera" y es propio de preescolares. Lo más habitual es que el niño, sin un traumatismo aparente, aunque a veces hay alguna maniobra de tracción, deje de mover el brazo y lo coloque pegado al cuerpo y en discreta flexión para evitar el dolor. Como con esta edad no es fácil saber dónde le duele, puede parecer que el problema se encuentra en el hombro o en la muñeca.
Algunos de los típicos movimientos que originan esta lesión son por ejemplo cuando el niño no quiere caminar y se le estira de la mano o cuando caminando normalmente de la mano, el niño tropieza y para evitar que se caiga tiramos también de su mano.
Es una lesión leve en la que no hay fractura y para solucionarlo habitualmente no es necesario realizar ninguna radiografía.
Para reducir esta lesión se realiza una maniobra de supinación como la que se muestra en el vídeo, aunque en principio no es recomendable que la haga cualquier persona, sinó alguien entrenado. No es necesario hacer ningún tipo de inmovilización si es el primer episodio y la reducción se produce antes de las 12 horas. No presenta secuelas articulares y la recuperación es rápida (más rápida contra menos tiempo lleve la lesión), siendo lo más habitual que como por arte de magia, el niño entre dolorido y sin mover el brazo y salga como si no hubiera pasado nada. No obstante como en los niños en los que se produce puede haber cierta laxitud ligamentosa, es fácil que pueda repetirse.

lunes, 6 de julio de 2009

¿Y a la playa podemos ir?


Este pasado fin de semana he podido combatir las altas temperaturas bajo el aire acondicionado de mi querido hospital. Así que no pasé calor en mi casa que suele estar por estos días a una temperatura tórrida, y a cambio estuve trabajando....

Aunque las visitas se han reducido algo desde que ha empezado en serio la bonanza, sigue habiendo un volumen importante de trabajo. Todavía faltan unos días para que Barcelona se quede desierta como pasa en agosto y trabajemos realmente con tranquilidad (e incluso me pueda ir leyendo algún libro entre visita y visita como pude hacer el año pasado).

La fiebre siempre es el principal motivo de consulta en Urgencias. También estos días hay gastroenteritis como ya comenté en otro post.

Visité a un niño pequeño de unos 20 meses aproximadamente. Tenía fiebre, no muy elevada y había vomitado alguna vez. La madre estaba extremadamente preocupada porque no quería comer desde que estaba con fiebre (bastante habitual cuando uno está enfermo). El cuadro me pareció vírico, y así se lo manifesté a los padres, indicando que era importante tratar los síntomas (fiebre) y mantener un adecuado estado de hidratación sin forzarle a comer. Me hicieron alguna que otra pregunta que les fui contestando y ya cuándo se iban el padre me dice: Y una última pregunta, doctora, ¿podemos ir a la playa?

Le contesté algo así como que el niño estaba de baja.... Y él me contesta: Ya, pero es que la playa le gusta mucho. Y entonces le sonreí y le dije en tono cortés, para que no se me molestara, que quedaba bastante verano por delante.... (y en realidad, también más años que longanizas para ir a la playa, no?)

La verdad es que la pregunta final tipo ¿puede ir a la playa? ¿puede ir a la piscina? ¿puede ir al casal? ¿podemos ir a Port Aventura -o similar-? ha sido bastante recurrente en la consulta.

Yo también soy mamá de niñas de corta edad, tengo una edad similar a los papás que veo en la consulta, hablamos el mismo idioma, tengo un nivel sociocultural parecido sinó igual en muchos casos. Y entonces, ¿por qué a veces pienso que somos de planetas diferentes?


Siguiendo con el tema del baño, fue graciosa una consulta telefónica:

- Hola, llamaba para preguntar si un niño de 5 meses se puede bañar en agua con sal o en agua con cloro

- O sea, que si puede bañarse en la playa o en la piscina, no?

- Sí eso (supongo que sonrojándose...)

Como véis existe una gran adicción al sol y al agua en esta querida ciudad mía, jeje.

domingo, 5 de julio de 2009

sábado, 4 de julio de 2009

Control de esfínteres

Llevamos 3 semanas con el control de esfínteres de Irene. Mentiría si dijera que lo hemos logrado completamente, aunque no vamos mal del todo.

Dos problemas principalmente. El primero es que hace un mismo pipí en varios tiempos, con lo cual hay que insistirle siempre en que haga un poquito más y vacíe su vejiga completamente, pues a veces acaba de hacer y a los 10 minutos se le escapan 4 gotas. En segundo lugar, el control de las deposiciones. Ahora se ha estreñido un poco, algo bastante habitual. Y en escasas ocasiones ha hecho las deposiciones en el orinal o en el lavabo, más bien aprovecha los momentos en los que lleva el pañal puesto para dormir.

Los primeros días del tema, me llevaba el orinal a todas partes. Como era bastante incómodo, la empecé a acostumbrar a miccionar en los lavabos, y por último estoy con la técnica de hacer pipí en un arbolito si la cosa se tercia en la calle lejos de casa. Por lo demás, está bastante autónoma en lo de bajar y subir braguitas, limpiarse después de la micción ("ara yo" o "primero yo") e incluso en vaciar ella misma el orinal (asumiendo la imperfección de movimientos...)

La verdad es que con Laia fue completamente distinto: ella decidió el momento de quitar el pañal, y nunca más se supo. Así que lo de la fregona todo el día a punto y las lavadoras casi diarias con ropa meada es nuevo para mí....

viernes, 3 de julio de 2009

Patología del verano

No cabe duda de que ha llegado el verano. El calor es asfixiante....

Además de los cuadros febriles y las gastroenteritis que estamos viendo, ha empezado la patología propia de la época del año en la que estamos.

A destacar:
  • Las erupciones cutáneas. La piel, que ha estado protegida por la ropa todo el invierno, se expone a los agentes ambientales, a saber: sol, piscina y playa, sudoración. Así que son comunes las erupciones y diferentes lesiones, que pueden picar o molestar, o simplemente verse. Una de estas lesiones cutáneas muy típica de los bebés, es la sudamina. También en todas las edades son comunes las quemaduras solares (los consejos para proteger a los niños del sol, ya los comenté hace unos días en otro post)

  • Otitis externas. En relación con la humedad, muy propio del baño frecuente en piscinas en esta época delaño. La humedad provoca sobreinfección del conducto auditivo (la parte que comunica el tímpano con el pabellón auditivo). Es un proceso bastante doloroso, aunque se suele curar en pocos días con tratamiento local.




  • Picaduras de insecto. La verdad es que los mosquitos tienen mucha afinidad por los niños....Será quizá por que tienen la sangre más dulce, jeje. El caso es que este año hay unas picaduras enormes y muy molestas, no sé si estará en relación con la expansión del mosquito tigre en el área metropolitana de Barcelona. Las picaduras de insecto se pueden infectar, originar lesiones más importantes y pueden precisar tratamiento antibiótico.

jueves, 2 de julio de 2009

Objetivo: Niños felices (a cualquier precio)

El martes por la tarde empecé un curso de formación continuada en mi hospital con el nombre de "Comunicación y relaciones humanas". Es un curso englobado dentro de lo que se conoce como "coaching" , tan en boga hoy en día. El objetivo que se plantea es transmitir una serie de habilidades para el desarrollo profesional. En este caso es sobre comunicación, muy importante en nuestro caso para la relación médico-paciente, más complicada todavía para los pediatras pues puede ser médico-paciente, médico-paciente-padres o médico-padres (lo más común) o médico-otros familiares.

Algún otro día haré referencia a otras asuntos tratados en el curso, ya que por lo menos la primera sesión me resultó muy interesante.

Con la profesora del curso, una crack interpretando cómo somos solamente con cómo nos expresamos, estuvimos hablando también sobre los valores de nuestra sociedad y cómo ello condiciona el bagaje que nos acompaña y el por qué de nuestro comportamiento (y de resultas la forma de comunicarnos con el resto). Como también hace cursos en colegios y por tanto está en contacto con personas que trabajan educando niños, no le sobran anécdotas de historias explicadas por profesores. De cómo se ha perdido el respeto en las aulas, de cómo los profesores se sientes frustrados e infravalorados, de cómo en algunos colegios los padres deciden si se puede castigar o no a su hijo (independientemente de que haya roto un cristal o haya hecho cualquier trastada).

Realmente y tal como comentaba nuestra coach, entre los valores actuales de la sociedad está el que el niño sea feliz. Y a veces, a cualquier precio. Los valores sobre la infancia, al igual que otros aspectos sociales se han modificado. Hace apenas un siglo las personas asumían por ejemplo, que sus hijos podían morir en la infancia o que los niños tenían que trabajar. Posteriormente en épocas más avanzadas, se priorizó que el niño fuera obediente y que estuviera sano. Actualmente, la salud de los niños se da por hecha (y por eso es tan complicado a veces asumir que una enfermedad te fastidia unas vacaciones o una fiesta de cumpleaños) y parece que lo más importante es que el niño se lo pase bien. Por eso un niño muchas veces no puede ser castigado o no puede aburrirse. Además para que no se aburran cada vez las actividades extraescolares y el ocio son más sofisticados. Alguna amiga de mi hija no quiere ir al casal del cole porque se aburre. Con 5 años juegan, salen de excursión, les dan manguerazos de agua cuando hace mucha calor, pintan, bailan, ¿qué más se puede pedir? Ya quisiera yo aburrirme así de vez en cuando un poquito....

Lógicamente yo también quiero que mis hijas sean felices y que se lo pasen bien. Pero me preocupa bastante que se porten bien y sean educadas. "De pequeñito, crece el arbolito". A lo mejor soy una aguafiestas, pero mientras todos los padres preguntan a los profesores cuando vienen de excursión si se lo han pasado bien, yo les pregunto si se han portado bien. Porque no olvidemos que a veces los niños se lo pasan bien ensuciando, molestando a los animales, riéndose de otras personas, etc....


Es muy ilustrativo un caso real que explican Lucía Etxebarría y Goyo Bustos en el libro "El club de las malas madres" (ya lo he recomendado en otras ocasiones). Resulta que un grupo de chavales se va de excursión con el colegio y en un momento dado lo ponen todo hecho una porquería y los profesores como castigo, les hacen recoger el desaguisado (consecuencia lógica por otro lado). Al llegar de la excursión los padres se quejan porque les han hecho limpiar y eso no es divertido....Moraleja: que lo divertido es ensuciar, y que además parece ser que hay que reírles la gracia.

miércoles, 1 de julio de 2009

(Algunos) Padres de fin de semana

Alguna vez he hablado de mi hermana y de lo mucho que la quiero. Ella también tiene hijos: mis dos sobrinos Joan, de 6 años, y Emma, que en breve cumplirá 3 y que también son unos buenos (aunque entrañables) terremotos.

Mi hermana es una muestra de las "nuevas" familias, porque aunque está casada y viven los 4 en la misma casa (hasta aquí nada diferente de lo tradicional), al principio fundó una familia monoparental, ya que mi sobrino Joan no es hijo biológico de mi querido cuñado. Y subrayo lo de hijo biológico porque hijo lo es y con mayúsculas. A ver quién si no lo está educando, divirtiendo, manteniendo y queriendo muchísimo desde que el niño tenía poco más de año y medio.

El caso es que el niño tiene 2 "papás": su padre biológico -en adelante padre de fin de semana o padre del año-, y mi cuñado, el que está ejerciendo de padre 24 horas al día. El padre de fin de semana es un personaje. En su currículum personal entre otras lindeces que darían para un blog entero, se incluyen el no tardar ni 20 semanas tras conocer el estado de buena esperanza de mi hermana en perder su trabajo y liarse con la primera tía que encontró. Mi hermana fue muy valiente, y a sabiendas de que en el siglo XXI, con 25 tacos, una profesión y un buen soporte familiar, no se necesita un merluzo para tener un hijo, hizo las maletas y con su barriguita incipiente volvió a casa de mis padres.

El padre de fin de semana hizo su aparición al nacer el niño. Posteriormente fue visitando a su hijo algunos fines de semana, hasta que si no recuerdo mal a los 3 años se lo pudo empezar a llevar en fines de semana alternos. El padre del año es un "perfecto" padre de fin de semana para un niño pequeño: Joan viene encantado porque sus actividades de ocio son envidiables, desde piscina y yate a Eurodisney, desde videoconsola 24 horas a 50 regalos para los Reyes. Eso sí, en los 12 días que van de un fin de semana a otro, el niño parece no existir (no hay llamadas, ni visitas, ni un qué tal te han ido las colonias o las notas, etc).

Como sea que las relaciones entre mi hermana y el padre del año han mejorado un poco con el paso del tiempo por el bien del niño (y porque en algún momento parecía que el susodicho había madurado un poquito....) ha habido algunas negociaciones por ejemplo para cambiar algún fin de semana si había algún compromiso de una o de otra parte. Uno de esos últimos intentos de cambio, descubrimos que el padre del año también es un padre metereológico. El puente del 1 de mayo alquilamos una casa rural en el Empordà y nos fuimos todos juntos. Al niño le tocaba irse con su padre, pero como hacíamos una salida que pintaba bien e iban las otras 3 niñas (Laia, Irene y Emma), mi hermana le pidió el cambio....La respuesta no tiene desperdicio: si llovía y hacía mal tiempo aceptaba el cambio, pero si hacía bueno se lo llevaba....Así que hasta el último día fuimos mirando al cielo, observando qué tal iba el tema del tiempo, para saber si el niño compartiría con nosotros los días o no. Al final hizo un fin de semana de sol excepcional, así que no contamos con su presencia.

El niño es pequeño y parece que no se da cuenta. Sin embargo algunos problemillas ha habido. Cuando vuelve del fin de semana con el padre del año (y ya no hablemos de cuando vuelve de las vacaciones) parece otro niño. Las pautas educativas parecen hacer una pausa y a veces parece un animalillo salvaje. Además para liarle más la cabeza, se dedica a "sincerarse" con un niño de 6 años y llorarle diciendo que le duele mucho que el niño llame "papá" a mi cuñado. Vaya que el niño debe tener un embrollo mental de cuidado.

No me gustaría hacer con esto un retrato de los padres que viven separados de sus hijos durante muchos días. Hay hombres que viven esa situación con tristeza y desesperanza, que quieren y se preocupan diariamente por sus hijos, y es una pena. Para los niños tampoco debe ser fácil no ver a un progenitor al que quieren. Otro día más sobre este tema.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails