sábado, 31 de enero de 2009

"Mi niño no me come"



Uno de los últimos fines de semana que me tocó trabajar, entre las miles de visitas del fin de semana, tuve una de las que nos encantan a los pediatras (y más si el niño no es tu paciente habitual). El motivo de consulta era: "La niña no come nada desde hace una semana".

Como me ocurre en algunas ocasiones, a veces pienso que la gente me está tomando el pelo, porque la susodicha entraba comiéndose un paquete de galletas....

Después de hacer todas las preguntas de rigor y explorar a la niña (que estaba como una rosa, todo hay que decirlo), toca dar explicaciones a los padres. Y como suele suceder en estos casos, el médico nunca resulta convincente....Tan pesaditos se pusieron que al final les dije que la niña estaba comiendo delante mío....Se fueron muy enfadados y supongo que despotricando.

CONCLUSIONES:

  • Ninguna persona se muere de hambre teniendo comida. Los niños se mueren de hambre en África, no en Europa
  • Si su hijo no come: repase sus hábitos alimentarios, trate de dar ejemplo y respete las cantidades que es capaz de comer (sobre todo en algunas circunstancias como la enfermedad)
  • Es posible que muchos de estos malos comedores, de mayores tengan que hacer dieta para adelgazar en alguna época de su vida.....

Otro día más sobre este suculento tema.










viernes, 30 de enero de 2009

La Seguridad Social y otros males menores

Un día del pasado verano estando de vacaciones en Asturias, subimos a los lagos de Covadonga de los Picos de Europa. El aparcamiento deja muy cerca del lago Enol, pero para subir al lago Ercina, decidimos hacer una pequeña excursión. El trayecto no es para nada dificultoso y la muestra es que subimos con una niña de 4 años caminando y una niña de un año y medio en un cochecito. A resultas de esa maravillosa excursión y seguramente por no llevar un calzado demasiado adecuado, tuve microtraumatismos en la uña del primer dedo ("el gordo") de mi pie izquierdo. Con el paso de las semanas la uña fue perdiendo su color original y su vitalidad y se me acabó cayendo. El caso es que a esas alturas, ya bien empezado el otoño, descubrí que por debajo ya estaba creciendo la nueva uña. La nueva uña es una pobre "desgraciada": Distrófica, o sea, fea y medio deforme, no se parece en nada a su antecesora que en paz descanse y conforme fue creciendo se me empezó a clavar en la piel y a dar un poco por saco....

A mediados de diciembre decido ir al podólogo, quien me la arregla un poquillo y viendo la mala pinta no le ve mucha solución y me dice que mientras no me duela....En fin, por llamar al mal tiempo, apenas una semana después me empieza a doler, en unas fechas geniales para tener algún problema de cualquier tipo: vísperas de Navidad en la que todo el país se paraliza a excepción del que tiene algo para vender.

Llamo a mi ambulatorio y me confirman los malos presagios: mi doctora de cabecera está de vacaciones hasta el día 9 de enero (que también tiene derecho, por supuesto, pero quién la sustituye?). La alternativa es una visita de Urgencias con otro y como creo que me puedo esperar -algo brutota soy- y por no abusar de los pobres médicos que no hacen vacaciones en Navidad y cubren a sus compañeros, me espero hasta el día 9. El día 9 de enero veo a mi doctora, concluímos que si el podólogo no me lo puede arreglar, mi uña pasa a ser quirúrgica y me hace el volantito de marras para el cirujano con una crucecita de URGENTE y con un entre paréntesis "la paciente es médico pediatra" - por aquello del corporativismo....El día 20 de enero ya voy coja y hace muchos días que sólo me puedo poner unos zapatos.

Llamo a la Seguridad Social. El volante que dejé en mi ambulatorio tiene que ir al ambulatorio de Lope de Vega donde están los especialistas. En este trayecto de 500 metros ha empleado 6 días (me lo podían haber dicho y ya lo llevaba yo dando un paseíto...)

Le pregunto a la administrativa cuál es la previsión de cirugía para un volante con crucecita de "URGENTE" y me dice que 10 días no es nada! Que si es urgente me vaya al hospital! Le digo que es urgente pero no para ir al hospital, que ya sé de qué le hablo....Y que si quieres arroz catalina, que ya te llamarán...

Decido ir al cirujano del centro médico de al lado de casa (cuántas esperas solucionan las mutuas que pagamos de nuestro bolsillo, eh?) y me dice que mi uña no es quirúrgica, que me vaya al podólogo. Ahora sí que la hemos liado: el podólogo que no tiene solución y el cirujano que no es quirúrgico y yo coja perdida.

Al día siguiente, voy a pasar visita al centro médico de la Vila Olímpica, donde hago colaboraciones esporádicas y entre visita y visita, coincido con Iván, el podólogo del centro. De puro desespero, le pido casi de rodillas "POR FAVOR, DIOS TE LO PAGUE, MíRAME LA UÑA Y QUÍTAME ESTE DOLOR, SI ES NECESARIO ME OPERAS AQUÍ MISMO" (rastrero, eh?), y el chico en 5 minutos me hace un apaño de lo más majo y me deja (casi) como nueva.

A día de hoy, 3 semanas después, sin noticias del ambulatorio, claro que ahora ya no los necesito.

Una moraleja : "elige bien a tu podólogo". Sobre la Seguridad Social está mal que yo lo diga pero "no comments" (personal escaso y mal pagado, etc, etc, etc). Está claro por qué las Urgencias de los hospitales están como están. Las Urgencias "intermedias" o "diferidas" y el acceso a los especialistas están muy mal gestionados.

jueves, 29 de enero de 2009

Principio de neumonía


Ayer por la tarde, visité a una niña de 2 años que había sido diagnosticada 2 días antes de "principio de neumonía". Como seguía con fiebre a pesar de estar tomando correctamente el antibiótico que le recetaron, los padres venían a consultar. La niña estaba con fiebre, pero con excelente estado general (contenta, jugando) y con una exploración en la que salvo una fábrica de mocos, no había nada más. Me miro la radiografía con detenimiento y ni neumonía ni nada que se le parezca, como mucho un poco de moco en los bronquios (nosotros le llamamos "aumento de trama bronquial"), muy común en estas fechas frías y en niños con tendencia a hacer bronquitis.

Odio con todas mis fuerzas el término "principio de neumonía". No sale en ningún tratado médico. ¿A que nunca han oído "tiene principio de cáncer" o "tiene principio de fractura"? Y es que las enfermedades, o se tienen o no se tienen. Otra cosa es la pericia del médico para diagnosticarlas o no. Y otro tema diferente es la evolución de la enfermedad y entonces sí que se puede aceptar que una enfermedad está empezando o está en otro estadío (pero tenerla, la tiene).

¿Y por qué este diagnóstico? Tres opciones:

a) El médico no sabe interpretar la placa
b) El médico tiene ganas de darle antibiótico (y eso hasta cierto punto -discutible- puede tener su fundamento en función del estado general del paciente o de la auscultación)
c) El médico quiere dar un diagnóstico preciso....Entiendo que muchas veces es difícil explicar que es un cuadro viral, o que hay que esperar un poco y dejar evolucionar, etc. También hay familias que quieren nombre y apellidos de lo que tiene su hijo, a veces incluso antes de que lo hayas explorado....o por teléfono....Y una cosa muy curiosa: ¿por qué algunas familias toleran peor que les digas que el cuadro es viral, banal a que les digas que tiene una neumonía??

Las neumonías, no obstante, son un diagnóstico muy frecuente en pediatría. Salvo neumonías severas (que también las hay) que necesitan ingreso y tratamiento parenteral (endovenoso generalmente) u otros tratamientos más agresivos (si te toca un neumococo "malo"....), la mayoría se curan sin problemas en casa. Se estima que entre un 15 y un 40% de los niños tendrán alguna neumonía en su vida. Eso sí, un dato a tener en cuenta es que la mayoría de estos cuadros (casi un 90% en algunas series), están producidas por virus, sobre todo en los niños preescolares, y se curarían espontáneamente ellas solitas....

¿Quieren saber el diagnóstico de la niña de ayer? GRIPE, estamos en plena epidemía.....Y saben dónde están los principales focos de gripe (al igual que del resto de los virus del mundo mundial)? EN LAS GUARDERÍAS. Fiebres altas que están durando casi una semana, así que protéjanse si es que pueden

miércoles, 28 de enero de 2009

No sólo de pan vive el hombre....


Esta mañana tenía una cita peculiar. Para nuestro último aniversario, a mi marido se le ocurrió regalarme un "Bongo", bueno ahora se llama "Smartbox". Es una cajita que contiene un bono para elegir un tratamiento de "bienestar" (los hay de otro tipo: gastronomía, escapadas, etc). Habían pasado los días y no había encontrado el momento para darme el homenaje y para evitar que se me caducase, reservé una mañana libre. Entre las 3 ó 4 opciones que había en la cajita, escogí el "The Chi Spa", que está en las instalaciones del Club Tenis Turó-David Lloyd, en la Diagonal, por delante del hotel Juan Carlos I.

Como he llegado un poco antes de que abriera el Spa, me he sentado unos minutos a leer el periódico en unos sillones que había en el Club de Tenis, ante la mirada inquisitiva de 5 sesentones bien uniformados para imitar a Rafa Nadal. Me han hecho sentir incómoda, leñe. No sé si me miraban porque no les sonaba mi cara o porque mi atuendo hoy era casi todo de Mango y no daba el perfil....Es lo que tiene Pedralbes.

Posteriormente en el spa, más de lo mismo, señoras perfectamente depiladas, peinadas, tatuadas, bronceadas y "estiradas" esperando a su lujo ¿diario?

El sitio era muy chulo: la decoración muy cuidada, el ambiente a media luz, plagado de velitas y de pétalos de rosa, música zen y de pajaritos.

Cuando he entrado con la chica en la cabina de masaje he conseguido abstraerme del ambiente mega-pijo y empezar a relajarme.

De los tratamientos a escoger he elegido un masaje corporal Ayurvédico con pindas y facial relajante. Las pindas son una especie de bolsitas llenas de arena que van soltando aceites y diferentes olores. En fin, 90 minutos de gloria que me han desenrollado la espalda y me han dejado volar la mente....al final casi me quedo dormida!

Lástima que al salir de allí lo primero que he hecho ha sido mirar el reloj porque, inexorablemente a las 3 entraba a trabajar, el tiempo justo para comer un arrocito con mi novio y coger el 6 que me deja en la puerta del hospital....

La relajación me ha durado hasta la sexta o la séptima visita en Urgencias. Luego a tomar un café porque estaba en la parra. Y a la vuelta, ya de pies en el suelo, la dura realidad de una tarde cotidiana de trabajo....

martes, 27 de enero de 2009

¡Heroína por un día!

No os vayáis a pensar que le he salvado la vida a nadie...Aunque en nuestro hacer cotidiano alguna vez es posible que lo hagamos, nunca me ha gustado la imagen de "médico salvavidas" que tanto fan televisivo tiene y que tanto le gusta a algunos médicos intensivistas (de las UCIs).

Nada que ver.....

Mi hija mayor hace P5 en la escuela Voramar, un colegio concertado del Poblenou con más de 40 años de historia y del que estamos muy contentos. La forma de enseñar y de aprender no tiene nada que ver con la forma cómo aprendíamos nosotros en nuestra infancia. Actualmente trabajan por temas de interés, que eligen los propios niños y que se van sofisticando conforme crecen. A partir del tema escogido tratan todas las áreas: lenguaje, matemáticas, naturales, etc. Han ido pasando desde "las pelotas" o "los bomberos" en P3 a "los planetas" o "el miedo" en P5. No os podéis imaginar el conocimiento tan amplio que llegan a adquirir sobre algunos temas.

A Laia los temas relacionados con mi profesión le gustan. Aunque ahora dice que de mayor quiere ser "diseñadora" (y de qué? pues de todo: de ropa, de decorados, etc), en una fase anterior decía que quería ser pediatra como la mama (Dios nos libre....jeje).

El caso es que ahora trabajan en el cole "el cuerpo humano" y ni corta ni perezosa le dijo a su señorita Bàrbara "que su mamá sabía mucho de ese tema y un día nos lo podría venir a explicar". Vaya que Bàrbara debió ver el cielo abierto y recibo una notita en la agenda, para ver si un día podía ir a dar una charla a los niños de la clase....He estado temblando un par de semanas, porque las preguntas que te puede hacer un niño de 5 años te pueden dejar mudo o blanco o ambas cosas a la vez....Y además hace unos cuantos días, Bàrbara me para en la puerta del cole para comunicarme que "hemos pensado que como el otro P5 también trabaja el mismo tema, también vengan a la charla". Vaya que el auditorio se duplica...y ya van 50!

La verdad es que me hacía mucha ilusión, hace una semana me cargué de libros en la biblioteca para documentarme en cómo explicarles las cosas a los niños en un lenguaje comprensible.

En fin, saliendo de guardia llego a casa y la canguro me da un par de hojas que le ha dado la señorita en la puerta a las 9, con las preguntas que me van a hacer los angelitos. La primera parte me parece asumible: ¿cuántos litros de sangre tenemos?, ¿cómo funciona el ojo?, ¿por qué la leche hacer crecer los huesos?. La segunda parte ya se complica un poco: ¿por qué nos duele la cabeza?, ¿cuántos pelos tenemos en las cejas?. Y la tercera ya es más propia de los filósofos griegos que de un loco bajito de P5: ¿por qué existimos? y más difícil todavía: ¿por qué y para qué tenemos que existir? A ver quién es el guapo, médico o no, que contesta eso...

Un poco nerviosilla pero con buen ánimo me voy para el cole. Cuando llego a la clase, la marea infantil es imparable, todos me quieren decir algo, sobre todo los que ya me conocen. Se organizan los sitios y empieza la ronda de preguntas.

La verdad es que ha sido muy divertido, me lo he pasado muy bien y creo que ellos también y algo habrán aprendido. Me he llevado material médico que les ha encantado, y les he regalado un cartel de la "pirámide de los alimentos" para que la cuelguen en clase.



Mi hija estaba muy contenta, hoy era bastante "prota". Se ha puesto toda colorada cuando le ha tocado leer su pregunta. Espero que dentro de unos años cuando sea adolescente, vaya con sus amigos por la calle y cruce a la otra acera para no encontrarse conmigo, recuerde lo orgullosa que se sintió de ser hija mía tal día como hoy.

lunes, 26 de enero de 2009

Secuelas de la prematuridad



Al acabar mi residencia en el Hospital Sant Joan de Déu, opté a unas becas de investigación que se otorgaban a los residentes que acababan. El proyecto cuajó y me la concedieron en el año 2003. Como mi debilidad eran los niños más pequeños, el proyecto partía de la Unidad de Neonatos y se centraba en los prematuros extremos, los nacidos con menos de 1500 gramos.

Para elegir el tema de estudio, me pregunté que desearía una madre para su hijo prematuro extremo. En primer lugar esa mamá querría que sobreviviera. Pasado el tiempo inicial -tan crucial- le gustaría que estuviera libre de enfermedades secundarias a la prematuridad y en tercer lugar, mucho tiempo después, querría que fuera un niño "normal" en todos los ámbitos de su vida (escolarización y formación, vida social, etc).

Estos 3 "deseos" de esa mamá marcan las cifras de la prematuridad:
  • Supervivencia: Inversamente proporcional al grado de prematuridad. Los niños de menor edad gestacional tienen mayor probabilidad de fallecer. Las cifras han mejorado muchísimo en los últimos 10-15 años. De todas maneras, la disminución de la mortalidad ha conllevado un aumento del porcentaje de secuelas

  • Secuelas graves o moderadas de la prematuridad: Secundarias a la patología médica del prematuro. La secuela más conocida (y temida) es la parálisis cerebral infantil

  • Secuelas leves o tardías: Son las que aparecen con el paso del tiempo, cuando se inicia la escolarización o incluso en la edad adulta. Aparecen trastornos del aprendizaje, trastornos cognitivos o conductuales.
Actualmente existe un mayor interés en el estudio de las secuelas leves, pues con la mejoría de los cuidados neonatales y el aumento de la supervivencia, cada vez en la sociedad hay más niños y adultos que fueron prematuros.

Mi trabajo de investigación trata de estas secuelas leves y ha consistido en realizar tests neuropsicológicos a niños ya escolarizados, de 7, 8 y 9 años, y que estaban clasificados como "sanos" (es decir sin secuelas importantes) con el fin de evaluar diferentes áreas cognitivas: inteligencia general, atención, memoria, lenguaje, percepción, etc. Nuestra hipótesis es que el rendimiento es más bajo que en la población general. Como los datos no están completamente analizados, no os adelanto nada....Tendréis que leer la tesis!!

Aprovecho esta entrada para hacer un pequeño homenaje a las familias de esos pequeños. Nadie está preparado para tener un hijo prematuro y el impacto suele ser tremendo. Pasan muchísimas horas en el hospital siguiendo paso a paso la evolución de sus hijos, sacándose la leche artificialmente, haciendo el método canguro, emocionándose por ganancias de peso minúsculas. Son padres que no reciben felicitaciones ni regalos y que con frecuencia tienen a otros hijos "colocados" durante semanas con otros familiares. Madres y padres "coraje" de niños muy pequeños nacidos antes de tiempo.

domingo, 25 de enero de 2009

Dormir o no dormir, esa es la cuestión







Desde hace unos cuantos días, volvemos a tener noches llenas de despertares infantiles y descansos nocturnos que sin remedio se acaban entre las 7 y las 8 de la mañana (fines de semana incluídos....). Eso sumado al agotador día a día, a las guardias que me toca hacer (en la mayoría no se duerme prácticamente nada), hacen que entre mis deseos más preciados esté dormir una noche del tirón. El sueño se convierte en una obsesión.

He de confesar que soy una dormilona. Lo he sido toda mi vida. Mis padres también y supongo que mi fama de "buena nena" empezó en la más tierna infancia cuando siendo bebé me levantaba como a las 12 del mediodía....Hay dos cosas que a los niños no les gustan y tienen que aprender a hacer y que luego a los adultos nos suelen encantar: una es dormir cuando se tiene sueño y la otra es apreciar los momentos de estar un rato a solas con uno mismo.

El origen de este nuevo periodo insomne es que a la pequeña Irene la hemos tenido que sacar de la cuna hace casi un mes. Resulta que la sinvergüenza aprendió a salirse de la cuna a sus 22 mesecitos y claro, el riesgo de que de madrugada no calculara la distancia y se quedara sin sus dientes de leche era demasiado alto....Así que le montamos una camita pequeña de la que sube y baja con una gran agilidad y divertimento. Ahora nos puede pasar que a las 5 de la madrugada, en uno de los despertares transitorios habituales, se levante, se dé un paseíto, abra la luz de la habitación de su hermana (y entonces ya son dos de cachondeo...), juegue con sus juguetes, venga a ver a mamá.....En fin, un primor. Espero que el llevarla una y otra vez a su cama acabe dando su fruto y acabe entendiendo que toca dormir y volvamos a tener noches en qué podamos dormir del tirón!
Con nuestra hija mayor el tema del sueño ya fue complicado. Enlazamos los cólicos y el comer a todas horas con el desarrollo del apego y a pesar de intentar ser rigurosos en las rutinas diarias, cosa que a los niños les da seguridad, la hora de ir a dormir era un calvario y podía durar 2 ó 3 horas. Tras mucho leer varios libros e intentar otras formas, nos quedamos con el método Estivill. Aunque reconozco que es un sistema un poco "nazi", la verdad es que nos funcionó, y sinceramente no creo que la niña tenga ningún trauma secundario.
Con la pequeña las cosas han sido diferentes. Es más dormilona y las rutinas todavía estaban más marcadas pues al nacer ella ya se seguían diariamente con su hermana. De todas maneras, algún día difícil hemos tenido, y en el caso de ella el método Estivill nunca nos pareció una buena alternativa.
¿Por qué una sí y la otra no? Bueno, cada niña tiene un temperamento muy diferente, que ya es palpable desde los primeros días de vida. Nosotros también estamos en un momento diferente. En fin, que creo que no hay recetas mágicas y que en cada momento y con cada hijo, hay que aplicar el sentido común y las posibilidades de cada uno....Eso sí, evitando crear un pequeño dictador. Tengo una conocida que para conseguir que el niño se duerma, ¡se mete en la cuna con él! Y eso ya me parece que son palabras mayores....

sábado, 24 de enero de 2009

Prematuridad



Hoy hablaré de un tema que me apasiona: la prematuridad. El embarazo en la mujer dura aproximadamente 9 meses, que equivale a 40 semanas. Los obstetras y los pediatras consideramos que un parto se produce a término cuando tiene lugar entre la semana 37 y el final de la semana 41. A partir de la semana 42, es un parto postérmino, que se intenta evitar siempre pues la placenta envejece y el feto puede sufrir. Cuando el parto se produce con 36 semanas o menos, nacerá un niño prematuro. Nacer antes de tiempo implica además de un peso y una talla pequeños, una inmadurez de todos los órganos y sistemas. Obviamente la probabilidad de tener problemas médicos y secuelas es mayor contra menor sea la edad de gestación.

Clasificamos a los prematuros en:
  • Prematuro moderado, nacimiento entre las 32 y las 36 semanas de gestación. Su peso suele estar entre 1500 y 2500 gramos
  • Prematuro extremo, nacido entre las semanas 28 y 32 de embarazo. Su peso en general es inferior a 1500 gramos. En la literatura médica los niños nacidos con menos de 1500 gramos se conocen como recién nacidos de muy bajo peso
  • Prematuro muy extremo o gran inmaduro, nacido con menos de 28 semanas de gestación. Su peso suele ser menor de 1000 gramos. Es un grupo con alta probabilidad de mortalidad y también de patología y secuelas.

Por lo general los prematuros moderados, sobre todo los nacidos a partir de las 33-34 semanas, suelen nacer bien y no tener muchos problemas de salud. La mayoría de veces sólo tendrán que engordar aunque para ello algunos estén unos días en una incubadora.

La medicina perinatal ha evolucionado mucho en los últimos años. Los problemas iniciales de un prematuro suelen ser respiratorios. Algunos tratamientos como el surfactante pulmonar han incrementado de forma significativa la supervivencia.

En el caso de los niños menores de 1500 gramos, nacer prematuro suele ser una carrera de obstáculos. La inmadurez puede provocar diferentes patologías, que si bien no son exclusivas, son muy características de la prematuridad. Todos estos problemas médicos junto al hecho de que el cerebro se desarrolla en un entorno "hostil", fuera del útero materno, pueden dar lugar a secuelas neurológicas de diferente magnitud.

viernes, 23 de enero de 2009

No dejes para mañana....

Después de unos 3 meses pagando religiosamente mi cuota mensual en Can Felipa (polideportivo municipal en Poblenou) y sin haberlo pisado más que para acompañar a la pequeña a la piscina (que es una cuota aparte), hoy me he levantado con ánimo deportivo y he decidido no dejarlo para mañana. BIEENNNN! Eso sí que es empezar a cumplir los objetivos del 2009. Ahora mismo estoy MUEEEEERTA! y mañana cantaré aquello de "Hoy no me puedo levantar" de las agujetas que voy a tener. Espero continuar en el empeño y empezar a poner en forma este cuerpo oxidado, recordando viejos tiempos.
Para empezar he ido a una clase de Pilates y me ha gustado, supongo que repetiré. Gracias a las miles de clases de danza en mi infancia en Aerodance, creo que no he hecho el ridículo. La danza te enseña un control postural y un sentido del ritmo que no se pierde por muchos años que pasen. Mi hija mayor ha empezado a hacer ballet este año. Aunque yo estoy encantada, es una actividad que ha elegido ella solita. Por mucho que a mi marido, un loco del baloncesto, le hubiera encantado tener una pequeña pívot, lo tuvo claro el día en que no pudo disfrutar del homenaje a Nacho Solozábal en el Palau Blaugrana al ir acompañado de una mocosa de casi 3 años que al salir le dijo: "Papa, es la última vez que me llevas a ver básket, ni ninguna otra cosa que se juegue con pelota". A lo mejor con la pequeña que no parece tan princesita tiene más suerte! Por cierto a Nacho Solozábal coordina una escuela de básquet en Barcelona, en diferentes instalaciones. Tuve la oportunidad de ver cómo funciona en el Polideportivo de la Vila Olímpica, y me parece una forma muy divertida pero inteligente de introducirse en ese deporte.
Además del ballet de la mayor, mis dos hijas van a piscina. Aprender a nadar me parece fundamental en los primeros años de vida. Y esa sí que es una actividad que hemos elegido nosotros.
Cuando aprendan a nadar podrán continuar con la natación o elegir otro deporte, o seguir con la danza, ellas mismas. Eso sí, intentaré que el deporte forme parte de sus vidas. Es un excelente socializador y permite luchar contra esa gran plaga que es la obesidad infantil.

jueves, 22 de enero de 2009

El origen de este blog...

Desde hace algún tiempo me pasa por la cabeza escribir un libro. Supongo que es una idea que todos los buenos lectores tienen alguna vez en su vida. Si en algún momento me decidiera estoy segura que sería una especie de "ensayo" relacionado con mi amada profesión: la pediatría. Desde luego sin ninguna intención de hacer ningún tratado médico riguroso, sinó más bien todo lo contrario. Partiría de mi experiencia profesional tras casi 10 años de trabajo y con un peso fundamental de mi experiencia como mamá de 2 niñas de corta edad.
Recuerdo en mis años de residencia en el Hospital Sant Joan de Déu cómo nuestro jefe nos decía que seríamos pediatras integrales en el momento en qué tuviéramos hijos. Nos costaba creer aquella frase estando inmersos en una exquisita e intensa formación MIR. En cuanto tuve a mi primera hija descubrí lo poco que sabía de aspectos cotidianos de la crianza de un niño. El saber médico era importante para distinguir la anormalidad y para saber "a vista de pájaro" y saltándome todas las revisiones....que la niña estaba bien de salud. Pero no era suficiente para la vivencia del día a día. En estos 5 años que han transcurrido desde que nació Laia, he aprendido tanto o más que en los 5 primeros años de profesión en los que los aspectos técnicos y científicos fueron tan importantes. Y lo que me queda por aprender!!
Volviendo al hilo inicial....los días me pasan volando; el trabajo, la familia y las obligaciones dejan poco espacio a otras cosas; tengo mi tesis todavía en proceso....vaya que el libro en el que pienso de momento va a tener que esperar! Y eso es el origen de este blog: la versión abreviada, online y "sin compromiso" de ese proyecto personal.
Algún día me tomaré la licencia de hablar de otros temas de interés más "filosóficos"...supongo que me daréis permiso.
Dos blogs que me encantan me han hecho pensar en crear el mío propio y desde aquí os los recomiendo. El primero es el del Dr. Santi García-Tornel, un gran sabio y una excelente persona con el que he tenido la suerte de formarme. Y el segundo es el de mi primo, Ferran Casas, periodista del periódico Público, que escribe con gran maestría de política, un tema que le apasiona desde que era un crío.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails