sábado, 28 de febrero de 2009

Los abuelos como cuidadores de nuestros hijos (I)

En uno de mis últimas visitas al Hospital Sant Joan de Déu de las que hago para el seguimiento de mi tesis, aproveché para adquirir en el quiosco el libro "Trabajamos, ¿quién cuidará de nuestros hijos" de la Editorial Edebé, escrito por uno de mis pediatras favoritos, el Dr. Santi García-Tornel, en colaboración con el Dr. Josep Gaspà.

Es un libro de sencilla y amena lectura muy enfocado a los padres que acaban de tener un niño y se plantean quién lo va a cuidar en el momento en qué ambos progenitores (sobre todo la madre tras la baja maternal) reemprendan la normalidad de la vida laboral. Es un libro que os recomiendo a los que estéis en esa tesitura. Incluye incluso un capítulo dedicado a las diferentes infecciones que puede (y suele) adquirir un niño al empezar la guardería.

Aunque en algún otro momento volveré a referirme a este texto, hoy os explicaré una clasificación muy curiosa que crean estos doctores sobre los tipos de abuelos que nos encontramos hoy en día (en relación con el cuidado de los nietos, y para seguir con el tema de ayer)
  • Abuelos activos: Temperamento "joven", buena salud y buena situación económica, muy integrados socialmente. El cuidado del nieto "full time" puede trastornar el tipo de vida que están llevando. Buenos cuidadores si no se abusa (tiempo parcial, de forma programada)
  • Abuelos pasivos: De edad más avanzada, con pocas actividades y vida social. A veces dependientes económicamente. Si el estado de salud es bueno, el cuidado del nieto puede reportar beneficios a ambos. Los mayores se sentirán útiles.
  • Superabuelos: Personas integradas socialmente pero que anteponen el cuidado de los nietos a cualquier otra actividad. Además, ayudan a los padres en el cuidado del hogar, hacen la compra (incluso la pagan...).
  • Abuelos con dedicación absoluta: Variante de la anterior. Lo que empieza como una colaboración acaba siendo una obligación que los hijos asumen. Es posible que cuando los nietos crezcan se sientan muy aislados y solos.
  • Abuelos sustitutos: Los nietos dependen de los abuelos más que de sus padres, pasan más horas con ellos. Los abuelos van y vienen al colegio, hablan con los profesores, los llevan al pediatra, etc. Los padres son como unos segundos padres y delegan la educación.
  • Abuelos rotatorios: Los que pasan temporadas en casa de los hijos. El estar con los nietos es muy positivo para ambos y sentirse útiles aliviará el complejo de carga.
  • Abuelos que precisan cuidados: No pueden cuidar a los nietos, ya que necesitan que les cuiden a ellos.
  • Abuelos "pasotas": Se desentienden de la relación con sus nietos y sólo los ven cuando estos van a visitarlos.

Yo soy de la opinión que los abuelos son unos excelentes cuidadores de los nietos, pero en la clasificación anterior se puede ver que hay diferentes situaciones, y deben adquirir la responsabilidad del cuidado de forma voluntaria. Los autores del libro incluso insinúan que no estaría de más que los padres pagáramos por el "servicio"

viernes, 27 de febrero de 2009

A mí me cuidaban mis abuelos, ¿y a ti?

Cuando nuestras madres se casaban era común que dejaran voluntariamente de tener un trabajo remunerado. Parecía "obligatorio" que una mujer se dedicara al cuidado de su hogar, esposo e hijos y abandonara el trabajo fuera de casa que hubiera realizado hasta el momento. Por eso, la mayoría de personas de mi generación han estado cuidados 24 horas al día por sus propias madres. No había ni la mitad de guarderías que hay ahora y los comedores escolares no tenían ni una tercera parte de los niños que tienen actualmente.

Mi madre, al igual que muchas de sus coetáneas, dejó su trabajo al casarse, pero no dejó de trabajar fuera de casa. Mi padre era autónomo, al principio tenía un bar y mi madre trabajaba duro a su lado (qué trabajo más esclavo el de la restauración....).

Durante algunas horas del día, en que mis padres tenían que trabajar a mí me cuidaban mis abuelos maternos. A mis abuelos paternos (Juan y Faustina) los conocí durante muy poco tiempo. Tan poco tiempo que sólo tengo recuerdos de ellos a través de fotografías y de las historias que me han transmitido mis padres. En cambio, con mis abuelos maternos he convivido durante muchos años.

Mi abuelo Antonio tenía 57 años cuando yo nací. Mi abuela Custodia tenía 52. Eran unos abuelos jóvenes que todavía podían dar mucha marcha! Mi abuelo todavía trabajaba. Aunque fue militar, al retirarse se fue a un destino civil, y trabajaba en el Ayuntamiento de Badalona como administrativo, donde era muy querido.

Era una persona de mucho carácter y de ideas muy fijas, pero todo bondad. Además le encantaban los niños. Y ya se sabe que a los niños les encantan las personas que juegan y están por sus huesitos. No sé a cuántos de sus nietos enseñó a montar en bicicleta, ¡cuántas carreras se daría por la Rambleta detrás de nosotros para evitar el trompazo de ir sin ruedas pequeñas y sin saber frenar!.

Yo tuve una relación muy especial con él. No era su primera nieta (soy la número 3 de 8), pero seguramente sí con la que más han convivido, y eso deja marca para toda la vida. Siempre se interesaba por todos nuestros asuntos, incluso siendo ya nosotras bien mayores y nunca te daba un consejo equivocado aunque, jóvenes e ignorantes, no supiéramos entenderlo.

Mi abuelo murió el día 3 de octubre del año 2002, a los 85 años. Se fue de forma súbita y sin avisar. Nos queda el consuelo de pensar que si sufrió lo hizo por un espacio de tiempo muy corto. Desde entonces ha sido la ausencia más importante en mi vida y casi no hay un día en que no piense en él. Lo he echado de menos en días muy importantes y sobre todo me hubiera encantado que hubiera conocido a mis hijas y a mis sobrinos, se le hubiera caído la baba.
Seguramente por cómo fue mi infancia, siempre he pensado que los abuelos son unos excelentes cuidadores de los nietos, y se merecen todo el cariño y el respeto de la familia por ejercer un "trabajo" ejemplar en la gran mayoría de los casos.

Este monográfico sobre los abuelos (hoy y dos posts más) se lo dedico a los excelentes abuelos de mis hijas y sobrinos, por su tiempo, dedicación y amor.

jueves, 26 de febrero de 2009

Somos "utópicos"

Ayer visité a unos hermanos con fiebre y bronquitis. A mitad de la visita, la abuela de los niños me puntualizó que los niños "eran utópicos". Yo no dudo que esos niños no quieran seguir los ideales utópicos de pacifismo, ecologismo, solidaridad, igualdad de derechos y oportunidades y respeto por los derechos humanos. Pero en realidad, la mujer se refería a que eran atópicos.

La atopia es una condición hereditaria que determina una predisposición a las enfermedades alérgicas. Las enfermedades alérgicas son cada vez más frecuentes en el mundo occidental y este hecho probablemente esté en relación con la higiene y la disminución de las infecciones. El sistema inmunitario está polarizado y por lo visto al no tener que "trabajar" en contra de las infecciones, origina estas reacciones de hipersensibilidad a diferentes agentes.

La atopia se puede manifestar en diferentes partes del organismo: en el aparato respiratorio origina asma bronquial y rinoconjuntivitis; desde el punto de vista digestivo se originan las alergias alimentarias; y a nivel cutáneo, la dermatitis atópica. No todas las personas atópicas desarrollan todas las manifestaciones, pero el padecer una de ellas aumenta la probabilidad de tener otra en algún momento de tu vida.

En mi familia somos atópicos. Mi hermana que fue la que tuvo peor infancia, ahora lo lleva mejor. Yo no me libro de mi dermatitis. Y mis hijas y mis sobrinos han heredado la condición.

Como la atopia es una condición propia y no puramente una enfermedad, pues no se cura, aunque puede haber épocas largas sin síntomas. Y esto es difícil de asimilar por las familias.

En el caso de la piel atópica hay que ser muy constante en su cuidado, que se basa principalmente en la hidratación con cremas para pieles atópicas que se venden en farmacias (existen infinidad de marcas en el mercado, algunas mejor que otras). La piel pica, esto es una condición sine qua non, y el rascado origina nuevas lesiones. Aunque los eccemas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, los bebés pequeños suelen tener las lesiones en la cara y cuello, los niños más mayores en los pliegues de las extremidades, y los adultos de nuevo en cara y cuello.

Ahora un poquito de historia, a expensas de la confusión de términos de la pobre abuela de ayer. "Utopía" es la principal obra de Tomás Moro, escrita en latín entorno al año 1516. Concebió este término para describir un lugar nuevo y puro donde existía una sociedad perfecta. El concepto ha evolucionado a lo largo de los tiempos y ha adquirido una fuerte connotación de perfección optimista, idealista e imposible.
Santo Tomás Moro (1478-1535) es uno de los principales eruditos de su época. Escritor, político y humanista inglés. Fue traductor, canciller de Enrique VIII, profesor de leyes, abogado y juez de negocios civiles. El rey Enrique VIII se enemistó con él cuando quiso divorciarse de su esposa Catalina de Aragón y Tomás, como canciller no lo aprobó. Enrique VIII había solicitado al Papa la concesión del divorcio, y la negativa supuso la ruptura de la iglesia de Inglaterra con la Iglesia Católica de Roma. Tomás Moro no quiso prestar el juramento antipapista que originaba la Iglesia Anglicana y fue encerrado durante un año en la Torre de Londres (interesante edificación por visitar para quién tenga que ir a Londres) , para ser ejecutado por orden del rey posteriormente. En 1935, Tomás Moro fue proclamado santo.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Test de Apgar y reanimación en sala de partos





El test de Apgar es una puntuación que valora la vitalidad de un recién nacido que acaba de nacer. Lleva el nombre de la persona que lo "inventó", la Dra. Virginia Apgar que era anestesista. Introdujo dicha escala en el año 1952.

El test se basa en 5 parámetros muy sencillos y rápidos de evaluar en la sala de partos: Ritmo cardíaco, respiración, tono muscular, reflejos y color. Cada parámetro se puede puntuar del 0 al 2, con lo cuál la puntuación global va del 0 al 10. Se evalúa al minuto de vida, a los 5 y a los 10 minutos. El Apgar al primer minuto tiene implicaciones pronósticas, pero sobre todo es un dato muy importante para saber qué recién nacido necesitará maniobras especiales de reanimación tras el nacimiento. El valor del Apgar a los 5 minutos tiene más implicaciones pronósticas y un valor bajo a pesar de unas maniobras de reanimación correctas origina mayor probabilidad de secuelas en el futuro.
No seáis muy exigentes con vuestros bebés. Tener una puntuación de 8 ó 9 al primer minuto entra dentro de lo normal. Con el llenado de aire de los pulmones de las primeras respiraciones se produce la transición de la circulación fetal a la extrauterina y eso es un proceso que requiere su tiempo.

Las maniobras de reanimación en sala de partos se inician durante los primeros segundos de vida del recién nacido. Si estas maniobras son necesarias, no se espera para iniciarlas al primer minuto en qué se valora el Apgar. En pocos segundos se deben evaluar dos parámetros vitales: en primer lugar la respiración y en segundo lugar la frecuencia cardíaca. De hecho, el resto de elementos que se valoran en el test de Apgar están relacionados con estos dos.

Todos los pasos a seguir en la reanimación neonatal están estandarizados por las sociedades científicas y en toda sala de partos debería haber una persona capaz de realizarla en caso necesario, ya sea pediatra (ideal) o anestesista. Igualmente debe haber toda una serie de material y medicación que pueden ser necesarios en algún momento.

La mayoría de los partos van bien. El recién nacido nace con buena vitalidad (llorando) y sólo se necesitan cuidados básicos (evitar la pérdida de calor, secar, limpieza de secreciones en la vía aérea para que no le impidan respirar). En estos casos, el pediatra en sala de partos no es necesario y puede incluso "molestar" en los importantes primeros momentos de relación entre la madre y el bebé.

No obstante, cuando los antecedentes lo indican (prematuridad, sospecha de malformación, etc) o el parto no ha ido bien (registros alterados, aguas teñidas) es conveniente que haya un pediatra de presencia en la sala de partos esperando a que nazca el bebé y así poder iniciar las maniobras de reanimación de forma inmediata. De la misma manera un parto que se ha previsto complicado (por ejemplo en el caso de un gran prematuro o una cardiopatía congénita), debe producirse en un hospital capacitado para una atención intensiva al recién nacido desde los primeros minutos.

martes, 24 de febrero de 2009

"Abstract Painter Aelita Andre has taken the art world by storm. She is 2 years old"






Así reza el pie de la página principal de la web que los padres de la niña Aelita Andre han creado. Aelita Andre es una niña australiana de dos años, cumplidos en enero, que pinta con sus manos. A la madre de la criatura se le ocurrió llevarle al director de una galería de Melbourne una muestra del trabajo de una "nueva artista", ocultando su identidad real. El galerista se interesó por la obra de la niña hasta el punto de incluir las pinturas en una exposición. El caso es que las obras se han vendido por precios que oscilan entre los 180 y los 2000 euros.

Los padres aseguran que la niña ya "pintaba" antes de andar, pues se "entrometía" en las obras que ellos, aficionados a la pintura, realizaban. Con 19 meses se convencieron de que tenían una niña prodigio y le pusieron al alcance todo tipo de materiales. De hecho la niña se lo pasa pipa desparramando las pinturas, manchando sus manos y toda su ropa y esparciendo su "arte" por los lienzos.

El galerista que ha vendido los cuadros defiende el valor artístico de las obras bajo una aproximación libre al arte abstracto. Lo que no explica es el dinero que se ha embolsado con esta operación de marketing, al igual que los padres de la pequeña, que aseguran lo utilizarán para su educación.

Claro que el riesgo es estar creando un pequeño monstruo que tenga que seguir la dictadura del marketing en plena infancia. Esta historia me hace pensar en qué exigimos de nuestros hijos, cómo los educamos en un ambiente en el que hay que sobresalir, en el que muchas personas están deseando que sus hijos tengan algún "don" especial y se hagan famosos. En este caso, francamente los padres me parecen obsesionados por explotar un talento que a lo mejor ni siquiera tiene (yo creo que le dejo lienzos y pinturas a mi pequeña y te hace "cuadros" similares, de hecho más de un "Picasso" hemos borrado ya de la pared....).

Volviendo a la niña que nos ocupa, los padres refieren no ayudarla más que para abrirle los tubos de pintura. Supongo que también deben vigilar por ejemplo que no se coma la pintura. Luego le ponen nombre a los cuadros (el de la primera imagen se llama "Eagle" - Águila-) y se expresan de la siguiente manera (cito textualmente): "Aelita ha echado por tierra el concepto de arte y amenaza a muchos creadores mayores que ella, de quienes estoy seguro que preferirían no tener que competir con una niña de dos años".

El futuro de esta niña es imprevisible. Igual acaba siendo realmente una pintora de éxito, pero me parece que el precio a pagar es demasiado alto. Demasiada presión para apenas 25 meses de vida.

lunes, 23 de febrero de 2009

¡¡¡Quiero un perro!!!

Mi hija Laia tiene una amiguita en clase que tiene un gatito. Para Navidad le regaló una foto con el gatito y le hizo mucha gracia. Una tarde saliendo del cole, me dijo que ella quería también un gato. Como tengo alergia al pelo del minino, le expliqué que yo con un gatito en casa me pondría "malita". Como tuvo a bien presenciar un episodio de anafilaxia que tuve hace unos meses un día que la acompañaba a la piscina (Sant Jordi vino a salvar a la princesa de forma bien oportuna) y conoce bien mis alergias, descartó rápidamente la idea del gato por el bien de la salud materna. Sin embargo acto seguido me pidió un perrito.

No le podía decir que también era alérgica al perro porque no me gusta mentirle....Pero me dispuse a citarle todas las responsabilidades e inconvenientes de tener un perro en casa: Sacarlo por la mañana, recoger "caquitas", no poder ir a Eurodisney, etc....Para cada uno de mis argumentos, ella tenía uno, obviamente cargando la responsabilidad a un tercero (papá, abuelos, canguro, etc). Al final se enfadó y me gritó: ¡Pues si no quieres un perro en casa, vete tú de casa y que venga el perro! En fin, tras más de 5 años de amor incondicional, ¡¡mi hija me cambia por un perro!! Suerte que mi marido tampoco está mucho por la labor del tema de la mascota, sinó igual me toca volver a irme a vivir con mis padres!

Nosotras cuando éramos pequeñas teníamos perro en casa, de hecho en los últimos años convivían dos, un macho mezcla de pequinés y fox-terrier de temible nombre -"Cuqui"- y una hembra caniche que mi hermana rescató del abandono en la calle -"Cloe"-. Los perros eran excelentes compañeros de juego y se mimetizaban con nuestro estado de ánimo. A mí en mis largas horas de estudio, sobre todo cuando preparaba el MIR, me hicieron una cariñosa compañía insustituible. De hecho la perrita, en cuanto me levantaba, incluso antes de que yo acabara de desayunar, ya me esperaba en la mantita que había bajo mis pies en la mesa de estudio.

El perro murió de viejo, pero la perra tuvo un final más trágico. Cuando nació mi sobrino expresó claramente sus celos hacia él. A la primera oportunidad que tuvo, cuando el niño empezó a gatear, le mordió la mano con todas sus fuerzas, dejándole de recuerdo una fantástica placa de celulitis. Detectamos que el problema era de difícil solución porque tenía intención de volver a atacar al bebé. Era una perra recogida en la calle muy vinculada a su "salvadora" (mi hermana) que ahora la traicionaba teniendo un hijo....Tampoco encontramos un nuevo dueño. Hubo que sacrificarla ante el dolor de todos, que la queríamos mucho. Creo que en ese momento se nos quitaron las ganas de perro por muchos años....

Ahora ha pasado el tiempo y tampoco me apetece mucho tener un animal. A lo máximo que he llegado es a cuidar 3 tortugas "mini" de los vecinos durante una semana de sus vacaciones.

Las obligaciones cotidianas son tantas y los horarios tan locos, que tener que cuidar un animal (aparte de dos niñas que a ratos son salvajes -pero eso creo que no cuenta como mascota-) se me hace cuesta arriba. Además, creo que mis hijas son demasiado pequeñas todavía, sobre todo la pequeña con apenas 2 años, para respetar y comprometerse como debe hacerse con un animal. Los niños muy pequeños no respetan a los animales: les pegan, los estrujan, les quitan "sus pertenencias".....Y los animales, por muy bien educados que estén....pues son animales....Más de una desafortunado accidente peor del que nos pasó a nosotros he visto en mis guardias en la UCI....

En fin, de momento el tema parece aparcado (de momento sigo viviendo en mi casa), ya veremos cuando pase el tiempo....

domingo, 22 de febrero de 2009

MGF









El jueves mis padres vinieron a cuidar a mis hijas un rato y pude asistir a una interesante charla en la Acadèmia de Ciències Mèdiques, englobada dentro del curso de Formación Continuada de la Societat Catalana de Pediatria, de la cuál soy miembro (o "miembra", jeje).

Como sabéis el dicho dice que "el médico tiene que estudiar toda la vida" y en eso se basan los miles de cursos, congresos y diferentes conferencias. Aunque siempre me ha gustado estar al día, actualmente las obligaciones familiares hacen que acuda a menos reuniones de las que me agradaría, no obstante continúo seleccionando las que pueden resultar más interesantes para organizarme y asistir.

En fin, todo este rollo para explicaros que el tema era la MGF. ¿Sabéis qué significa? Mutilación Genital Femenina, conocida más a menudo como ablación. Aunque es un tema del que había oído hablar en varias ocasiones, nunca me había parado a saber lo suficiente y esta charla me pareció una buena ocasión. Estaba invitados diferentes profesionales, con un abordaje multidisciplinar del problema (enfermera, pediatra, cirujano, psiquiatra, jurista, mossos d'esquadra, testimonio familiar, etc). Como pediatra, la población a la que puedes atender puede llegar de diferentes partes del mundo y es bueno conocer costumbres y características de otras culturas. Sobre la relación entre multiculturalidad y sanidad aprendí muchísimo durante mis dos años de trabajo en el Hospital del Mar.

La mutilación genital femenina es la extirpación total o parcial de los genitales externos femeninos u otras agresiones a los órganos genitales de las mujeres por razones culturales, religiosas u otras, con finalidad no terapéutica.

Se practica en 28 países africanos y en algunos de Asia. Se desconoce su origen pero es posible que sea una práctica milenaria nacida en el antiguo Egipto. Aunque se practica en muchos países islámicos no es un precepto islámico ni de ninguna religión principal. La mutilación es un ritual de iniciación, marca el paso de la niña a la vida adulta (antes de la mesntruación) y obedece a una coherencia de grupo (para poder casarse, para acceder a una determinada posición, etc). Se calcula que entre 100 y 130 millones de mujeres han sufrido la mutilación y la sufren en la actualidad unas 6000 niñas al día.

La OMS diferencia 4 tipos de MGF:

  • Tipo I: Supresión del prepucio con o sin supresión del clítoris
  • Tipo II: Supresión del clítoris con extirpación total o parcial de los labios menores
  • Tipo III: Supresión de parte de los órganos genitales o todos y sutura de la obertura vaginal.
  • Tipo IV: Resto de prácticas que lesionan en menor o mayor medida los órganos genitales

En Cataluña la población africana residente es principalmente originaria de Gambia y Senegal, donde se practican los tipos I y II. El tipo III, mucho más agresivo, es propio de países como Sudán, Somalia y Eritrea.

Los expertos en el tema detectan unos factores de riesgo para las niñas africanas que residen entre nosotros:

  • Pertenecer a una etnia que practique la mutilación (hay países en los que más del 85% de las mujeres la han sufrido)
  • Pertenecer a una familia en la que la madre y las hermanas mayores la hayan sufrido
  • Pertenecer a un grupo familiar que tenga muy presente el mito de retornar al país de origen
  • Proximidad de un viaje o unas vacaciones al país de origen (en especial niñas de 4 a 10 años)

Las consecuencias físicas, médicas y psicológicas son espantosas, os las podéis imaginar. Aunque en algún caso es posible una reconstrucción quirúrgica posterior, es altamente improbable en los casos de mayor agresividad.

La legislación española protege a las menores residentes en nuestro país, aunque la mutilación se produzca fuera de nuestras fronteras. Para que no hubiera ambigüedades con la ley, se reformó el código penal en el año 2003, y la mutilación genital está castigada con penas que van entre los 6 y los 12 años de cárcel. Además al ser menores de edad, los padres quedan inhabilitados para el ejercicio de la patria potestad. Para las niñas acaba siendo terrible, pues son víctimas doblemente: por un lado sufren la mutilación y por el otro, si se castiga a sus padres, van a parar a un centro de menores perdiendo su estructura familiar.

La esperanza es que muchas cosas están cambiando. La sensibilización llevada a cabo por diferentes grupos ha mejorado las cifras. En los países de origen también empiezan a haber movimientos en contra de una práctica que atenta contra la dignidad de las mujeres. Aunque es difícil luchar contra prácticas rituales milenarias, el camino está empezado.

Por si queréis saber más:

http://mgf.uab.es/

http://www.ekrea.org

http://www.amam.es/espana.html


sábado, 21 de febrero de 2009

Mi niña de 12 meses no habla

El miércoles pasado tuve consulta en la Vila Olímpica y llegó una mamá que estaba toda angustiada porque su hija de 12 meses recién cumplidos todavía no decía palabras (a su ansiedad se sumaba la indeseable presión familiar.....)

"El dominio de los sonidos y significados de la propia lengua materna es sin duda la hazaña intelectual más importante que se nos exige realizar a cada uno de nosotros" (Bloomfield, 1933).

Además el lenguaje es lo que nos diferencia del resto de especies animales.

Las habilidades lingüísticas se empiezan a desarrollar desde la gestación, los fetos oyen desde el útero, sobre todo la voz de su madre. Tras el nacimiento se comunican con el llanto, con ruidos (parecen "gatitos") y gestos. Después practican el balbuceo y la vocalización de las primeras sílabas. Entorno a los 10 meses los niños ya comprenden palabras sencillas y pueden realizar algunas vocalizaciones con sentido para el entorno próximo. Cuando cumplen un año de vida empiezan a emitir las primeras palabras habladas reconocibles en la lengua materna. Y a partir de ese momento, lentamente se irán añadiendo palabras al vocabulario que puede llegar a unas 50 palabras a los 18 meses. En este momento se suele producir la explosión del lenguaje y el ritmo de incremento del número de palabras es exponencial. Además cuando ya estamos cerca del segundo cumpleaños empezarán las frases, inicialmente de dos palabras y posteriormente de más.

Como en todos los aspectos del desarrollo psicomotor del niño, hay una gran variabilidad en la adquisición de las capacidades y es igual de normal que un niño empiece a caminar de forma autónoma a los 10 meses como que lo haga a los 15. Con el lenguaje pasa lo mismo y hay una gran diferencia en la velocidad con la que aprenden el vocabulario y en la forma de utilizar las palabras. De hecho durante los dos primeros años, la comprensión de palabras y gestos simples (es decir la percepción de que lo entiende todo), y su voluntad y aptitud para comunicarse, son más importantes que la amplitud de su vocabulario.

El aprendizaje del lenguaje es el resultado de la interacción entre los niños y los adultos (inicialmente básicamente sus padres). El niño tiene una capacidad innata para ese aprendizaje y los adultos, de forma inconsciente adaptamos nuestro lenguaje a las capacidades de comprensión que tiene el niño.

En la situación que os comentaba al principio, además había otro factor a tener en cuenta: la niña vivía una situación de bilingüismo, la madre le hablaba en castellano y el padre, de origen irlandés, en inglés. El bilingüismo con frecuencia retrasa la explosión del lenguaje pues los niños deben integrar las normas de dos lenguas diferentes, y más en este caso en la que las lenguas tienen origen diferente (más difícil que lo que ocurre por ejemplo entre castellano y catalán que tienen un origen común en el latín). Además el inglés aquí no es una lengua habitual con lo que el uso queda restringido básicamente al ámbito familiar por uno de los progenitores. No obstante, superadas estas primeras dificultades, ser bilingüe (o trilingüe como acabará siendo esta pequeña que todavía no se "atreve" a hablar) no aporta más que ventajas.

En nuestro caso hemos tenido una de cada: La mayor ha sido, y es, muy adelantada para el lenguaje. Con un añito hablaba como una cotorra. Además lo hacía en castellano o en catalán dependiendo de quién fuera su interlocutor. Todavía en las reuniones del cole, la señorita siempre nos comenta que utiliza el lenguaje propio de niños más mayores (¡a veces nos quedamos de piedra con las expresiones que utiliza!). En cambio la pequeña ha sido más lenta, las primeras palabras fueron más tardías, y ahora a sus dos añitos está empezando la eclosión.

A nivel motriz ha ido al revés. Esa sensación creo que la tiene todo el mundo: los niños más adelantados en lenguaje suelen ir más lentos motrizmente y viceversa.

viernes, 20 de febrero de 2009

Tengo 2 añitos

"Tengo 2 añitos. Todavía soy muy pequeña pero no tengo nada qué ver con el recién nacido que era. He aprendido muchas cosas del mundo. Estoy a caballo entre el mundo de los bebés y la primera infancia, tengo muchas ambiciones y puedo resultar muy sofisticada a la hora de entender y conseguir las cosas. Los logros de todas maneras son frágiles; aunque a veces parezco muy inteligente me puedo derrumbar fácilmente y volver a ser un bebé, reclamando las mismas atenciones y mimos que reciben los bebés.
Voy cogiendo consciencia de mí misma. El mundo que me rodea me resulta súper interesante y emocionante. Me paso el día explorándolo, es mi principal juego. Estoy aprendiendo lo que puedo hacer y lo que no y cada día que pasa soy más y más hábil tanto en la motricidad gruesa como en la manipulación fina.

He aprendido lo poderosa que es la palabra "no". Con ella puedo rechazar lo que no me gusta. Sin embargo no me gusta que los demás me la digan y por eso a veces cojo una rabieta. Cuando se me pasa el enfado busco a mi mamá para comprobar que todavía me quiere.....

Mi mamá sigue siendo la persona más importante en mi vida. Pero estoy descubriendo que papá también es genial y que me lo paso bomba con mi hermana, otros miembros de mi familia y otros niños de mi edad.

Ya como solita, todavía me ensucio bastante y puedo derramar un plato entero de sopa, pero los tenedores y las cucharas no son ningún secreto. Estoy aprendiendo a lavarme las manos, la cara y los dientes. También sé ayudar mucho (si me da la gana) a vestirme y a peinarme.

Sé dormir en mi cama, aunque a veces tengo miedo de estar solita cuando me despierto por la noche y lloro o voy a la cama de mis papis, ¡se está tan calentito allí!

Dentro de poco me quitarán el pañal, ahora ya sé reconocer cuando llevo caca y me molesta bastante. También tendré que despedirme de mi chupete....mi madre está muy decidida y tendré que acostumbrarme....

Hace muchos meses que lo entiendo todo, también sé pedir las cosas a mi manera. Mi lengua es todavía de trapo, pero estoy en plena "explosión" del lenguaje. Prepararos para todo lo que tengo que decir!!!

Me lo paso pipa en la guardería. Casi siempre voy a mi rollo, pero pronto descubriré lo chulo que es jugar con otros y empezaré a tener amigos. Ya he adquirido el "juego simbólico". Mi hermana también me está enseñando a jugar a medias, aunque todavía en plan un poco salvaje...

Soy una gran imitadora. Hago y digo las cosas que veo que hacen y dicen las personas de mi familia. Y a veces eso resulta muy gracioso.

Soy feliz y despreocupada....."


¡¡¡FELICIDADES A MI OSITO DE PELUCHE!!!! QUÉ TENGAS UNA VIDA FELIZ Y LARGA MI PRECIOSA IRENE

jueves, 19 de febrero de 2009

Así empezó la Neonatología















La Neonatología surge a finales del siglo XIX a partir del interés de algunos médicos obstetras en la mortalidad del recién nacido que nacía antes de tiempo. Estos primeros neonatólogos asociaron la mortalidad con el enfriamiento.

El Dr. Stéphane Tarnier (1828-1897), obstetra francés, diseñó la primera incubadora cerrada. La idea se le ocurrió un día que fue de visita al zoo de París y observó una incubadora que se utilizaba para calentar los huevos de los pájaros exóticos.

Trasladó la idea a su hospital y a partir del año 1881, las primeras incubadoras se empezaron a utilizar de forma regular en la Maternité Port Royal de París. La introducción de la incubadora dobló rápidamente la supervivencia de los recién nacidos de menos de 2000 gramos (la supervivencia pasó de un 35 a un 62%).

Con los años se les ocurrió que las paredes fueran de cristal, para así poder ver a los niños desde fuera y visualizar las llamadas "crisis de cianosis" (apneas del prematuro). Esas primeras incubadoras son muy similares a las que se utilizaban hasta mediados del siglo pasado.
Los problemas a los que se enfrentaban los prematuros eran básicamente 4:

  • Regulación de la temperatura

  • Alimentación (no tenían fuerza para succionar al pecho, no existían las leches de fórmula)

  • Problemas respiratorios (apneas)

  • Infecciones (en la era pre-antibióticos)

La optimización de los recursos y el desarrollo de nuevas técnicas con el fin de solucionar estos 4 problemas es lo que ha originado el desarrollo de la Neonatología, que ha sido exponencial durante la segunda mitad del siglo XX, hasta los niveles actuales de alta tecnología y supervivencia.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Con la "caspa" en los talones






Hace un par de semanas empecé a ver cómo se instalaban grandes camiones de TVE a dos manzanas de casa, en la zona colindante al Casino de l'Aliança del Poblenou. La zona se llenó de operarios cableando y reservando el espacio para algún acontecimiento que estaba por llegar. Yo estaba toda intrigada, siempre estoy muy pendiente de todos los sucesos o actividades que suceden en el barrio.

Descubrí el jueves de la semana pasada volviendo a casa, que habían instalado un gran corazón de cartón de muchos colores con la frase: "EUROVISIÓN' 09. El retorno". Bueno..... ya tenemos show!

El sábado pude ver en la tele de qué iba la historia: La selección para ir a Eurovisión la van a hacer en una serie de galas al lado de casa. Por curiosidad morbosa vi una parte del programa presentado por Alaska. Qué casposo y friki!!! Este tipo de programas en alza y de gran éxito son los que hacen que el objetivo en la vida de muchos niños y jóvenes sea "ser famoso" (y además sin demasiado esfuerzo)

Los festivales de Eurovisión acaban siendo un espectáculo infantil. Nosotras de pequeñas nos pegábamos 2 meses cantando la canción del año en cuestión, con todo su "atrezzo", sobre todo en el patio de después de comer. Quién no recuerda aquéllo de "Lady, lady, lady, se pinta los ojos de azuuuuuuul, aunque hace mil años que dejo atrás su juventuuuuuuuuud" o el famoso "A quié maneja mi barca, quiéeeeeee, que a la deriva me lleva quié".
Claro que para niños, la del año pasado de Chiquilicuatre. No conozco una criatura que no se supiera la canción y el bailecito acompañante.... Os paso un divertidísimo enlace sobre el Chiki-chiki: http://www.youtube.com/watch?v=kGGctbNY68M

La Societat de l'Aliança en el Poblenou se funda en el año 1868. Las primeras sedes de la Sociedad estaban en la calle Wad-Ras (actualmente Doctor Trueta). El Casino de l'Aliança del Poblenou tal como lo conocemos actualmente se empezó a construir en el año 1929, pero debido a la Guerra Civil y a diversos avatares no quedó inaugurado hasta el año 1944. Está en la Rambla del Poblenou con la calle Joncar. Desde su inauguración es uno de los estandartes del barrio. Tiene una actividad cultural y lúdica constante y variada y por lo visto es una sala con muy buena acústica.

Su recorrido no me acaba de ligar mucho con el tema de Eurovisión, pero por algo será....

martes, 17 de febrero de 2009

Ser médico perjudica seriamente la salud


El viernes cuando me dirigía a trabajar me sentí indispuesta. Por la mañana había estado fresca como una rosa y atribuí el suceso a que cuando entro a las 3 de la tarde acabo engullendo en 10 minutos y salgo corriendo a buscar el autobús. El caso es que el trayecto en autobús fue bastante tormentoso, tenía mareos y fuertes dolores abdominales y acabé teniendo una lipotimia (qué mal rato...). Cuando bajé del bus, a duras penas llegué al hospital donde me tumbé en una camilla cuál buen paciente, dejando que mis queridas enfermeras se ocuparan de mí con sus cuidados de primera. Mi marido me vino a recoger y en un taxi volvimos a casa.

En casa pasé una tarde y una noche de perros, el dolor abdominal era muy intenso, tuve diarreas sanguinolentas y vómitos. Durante la noche casi no pude dormir, así que cuando me tocó el despertador para ir a trabajar (me tocaba este fin de semana), vi claro que era misión imposible.

He faltado a trabajar en muy pocas ocasiones. Los médicos raramente somos sustituidos por lo cual sabes que tu trabajo lo acaba haciendo tu compañero. Además está el compromiso con el paciente, cosas que uno acepta cuando jura el Juramento Hipocrático.

En mi horario actual, cuando me toca trabajar el fin de semana, trabajo el sábado durante el día, y el domingo tengo guardia por la noche. Aunque el sábado fue un día de perros y fui de la cama al sofá y viceversa, el domingo me levanté con intención de cumplir con mi horario y hacer la noche a pesar de que no me encontraba nada bien.

Después de una siesta de 3 horas, igualmente me levanté como si me hubiera pasado un camión por encima, pero me fui a trabajar. La noche fue espantosa. Entre las 12 y las 8 de la mañana, 15 pacientes mal repartidos, con lo que apenas me pude estirar entre las 6 y las 7,30 de la mañana. Sobre las 4 ya me sentía como si en vez de un camión me hubieran pasado dos por encima....El nivel de las visitas: el habitual. Yo me encontraba bastante peor que el 90% de los que visité. Una de las primeras era un lactante de 11 meses con una pequeña irritación (de 3 milímetros) en sus genitales. El niño feliz y contento. Escribo en el informe: "pequeño eritema en pene, no inflamado ni doloroso, testes en bolsa". Los padres querían a toda costa un súper diagnóstico de la banalidad y yo con ganas de vomitar.....A los 5 minutos vuelve a entrar el padre para puntualizar "que se había leído el informe y que ellos conocían el pene de su hijo mejor que yo y que un poco inflamado sí que lo tenía...."

En fin, después de la noche de tortura, me pregunto si soy RESPONSABLE y no dejo mi puesto a sabiendas de que a alguien le hubiera tocado "pringar" un domingo por la noche (qué agradable, y más de forma imprevista!) o si directamente soy IDIOTA, por no coger la baja como hacen el resto de mortales cuando están enfermos.

Ser médico perjudica seriamente la salud porque:

1) Puedes coger las enfermedades en tu puesto de trabajo (¿ eso es un accidente laboral?)
2) Te haces el valiente y te autodiagnosticas, te automedicas, no vas al médico ni sigues las recomendaciones de nada ni de nadie, confiando en que todo se solucionará en unas horas.....(aunque el viernes por la noche no lo tuve tan claro...)
3) Vas a trabajar en condiciones lamentables por responsabilidad hacia el paciente y hacia los compañeros.

Siempre que me pasa esto, me digo que NUNCA MAIS. Pero sólo he dejado una guardia en 10 años y me he puesto enferma en más ocasiones, ¿será verdad esta vez?

lunes, 16 de febrero de 2009

Barbie cumple 50 años



Una noticia de El País del pasado domingo 8 de febrero explica que la muñeca Barbie cumple 50 años y que para conmemorarlo, hicieron una especie de fiesta en Alemania donde desfilaban modelos vestidas con trajes de diseñadores famosos que ha llevado la muñeca a lo largo de su historia.

Aunque le empresa de juguetes Mattel tiene otras líneas como por ejemplo Fisher-price, su negocio principal ha sido la famosa muñeca, de la que corren más de 1000 millones ejemplares por todo el mundo. Las malas lenguas dicen que a sus 50 las cosas ya no le van tan bien, es lo que suele pasar, ha salido competencia "más joven y bella".

La muñeca puede presumir de haber llevado ropa de Dior o de Versace. Dice el artículo que "a pesar de ser sólo un ama de casa ha tenido que evolucionar y probar más de 100 profesiones". Lo que me parece más divertido es su origen. Por lo visto su nacimiento está relacionado con la profesión más antigua del mundo: Ruth Handler, esposa de Elliot Handler, y ambos fundadores de Mattel, se inspiró en su creación en una muñeca para adultos, Lilli, que se vendía en tiendas para adultos. Lilli, con busto prominente, piernas esbeltas y cintura mínima nació de una tira del diario Bild Zeitung, protagonizada por una secretaria que decía que salía con hombres mayores porque su sueldo no pagaba sus gastos y andaba a la caza de un rico. Se popularizó entre los adultos, y mira por dónde acabó en las manos de miles de niñas de todo el mundo.

A mí la Barbie nunca me ha gustado, de hecho nunca he tenido ninguna. Me ha parecido una muñeca más bien antipática. Su cuerpo es claramente desproporcionado. Hoy me ha dado por medirla: 28 cm de largo, 8.5 cm de cintura, 12.5 cm de pecho y 13 cm de cadera. Eso traspasado a una chica de 1,70 metros (se supone que la Barbie es alta, no?), daría un pecho de 75 cm (tampoco es para tanto), una cadera de 78 cm y una cintura de 51 cm!! Vaya, a ver quién es la guapa que mide eso....

La muñecas han ido evolucionando siguiendo la estela de la Barbie. Quién no recuerda a la virginal Nancy, anchita, planita y con cara de niña. Se ha transformado en una chica súper maquillada, con pechos exuberantes y cintura de avispa imitando a su competidora. Si ya te la pides "a caballo", da lugar a no pocos comentarios de mentes calenturientas....

En fin nada que ver con las otras angelicales muñecas de nuestra infancia. Aún así, ¡felicidades Barbie!, que has hecho feliz a tantas niñas (entre otras a la mía).


domingo, 15 de febrero de 2009

Doctor, ¡hágame la "nesesaria"!

Hace sólo un siglo, el parto era la principal causa de muerte para las mujeres entre los 15 y los 50 años. Una de cada 1o moría en el parto. También uno de cada 10 recién nacidos moría. Gracias al control médico del embarazo, del parto y del postparto, estas cifras han pasado a la historia.

Uno de los problemas del control médico y tecnológico del parto es que éste se produce en el hospital y en algunas ocasiones puede parecer más una urgencia médica que un proceso fisiológico. Muchos de los procedimientos que se realizan en el hospital son criticados por diferentes grupos (episiotomía, anestesia de forma sistemática, administración de oxitocina, posición estirada), en algunos casos con algo de razón, pero no hay que obviar que en caso de urgencia para la madre o el feto, lo mejor es estar en un hospital y que los procedimientos médicos sean rápidos y efectivos.

El porcentaje de partos que "pueden ir mal" es similar en todos los países. De hecho dadas las mejores condiciones sanitarias del mundo occidental tanto en lo que se refiere a la salud de la madre como en la atención prenatal, es más probable que se dé un parto sin complicaciones en nuestro ambiente que en África. Sin embargo el intervencionismo médico es superior aquí. Incluso si se comparan los hospitales públicos con los privados, aquí mismo en Barcelona, se obtiene una tasa de cesáreas mucho mayor en los hospitales privados, donde las embarazadas han seguido un control obstétrico exhaustivo.

El por qué de la alta tasa de cesáreas hay que buscarlo en la medicina defensiva. Si el niño nace por cesárea y luego resulta que tiene una discapacidad, nadie podrá acusar al ginecólogo de que el niño es retrasado porque sufrió en el parto. Y sí si nace tras un parto complicado aunque en realidad el parto no sea la culpa del retraso.

Otro ejemplo es un segundo parto tras una cesárea anterior. En función del origen de la primera cesárea, no hay motivo para no intentar un parto vaginal. Esta claro que un parto largo puede originar complicaciones por la cicatriz anterior pero eso no parece una razón suficiente para que determinados médicos siempre indiquen una cesárea en el segundo parto. Yo tuve mi primer parto por cesárea (por riesgo de pérdida del bienestar fetal) y un segundo parto vaginal sin ningún tipo de problema.

También como en otras especialidades (como en la mía), estamos viendo que la medicina es cada vez más "a la carta". Ya se sabe que las últimas semanas del embarazo son bastante pesaditas: duele todo, los pies están muy inflamados, no se puede dormir, estás impaciente por conocer a tu hijo....También hay muchas mujeres que tienen pánico al dolor de las contracciones uterinas durante el parto. Mucha de esa impaciencia mal llevada, determina que los ginecólogos planteen una inducción del parto antes de que éste se produzca de forma natural y espontánea. Y eso tiene muchos números de acabar en cesárea. Otras veces se decide finalizar directamente con cesárea por motivos difícilmente justificables.

Los mecanismos que desencadenan el parto todavía no son bien conocidos. Un conjunto de estímulos hormonales probablemente segregados de forma conjunta por el feto y la madre, hacen que el parto se ponga en marcha. La madurez del feto seguramente tiene una implicación importante y por eso, a pesar de estar a término en ambos casos, un niño puede nacer a las 37 semanas o a las 41. ¿Qué pasa si un feto que en su "programación" iba a nacer a las 41 semanas, nace "artificialmente" a las 37 semanas?: Nos podemos encontrar con recién nacidos que sin ser prematuros, se comportan como tales. 3 semanas es muchííííísimo tiempo para un feto!

Las cesáreas salvan vidas y evitan patología, aunque estudios recientes indican que quizá sólo 1 de cada 250 cesáreas ha evitado un sufrimiento fetal grave. La cesárea, no olvidemos, es una intervención quirúrgica y también tiene sus riesgos. La recuperación materna es muchísimo más lenta (lo sé por experiencia), el vínculo madre-hijo se inicia de forma más tardía y la leche materna cuesta más en subir....También en el caso del recién nacido hay patologías más propias del niño nacido por cesárea como por ejemplo el distrés respiratorio del tipo "pulmón húmedo". Como he comentado algunos niños "sacados antes de tiempo" se comportan como prematuros.

Vaya que si te toca para evitar riesgos perfecto, pero eso de gritar como hacen las gitanitas en medio de una contracción "DOCTOR, ¡HÁGAME LA "NESESARIA!", sólo si es realmente "necesaria"

sábado, 14 de febrero de 2009

A pasar la ITV






Ayer tenía hora para pasar por primera vez la ITV del Altea. Aunque las posibilidades de éxito eran altas, y más teniendo en cuenta que ya he ido con otros dos coches "en la tercera edad" (sobre todo el AX de mi abuelo, con el que me tocaba siempre volver....), siempre que tengo que ir a pasar la ITV me pongo nerviosa como un flan. Los chicos de la estación ITV te empiezan a dar órdenes en plan militar y siempre sueles empezar mal porque no sabes ni dónde está la puñetera palanquita para abrir el capó delantero, y cuando te piden que pongas el intermitente le das al agua del limpiaparabrisas, a pesar de tener 15 años de carnet.

Creo que los hombres pasan"el examen" mucho mejor. No tengo ninguna duda que en el tema de conducción y mecánica el cerebro masculino está mejor preparado. Las hormonas moldean el cerebro desde las primeras semanas de gestación y aunque no hay duda que hombres y mujeres pueden hacer de todo y más con entrenamiento, hay tareas que se nos dan mejor a las mujeres y viceversa. Por ejemplo las mujeres tenemos un 11% más de neuronas en áreas relacionadas con las emociones. Ya Darwin, en el año 1871 escribía sobre las características diferenciales entre hombres y mujeres: "el hombre tiene más coraje, es más belicoso y más enérgico que la mujer y tiene más creatividad....La mujer parece diferenciarse del hombre....especialmente en su mayor capacidad de ternura y menor egoísmo".

No obstante la educación también es muy importante para la identidad de género, y aunque lo hagamos de foma inconsciente, diversos estudios demuestran que tratamos a niños y niñas de forma diferente desde la cuna. Y sin duda los vestimos diferente. El otro día visité a un niño de unos 10 meses que llevaba un body rosa muy mono con algún que otro lacito. La madre lo primero que hizo fue disculparse por llevarlo vestido de rosa ("es que tengo que aprovechar algo de ropa de la hermana") y nos explicó que lo hace a escondidas de su marido que se enfada si ve al niño vestido así....La enfermera y yo pasamos un buen rato con la historia. Yo con mi segunda niña, he aprovechado un montón de ropa de la mayor. Si el segundo niño hubiera sido varón, no le hubiera puesto vestidos, pero casi seguro que al igual que la mamá de la consulta, sí bodies y pijamas rosas. No sé qué hubiera pensado mi maridito....

El rol social de los sexos, es decir, la función social que se espera de hombres y mujeres es variable en cada cultura. La percepción de la mujer como "el sexo débil" va en disminución por todas las metas que la mujer va consiguiendo. Esta claro que hay más cosas en las que hombres y mujeres nos parecemos que en las que nos diferenciamos, sin embargo es difícil evitar que una niña sienta más afinidad por las muñecas y un niño más por una pelota (aunque es frecuente que a menudo les guste jugar con ambas cosas....)


viernes, 13 de febrero de 2009

Tipos de educación


Traer un hijo al mundo es un acto de amor y un hecho que a menudo nos ilusiona y nos llena de esperanza. Antes de tener un hijo uno tiene una idea "romántica" de la maternidad/paternidad. Luego te acabas dando cuenta de que no es tan fácil como parecía. Aparte de darle cariño y amor, así como un "colchón" material para que no le falte nada, el niño necesita que lo eduquen.

La educación es constante con todos y cada uno de los actos cotidianos y no se puede delegar en colegios, canguros u otros familiares. Educar a un hijo es bastante duro, es una carrera de obstáculos de largo recorrido. Y los papás, que también somos humanos y tenemos nuestras miserias y nuestros días peores, tenemos que ser fuertes, pacientes y firmes en la tarea.

Podemos distinguir 4 modelos educativos:
  • Modelo punitivo o autoritario: Acaba con la mala conducta con cierta rapidez, los límites son claros, pero es un modelo que cierra la comunicación con los hijos, no les enseña a solucionar problemas y no está basado en el respeto. Se basa en "yo tengo el poder y el control" y aleja a los niños de ser responsables de sus decisiones, ya que no las toman.
  • Modelo permisivo: Las malas conductas no se acaban, no hay límites, no enseña responsabilidad, se basa en la comunicación y el respeto del padre hacia el hijo, pero no del niño hacia el padre. Se basa en la creencia de que los padres comunican sus deseos, exponen lo que es mejor para el niño, teóricamente este escucha, comprende y acepta las reglas. Esto, raramente ocurre si va en contra de los deseos del niño.

  • Modelo permisivo-punitivo: Se comienza siendo permisivo, y al no alcanzar los objetivos, se pasa al autoritario. Es el modelo más utilizado. Los padres empiezan hablando, sermoneando, rogando, pactando, y ante la ineficacia de estas acciones, terminan imponiendo sus criterios de forma autoritaria. No señala límites, cierra la comunicación y desaparecen el respeto y la responsabilidad.

  • Modelo responsable: Los límites son claros, expuestos con respeto y serenidad y normalmente acompañados de consecuencias lógicas o naturales. La comunicación es abierta y las palabras van acompañadas de hechos. Límites con amor y amor sin límites. Las consecuencias deben ser lo más sencillas e inmediatas posibles, e ir acompañadas de una explicación en función de la decisión que haya tomado el niño.

Aunque la última es la ideal, he de reconocer que las anteriores también me las conozco....como en el caso de ayer, el modelo permisivo-punitivo se impone muchas veces.

¿Deberían venir los niños con un manual de instrucciones?

jueves, 12 de febrero de 2009

¿Nos hacen caso nuestros hijos?

Mi hija mayor lleva chándal para hacer gimnasia dos días por semana: los miércoles y los viernes.

En la reunión de principio de curso nos advirtieron que si algún día no llevaban la ropa o el calzado adecuado para la actividad, los niños quedaban excluídos y nos remitían una nota que escribían ellos mismos (en plan "minicastigo") para que lo tuviéramos en cuenta y ellos también se "responsabilizaran".

Hace un par de meses, un viernes me despisté y no le puse el chándal. A la salida, la niña toda compungida sacaba el mensajito de la falta del equipo (yo me libré del careto porque esa tarde trabajaba y la recogió su padre que quedó a ojos de los demás padres de despiste, jeje). Pero vaya, mucho no le debió afectar a la niña por lo que os explicaré ahora....

El martes de la semana pasada por la noche me fui de guardia y dejé preparada la ropa del día siguiente. Después de dos guardias seguidas y sin saber ni en qué día vivo a veces, no recordé que al día siguiente tocaba chándal y le dejé otra ropa. Llegué a casa el miércoles a las 8,40 justo para salir hacia el cole y la canguro me pregunta:
- ¿Cómo es que la Laia no lleva chándal hoy miércoles?

- Ostras, es verdad!!! Le digo: Laia, a cambiarse la ropa.

Y la Laia llorando como una loca

- ¡¡¡¡QUE NOOOOOO QUIEROOOOOOOOOO!!!!!

En estas circunstancias, y a 15 minutos de que nos cierren la puerta del cole, ¿ustedes que habrían hecho?:

a) Intentar razonar con ella que es el día de gimnasia y hay que llevar chándal como todos los niños

b) Ponerse en plan verdulera: ¡LAIA, TE PONES EL CHÁNDAL AHORA MISMO!

c) Pasar al plano de las amenazas y los castigos: "Te quedas sin dibujos 3 días"

d) Sollozar: "Después de toda la noche sin dormir trabajando, yo no me merezco esto, llegar a mi casa y que mi hija no me haga ni puñetero caso!"

e) Cachete en el culo y a cambiar el chándal una misma

f) Prometerle algún suculento regalo a cambio de ponerse el chándal.

Después de pasar por a), seguir con b), continuar con c) y humillarse con d), acabamos con la opción e). La f) iba a ser que no, no entró en mis planes en medio del enfado en premiarla por una conducta que era lo que tocaba.

Después del cachete y con mi lastimosa situación de madre sin dormir-qué bien empezamos el día, me sentí la peor madre del mundo y me costó conciliar el sueño. Seguro que la Supernanny me hubiera enviado a mí al rincón de pensar....

¿Son imaginaciones mías o los niños se portan peor con nosotros de lo que nos portábamos nosotros con nuestros padres?

Este es un claro ejemplo de modelo educativo permisivo-punitivo. Mañana más sobre este tema

PD: ¡Muchas felicidades a las Eulalias, Laias, Eularis, Lalis y demás!

miércoles, 11 de febrero de 2009

Aves nocturnas

No sé la idea que tendréis los que no os dedicáis a la profesión del funcionamiento de Urgencias. Por mucha serie que hayáis visto, las urgencias reales o emergencias son muy infrecuentes (afortunadamente). Visitas justificadas yo calculo que no deben pasar del 20% (eso siendo muy generoso).


Recuerdo mis primeras guardias al empezar la residencia en el Hospital de Sant Joan de Déu. Durante el día se hacían turnos para comer y para cenar. También hacíamos turnos para repartir la noche. Por la noche, una vez habíamos "limpiado", es decir, habíamos liquidado la espera, partíamos la noche en turnos. Aunque los turnos cambiaron posteriormente, al principio eran 3: de 12 de la noche a 3 de la mañana, de 3 a 5,30 y de 5,30 a 8. En los 2 últimos turnos estaba solamente una persona, aunque lógicamente tenía accesibilidad a otras si la cosa se desmadraba.


Uno de los miedos de todo buen R1 (residente de primer año) era el momento de empezar a "bajar" solo por la noche en alguno de los dos turnos que he comentado. El miedo, por lo menos en mi caso, era por dos motivos: el primero era, lógicamente la propia inexperiencia en la profesión; y la segunda era que pensaba que los niños que vinieran a urgencias por la noche por definición debían estar más graves, no?

Nada más lejos de la realidad, por la noche se ven los mismos motivos de consulta que por el día. Incluso si me apuráis puede que en algún caso todavía motivos de menor envergadura, por aquello de que "por la noche todos los gatos son pardos" y las familias salen escopeteadas de casa por un motivo que durante el día habrían resuelto sin problemas.


Luego están los "especialistas" en hacer visitas nocturnas (casi siempre que van, es por la noche):
  • A primera hora de la noche va el que llega tarde de trabajar y no lo quiere dejar para mañana.
  • A última hora (es decir a partir de las 6 de la mañana, más o menos), viene el que prefiere resolver el problema antes de irse a trabajar (y vienen ya perfectamente vestidos y perfumados)
  • En las horas del medio vienen los que no pueden dormir habitualmente o no pueden dormir por el problema que presenta el niño y quieren solucionarlo ahora y ya.
Algunos vienen a las 4 de la mañana con problemas que se arrastran desde hace días....Recuerdo en una de mis últimas guardias, una visita de madrugada de un bebé de un año que tenía una fractura craneal....¡¡¡se había caído de la trona 5 días antes!!!

Casi todos los síntomas que tiene un niño pueden esperar hasta el día siguiente. Lástima que el sentido común sea el menos común de los sentidos.....Si el problema es por dolor, tipo otitis, se le da un analgésico y no pasa nada por demorar el tratamiento antibiótico (eso también es muy gracioso, vienen corriendo porque al niño le duele el oído y cuando le das la receta te preguntan: "¿y esto es necesario que lo vaya a comprar ahora?")

A veces las visitas son tan absurdas que sacar al niño lloriqueando de la cama en pleno invierno y arrastrarlo hasta la consulta del pediatra parece más un maltrato infantil que un acto de amor. Esto sin contar, como se pueden imaginar, que a partir de las 4 ó de las 5 de la mañana la persona que tienen delante es más un autómata de feria que una persona correctamente formada (las estadísticas de errores médicos se disparan de madrugada).

martes, 10 de febrero de 2009

Hablemos de bioética

Ayer por la noche falleció en Italia Eluana Englaro en la clínica La Quiete de Udine. Su caso se ha hecho tristemente famoso pues el gobierno de Berlusconi ha intentado aprobar una ley que evitara que la chica, en estado vegetativo persistente desde hace 17 años tras un accidente, falleciera tras limitación del esfuerzo terapéutico.
Durante mis años de formación, tanto en la facultad como en la residencia, asistí a cursos de bioética. Los comités de bioética son muy importantes en los hospitales, ya que en ocasiones hay decisiones que no siempre son fáciles y que los médicos por sí solos no pueden tomar. O como mínimo no pueden tomar sin el respaldo de un grupo que debata las decisiones que serán mejores para el bien del paciente.

La bioética se fomenta en 4 principios:
  1. Principio de autonomía: Principio de respeto a las personas que impone la obligación de asegurar las condiciones necesarias para que la persona actúe de forma autónoma, aún estando enferma. El principio de autonomía debe respetarse siempre excepto en casos en los que la persona no es capaz de ejercerla total o completamente (por ejemplo menores de edad, personas en estado vegetativo)
  2. Principio de beneficencia: Obligación de actuar en beneficio de otros, promoviendo sus intereses y suprimiendo perjuicios.
  3. Principio de no maleficencia (primum non nocere): Abstenerse intencionadamente de realizar acciones que puedan causar daño o perjudicar a otros.
  4. Principio de justicia: Tratar a cada uno como corresponda con la finalidad de disminuir las situaciones de desigualdad.

En Instituto Borja de Bioética, primer centro de bioética de Europa, con más de 30 años de trayectoria, propone un documento con el objetivo de avanzar hacia la despenalización de la eutanasia.

Definen la eutanasia como "toda conducta de un médico o de un profesional sanitario bajo su supervisión, que causa de forma directa la muerte de una persona que padece una enfermedad o lesión incurable bajo los conocimientos médicos actuales que, por su naturaleza, le provoca un padecimiento insoportable y le causará la muerte en poco tiempo. Esta conducta responde a una petición expresada de forma libre y reiterada, y se lleva a cabo con la intención de liberarle de ese padecimiento, procurándole un bien y respetando su voluntad"

La eutanasia no incluye:

  • El suicidio asistido, donde el médico proporciona los medios para que el individuo consiga su objetivo
  • Situaciones de enfermedad irreversible que no conducen a la muerte de forma inmediata
  • Conductas que pretenden evitar el encarnizamiento terapéutico y que implican no iniciar o retirar un tratamiento que es desproporcionado y/o fútil (limitación terapéutica). En este último grupo quedaría incluído el caso vivido en Italia.

Dos conceptos más para no sobrecargar....

  • Estado vegetativo persistente: Condición neurológica que implica inconsciencia y daño de la corteza cerebral aunque se conservan reflejos primarios y el ciclo vigília-sueño. El paciente está desconectado completamente del medio. Se considera un estado "persistente" a partir de los 3 meses de mantenerse en esa situación. Las posibilidades de recuperación son prácticamente nulas. Aunque una parte importante puedan respirar por sí mismos y necesitan soporte hídrico y alimentario, en ocasiones necesitan también estar conectados a un ventilador para respirar.
  • Morir dignamente: Morir sin dolor físico ni sufrimiento psíquico innecesario, conociendo los datos relevantes sobre la propia situación clínica, con facultades para tomar decisiones o que se respeten las voluntades expresadas previamente, arropado por un entorno acogedor y con la posibilidad de estar acompañado espiritualmente, si se desea.

lunes, 9 de febrero de 2009

Un jornal en permetrina

Un poco después de Navidad, le descubrí a la pequeña Irene entre su pelo fino y rubito un pequeño visitante. Científicamente se le conoce con el nombre de Pediculus humanus capitis y vulgarmente como piojo. Los piojos son parásitos del cuero cabelludo, endémicos en la población escolar (aumentó la incidencia a partir de los años 70).
Antiguamente la infección se asociaba a clases sociales bajas y a condiciones higiénicas deficientes, pero actualmente es una plaga que no respeta las clases sociales (qué levante la mano el que no haya sabido en propias carnes de su existencia, jeje)
En el colegio de mi hija mayor, cíclicamente entregan una circular en la que avisan de la presencia del parásito en el cole y de que tengamos a bien revisar las cabecitas infantiles.

La pequeña tenía apenas 6 ó 7 liendres, con lo cual deduje que era una infestación reciente. La que estaba hasta los topes era la mayor. A mí me empezó a picar todo y sospechando lo peor, me fui a comprar permetrina para todos!!

Los piojos se transmiten mediante contacto directo de los cabellos (no saltan, ni vuelan, ni se encuentran en animales domésticos o en la hierba). Sólo son capaces de sobrevivir 24 horas fuera de la cabeza. Tienen una vida de unos 33 días. En ese tiempo las hembras pueden poner 150 huevos o liendres, que se encuentran cerca del cuero cabelludo. Las liendres son de color marrón claro y están muy adheridas al pelo, y una vez vacías adquieren un color blanco nacarado. Las liendres tardan una semana en eclosionar y el piojo "bebé" una semana más en hacerse adulto y empezar a liarla de nuevo. Total que si no revisamos con frecuencia las cabezas, seremos más o menos conscientes a las 2 ó 3 semanas del contagio. El picor se produce por una reacción de sensibilidad frente a la saliva del bichito, que se alimenta de nuestro cuero cabelludo.

Quién no recuerda la famosa canción de "Filvit champú, Filvit mamá, una vez a la semana y los piojos no vendrán....". Actualmente no está recomendado hacer tratamientos preventivos como los que propone la canción. Y sí tratamientos cuando ya se ha producido la infestación. La propia página web de Filvit explica con detalle todo lo relacionado con este fantástico mundo piojil. Me ha sorprendido la cantidad de información que hay en la web sobre el tema, algunas de interesante nombre (podrán comprobar que se trata de una "guerra") como "madres contra piojos".

Los tratamientos tradicionales con permetrina y malatión son eficientes aunque han aumentado las resistencias y en ocasiones es necesario repetir los tratamientos o utilizar otros medios. Otros tratamientos nuevos como el Paranix (a base de aceites vegetales) aunque caros, parecen resultar bastante eficientes. La extracción manual, ayudándose de los fantásticos "peines liendreras" muchas veces puede ser lo más efectivo.....
Cuando éramos pequeñas mi hermana no se libraba de ninguna de las epidemias que había en el cole. Como mi madre es muy miope, desde mi tierna infancia me hice una experta en quitar las malditas liendres. Yo nunca los cogía a pesar de estar con mi hermana constantemente.
La primera vez que gocé de tan preciada compañía debía tener unos 20 años. Fue un verano en el que fui 15 días a un voluntariado a Mallorca. Estábamos de lunes a viernes, día y noche, durante el tiempo de vacaciones con niños tutelados por el gobierno balear. Todos los lunes volvían de estar con sus padres y con las cabezas llenas de piojos. Esa noche les tocaba dormir con la cabeza impregnada en vinagre (opción barata y presente en todas las cocinas) y cubierta con una estética bolsa de basura. Después de una semana, ¡vuelta a empezar!

En fin, respecto la situación en mi casa.....es posible que haya ganado esta batalla, pero no la guerra. Todavía me quedan muchos años de colegio!
¿A QUÉ YA OS PICA TODO?

domingo, 8 de febrero de 2009

El curioso caso de Benjamin Button



Ayer por la noche, mi "novio" y yo fuimos al cine. En los últimos tiempos hemos decidido que a pesar de ser papás-non stop 24 horas al día tenemos que dedicar un pequeño espacio a nuestra pareja. Así que una vez al mes aproximadamente hacemos una salida al cine, teatro o cena para recordar que fuimos pareja antes que papás. Esto hace que alguna vez repasemos la cartelera, nos arreglemos un poco y podamos hablar de asuntos "no domésticos" en plan relajado. Las niñas se quedan con la canguro, ya bañadas y cenadas, a punto para irse a dormir.

A pesar de ser bastante aficionados al cine, nuestras citas con la gran pantalla en los últimos 5 años han sido más bien escasas por razones obvias. Con los DVDs tampoco hemos tenido éxito, es caer en el sofá y entregarse a morfeo.

Ayer sorprendentemente fuimos a ver una peli recién estrenada el viernes (la última vez fuimos a ver "Vicky, Cristina, Barcelona" 3 meses después del estreno....). La escogida fue "El curioso caso de Benjamin Button". Es una película muy interesante y también muy curiosa sobre un hombre que nace viejo y conforme va creciendo se hace joven. La historia es muy chocante ya de entrada pero está bastante bien argumentada. Aparte de disfrutar con Brad Pitt, que siempre me ha parecido científicamente guapo (aquí incluso estando caracterizado como viejo viejísimo), la película nos gustó mucho. Hace reflexionar sobre la vida y la muerte, el paso de los años, la juventud y la vejez, las responsabilidades del amor, sobre la posibilidad de empezar siempre de nuevo.....En fin, sobre la vida misma.
Cuando uno es joven tiende a infravalorar la experiencia de los mayores. Los mayores pueden transmitir valores y enseñar muchas cosas aún cuando la sociedad los aparta. El paso de los años es inexorable y a veces cruel y no nos gusta envejecer. Además cada vez parece que los años pasen más rápido, sobre todo a partir del momento en el que tienes hijos y los ves crecer a la velocidad de la luz.
Sigo dándole vueltas a la peli y seguro que todavía sacaré más conclusiones. Os la recomiendo.

sábado, 7 de febrero de 2009

No queremos vacunar a nuestro hijo

En uno de mis días de pasar consulta en el centro médico tuve una revisión de una lactante de 2 meses. La madre me advirtió que no tenían intención de vacunar a la niña por el momento.

A los 2 meses por lo general, se inicia el calendario vacunal de vacunas sistemáticas recomendadas por las sociedades científicas. Este calendario se revisa periódicamente y cada año el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) publica sus recomendaciones en un formato que seguramente muchos habréis visto en las consultas. En las revisiones del calendario se efectúan algunos cambios en función de la incorporación de nuevas vacunas o del momento en el que se administran. A partir de las recomendaciones, cada comunidad autónoma determina su propio calendario, con algunas variaciones entre ellas, por lo general de poca relevancia.

Es verdad que algunas vacunas pueden ser "discutibles" (como por ejemplo la del rotavirus, ya hablaremos de eso) o podrían ponerse en otro momento. Pero a grandes rasgos, el calendario está muy bien pensado.

Las vacunas no son obligatorias "por ley" como lo es por ejemplo hacer la declaración de la renta. Incluso aunque previamente a la escolarización nos "exijan" el carnet de vacunaciones, un niño no vacunado no puede quedar exento de escolarización. En España somos muy conscientes de la importancia del control pediátrico y de la vacunación y esto hace que tengamos unos índices bajísimos de enfermedades prevenibles por medio de vacunas, aunque estas enfermedades no están erradicadas en el mundo y existen también en nuestro país. Además con la gran movilidad social (nosotros viajamos, otros vienen a nuestro país), pueden producirse epidemias como la epidemia de sarampión que hubo en otoño del 2006 aquí en Barcelona.

Una vacuna consiste en la administración de forma inyectada u oral de gérmenes debilitados o muertos, o partes de ellos (a veces artificiales), de forma que nuestro cuerpo genera anticuerpos y es capaz de defenderse frente a la enfermedad si es que algún día entra en contacto.

Los grupos que no quieren vacunar a sus hijos argumentan que temen los efectos secundarios de las vacunas, que es cierto que existen aunque en proporción muy baja. No obstante, el riesgo de contraer una enfermedad grave de las prevenibles es bastante mayor que el riesgo de los efectos secundarios (y por eso se vacuna....)

A la mamá que no quería vacunar le expliqué todos los argumentos y le rebatí los suyos. Estas conductas a mí me parecen muy egoístas, pues no vacunan a sus hijos porque cuentan con la inmunidad de grupo. Me explico: como la cobertura vacunal es tan grande en nuestro país, es difícil que las enfermedades penetren en el grupo, con lo cual los niños vacunados acaban haciendo de "escudo" de los que no lo están.

Para acabar de rematarlo, la mamá de la bebé, de origen canadiense, me explicó que en su país y en prácticamente todo el Norte de América, vacunar a los niños es obligatorio y no hacerlo te puede llevar incluso a la cárcel o a que te acusen de negligencia para con tu hijo....Qué narices! Olé nuestro país de libertades!

viernes, 6 de febrero de 2009

Ocio infantil



Cuando llega el fin de semana nuestro planteamiento es muy diferente a lo que era hace "apenas" 10 años. Hemos cambiado disfrutar la noche del viernes y/o la del sábado por quedarse dormido en el sofá el viernes, y seguir madrugando los sábados y los domingos como si fueran días laborables. Una de las ventajas es que el fin de semana se hace más largo que cuando eres joven en qué los días se utilizan en dormir y reparar la oxidación celular (algunos sobre todo la hepática, jeje).

Barcelona es una ciudad que da muchas opciones de ocio. También para los niños. Desde teatros a museos, pasando por paseos en bici u otras excursiones.

Hay dos guías mensuales que suelo consultar y que también están en formato digital y cuyo link os paso:
  • Sapos y princesas, es una guía que aparece en diferentes comunidades. Yo la consigo con La Vanguardia del primer domingo de mes. Supongo que algún otro diario a lo mejor también la entrega. Las secciones están divididas en: cine y espectáculos; bibliotecas, museos y talleres; y otras actividades (algunas al aire libre). En las páginas finales se trata algún tema más a fondo y también hay alguna página donde recomiendan libros. Muy interesante la página central, donde hay un calendario con todos los eventos del fin de semana.

  • Toc-toc, es una revista de reflexión sobre temas relacionados con la infancia y que también contiene una agenda cultural. Se distribuye en centros cívicos, colegios, bibliotecas. Yo la consigo en el Centre Moral i Cultural del Poblenou, cuando llevo a la niña a ballet.

Nosotros no hacemos actividades todas las semanas. A veces simplemente paseamos por el barrio o aprovechamos para visitar a la familia o a los amigos. Algunos domingos nos damos un paseo por el zoo, nos hicimos socios y tenemos el pase familiar anual. Al tenerlo cerquita es una gozada, las niñas disfrutan mucho allí viendo a los animales.

Si nos quedamos por casa (por ejemplo en los días más duros del invierno), las niñas juegan con sus juguetes, dibujan o aprenden, ven la tele con moderación o aprenden a aburrirse, cosa que también está bien de vez en cuando!

miércoles, 4 de febrero de 2009

Decálogo del buen acompañante del paciente pediátrico

  1. Llegue puntual a su cita y no se queje si tiene que esperar. Tampoco deje a su médico "colgado" sin avisar

  2. Practique en casa cómo se desviste y se viste a un niño en menos de 10 minutos (consigna especial para hombres)

  3. No ponga los zapatos del niño encima de la mesa del pediatra. ¿Los zapatos del niño están menos sucios que los nuestros? Lo mismo es válido para el culo del niño

  4. No descargue todas sus pertenencias en la zona de curas donde hay material estéril
  5. La consulta no es un chiqui-park: No toque ni coja nada....

  6. Avise a su pediatra antes de que haya puesto la cabeza encima de su hijo de que el niño está a tope de piojos

  7. Deje a las abuelas y al resto de familiares en la sala de espera....y si entran asegúrense que dejan hablar al resto (padres, pediatra, al propio niño)

  8. No deje decidir al niño si le apetece ser explorado o vacunado

  9. Recuerde que los niños son mocosos por naturaleza y que el tratamiento milenario para los resfriados es ajo (derse), agua (ntarse) y "resina"(ción) -citando al maestro García-Tornel-

  10. Acuérdese de su pediatra en Navidad y otras fechas señaladas

martes, 3 de febrero de 2009

Mi farmacéutica y la homeopatía

Justo cuando vinimos a vivir a este piso en al año 2005, abrieron una farmacia en la Rambla, de la que por cercanía, nos convertimos en clientes. La regentaban un matrimonio de farmacéuticos muy amables, más o menos de nuestra edad.

Poco después de este último verano, un día no vi las caras habituales y la nueva farmacéutica me comunicó que ahora era ella la dueña, que le habían traspasado la farmacia. Ya en ese momento, me informó que era especialista en homeopatía y que podía consultarle si tenía algún problema.

No es que vaya demasiado a la farmacia, y cuando voy tengo bastante claro lo que quiero. Pero siempre me ha intentado encolomar algún producto homeopático.

La homeopatía está considerada como un sistema de medicina alternativa sin credibilidad entre la comunidad científica, que la considera una pseudociencia. Fue propuesta por el médico alemán Samuel Hahnemann a principios del siglo XIX, buscando tratamientos menos agresivos que los que ofrecía la medicina del momento (basada en purgantes, sangrías, etc).

Con todos mis respetos, la base de la homeopatía es absurda: los síntomas se pueden curar empleando las mismas sustancias tóxicas que justamente provocan los síntomas. Además las sustancias utilizadas para crear fármacos homeopáticos se diluyen y se agitan repetidas veces. Cuanto más diluída está una sustancia, mayor potencia curativa tiene (cuando con tanta dilución, al final lo único que queda es agua!).
La homeopatía "funciona" mediante el efecto placebo. El efecto placebo se basa en que una sustancia farmacológicamente inerte (es decir que no realiza ningún efecto) es capaz de originar curación o mejoría de los síntomas, sólo por el hecho de pensar que estás tomando algo que te puede ayudar (efecto psicológico). Nuestra mente es muy poderosa. Los placebos se utilizan en los ensayos clínicos, con el fin de evaluar la efectividad de un fármaco, es decir se comparan los resultados entre un grupo al que se le ha administrado la sustancia a evaluar y un grupo que ha tomado una sustancia placebo.

No hay que olvidar tampoco el tremendo negocio económico que supone la homeopatía, por lo que mucha gente se sube al carro: productos de producción barata, venta cara, escaso gasto en investigación, etc. Los médicos homeópatas y los laboratorios de producción se están forrando con el "boom" actual.

Con la última bronquitis que tuvo mi hija pequeña agoté el Ventolín (salbutamol - fármaco dilatador de los bronquios-) que tenía y fui a comprar más. La farmacéutica muy amable me vino a decir "que si le daba mucho Ventolín, eso era muy "malo" para los niños, y que había alguna alternativa homeopática al inhalador". Eso fue la gota que colmó mi paciencia y el motivo por el que he cambiado de farmacia. En primer lugar el salbutamol es un fármaco estupendo, con sus efectos secundarios obviamente, que ha salvado no pocas vidas. Por otro lado, la actitud de la farmacéutica puede inducir a otros "clientes" hartos de las bronquitis de sus hijos y con poca capacidad crítica (que haberlos, haylos) a "probar" otros tratamientos y abandonar los que científicamente está demostrado que funcionan. Ése es el peligro real de las "bolitas"


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails