miércoles, 27 de mayo de 2015

Problemas de suministro de vacunas contra la tos ferina


Hace un par de semanas, la Agencia Española del Medicamento informaba sobre problemas en el suministro de vacunas con componente tos ferina, en concreto la pentavalente que se administra a los 18 meses y la dTpa que se administra a los 4-6 años, y desde hace unos meses también a las embarazadas en el tercer trimestre del embarazo (aunque por la lista que incluye la nota, también está incluida la vacuna hexavalente que se aplica a los 2, 4 y 6 meses). Ahora desde Salut Pública nos han dado alguna indicación de cómo afrontar esta situación, con alguna pequeña modificación en los calendarios vacunales en caso necesario.

Aunque de momento seguimos vacunando, está claro que el stock en algún momento se va a acabar, con las dificultades que puede comportar para proteger a los que más lo necesitan.

La verdad es que el desabastecimiento de fármacos pediátricos en los últimos meses es preocupante, y especialmente genera cierta impotencia no conocer las causas reales que nos llevan a esta situación, ya que los argumentos siempre resultan ambiguos y poco esclarecedores.

Uno de los efectos colaterales más destacados, es que cualquier situación que afecte a las vacunas, aunque no esté relacionada con la seguridad, genera desconfianza en determinados medios, algo que nos acaba perjudicando a todos. 

Como profesional desearía que la situación se resuelva lo antes posible, que nuestros pacientes no se vean perjudicados y también que las explicaciones sean más transparentes. Empezamos a estar un poco cansados...

lunes, 25 de mayo de 2015

Desarrollo psicomotor: escuchemos a los padres

En la consulta cada día acuden familias que vienen por primera vez. A veces son bebés recién nacidos, o de pocos meses. Otras veces una de las primeras visitas que se repite con frecuencia es de padres que vienen con niños o con niñas entorno a los 2 años -a veces un poco más mayores- con dudas acerca de su desarrollo psicomotor. Puede ser un retraso del lenguaje aislado, o bien que hayan notado que en algún aspecto su hij@ es diferente.

Puede ocurrir que estos padres en su contacto con diferentes profesionales, se hayan sentido escuchados y atendidos, pero también puede suceder lo contrario: ni en la escuela infantil ni en los pediatras, se ha dado importancia a lo que explicaban. Hace pocos días, recibí una familia que se había sentido un poco desatendida en ese sentido: no tenían el feedback que buscaban de los profesionales de su entorno (profesores, pediatra, psicopedagogo,...) y navegaban en la inquietud que da la sensación de no aprovechar el tiempo.

Tengo que decir que a veces es difícil en lo que dura una consulta ser capaz de estimar si existe algún problema en el desarrollo o no. Como sabéis los límites de normalidad son amplios y también ocurre, que hay niños, que sin tener en realidad ningún problema pueden ir con cierto retraso "fisiológico" que no siempre es fácil de catalogar.

En otras circunstancias ocurre lo contrario y creo que alguna vez ya he hablado por aquí de ello: niños a los que ves que claramente las cosas no van bien, y son los propios padres los que de alguna manera encuentran argumentos para justificar el retraso o la ausencia de una capacidad esperable, o focalizan el centro de su preocupación en otros aspectos (típico el crecimiento somático lento o las múltiples "itis" de los primeros años de escolarización). 

Creo que es muy importante escuchar a los padres. Son los que están a diario con sus hijos, los que los conocen milimétricamente, y escuchar su intuición sobre el desarrollo es fundamental. Aprovechando además ese rato de conversación con los padres para observar al niño -de reojo-. 
Es posible que haya gente que se angustie y vea problemas donde no los hay, pero es igualmente frecuente ver padres que se han sentido no escuchados para luego detectarse algún trastorno tributario de seguimiento.


En el caso del desarrollo creo que siempre es mejor pecar de exceso. El motivo es la plasticidad cerebral de los primeros años de vida. Y por eso muchos niños que aparentemente están bien, solamente por sus factores de riesgo (como por ejemplo prematuridad extrema o algún hallazgo en periodo neonatal) son derivados a estimulación y seguimiento más cercano. Si luego las cosas van bien y era una "falsa alarma"....pues tampoco es un drama. Lógicamente derivando niños con criterio, pues medicalizar o entrar en circuitos innecesarios tampoco es lo mejor. 

Sobre el desarrollo psicomotor hay tendencias de todo tipo. En niños que no tienen problemas, no hace falta hacer nada "extra". En nuestra propia relación con nuestros hijos vamos a propiciar su desarrollo. Ha habido épocas de modas más intervencionistas. Momentos en los que por ejemplo se repetía hasta la saciedad la importancia del gateo (y como dice mi amigo Marchena, ¿cómo narices se enseña a un bebé a gatear?). Ahora leo en blogs y páginas de internet -y algunas madres me lo comentan en la consulta- que las tendencias son contrarias: mínima manipulación, "no poner al niño o a la niña en ninguna posición a la que no sepa llegar por si solo/-a". Me parece también un poco absurdo. Si depende todo del niño, va a estar en la cuna estirado unos cuantos meses.... No pasa nada por sentarlo, por dejarle que intente estirar sus piernas como si quisiera ponerse de pie, por ofrecerle objetos aunque no llegue a cogerlos,.... En definitiva, sentido común!

miércoles, 20 de mayo de 2015

¿Qué saben las madres sobre la donación de leche materna?

Ayer acudí a una jornada en el Banco de Leche Materna de mi ciudad que se celebraba con motivo del Día Mundial de la Donación de Leche Materna. Me plantearon que hablara sobre la forma de llegar a las madres, y mi presentación hablaba de las redes sociales y de las redes de madres en general, que es en los ambientes en los que me muevo. Me acompañó la Dra. Paula Rodríguez, que es amiga y compañera en el hospital y es la pediatra que dirige el grupo y la consulta de lactancia de mi centro.
Entre las dos intentamos transmitir las motivaciones y las dificultades que se encuentran las madres en su lactancia y cuando quieren ser donantes y también explicar un poco lo que conocemos de nuestro entorno.

La jornada fue multidisciplinar, dirigida a profesionales. Hablaron neonatólogos, matronas, y también madres receptoras y donantes. Los beneficios de la leche materna son innegables en todos los niños, pero son oro puro para algunos niños por su situación, como es el caso de los prematuros extremos. Aunque la leche materna de banco, por el tratamiento que precisa recibir para ser de calidad y segura, pierde algunos nutrientes respecto a la leche de la propia madre, el beneficio que obtienen los niños críticos respecto a la leche de fórmula está bien contrastado. Especialmente en la prevalencia de enterocolitis necrotizante, pero también en la probabilidad de sepsis y de otras complicaciones graves.

Sobre la presentación, comentar que presenté la encuesta que hace unos días lancé en twitter y que en poco más de 24 horas habían contestado 2000 madres. La potencia de las redes es espectacular! Quiero aprovechar para agradecer a las madres que "perdieron" esos minutos en rellenar la encuesta. Los datos, que son anónimos, los he cedido al Banc de Llet para que puedan trabajar en optimizar circuitos o modos de comunicación. ¡Muchos bebés se beneficiarán de ello!

Otro post imperdible sobre la donación de leche materna es de ayer, de Madre reciente. A leer!



lunes, 18 de mayo de 2015

¿Las madres somos "portadoras" de los trastornos de la conducta alimentaria?

Mi post anterior sobre los tallajes de la ropa infantil y juvenil ha dado unas cuantas vueltas. Ha generado reflexiones y opiniones muy interesantes, tanto en la propia entrada como en facebook (en mi página y en la de El médico de mi hij@), que os quisiera recomendar leer.

El tema del aspecto físico y de los cánones de belleza que la sociedad nos impone es un tema a trabajar sin descanso con nuestros hijos, y aunque no de forma exclusiva, creo que el problema es superior con las niñas. Si no mirad la cantidad de anuncios con contenido sexista y con apología del culto al cuerpo a los que estamos -y están- expuestos. 

Hace unos días en la consulta, visité a una adolescente de 15 años con un peso y una talla normalísimas para su edad. Le preocupaba el peso. Me suelo anotar detalles como ese en la historia clínica y pude observar que el año anterior, había relatado la misma preocupación. Era una niña que en sus años preadolescentes también había sido redondita, y el hecho es que 3 ó 4 años después, a pesar de que había aumentado significativamente su altura, el peso estaba inamovible.
El padre me pedía que les ayudase a desdramatizar. Recuerdo que le comenté que dentro de unos años la chica vería los fotos de ella misma a sus 15 ó 16 años y se vería estupenda. Las mujeres siempre tenemos esa tendencia, a vernos "mal" en el momento en el que estamos y a ser mucho más benévolas con nosotras mismas cuando pasa el tiempo. El padre me comentó en tono jocoso que él siempre se había visto bien. Qué diferentes son las percepciones de hombres y mujeres, ¿verdad?


Por mi parte, y tal como relatan algunos comentarios al post anterior, también ha habido épocas en las que he sufrido la dictadura de las tallas. Siempre he sido bajita y redondita. Estando siempre en pesos considerados saludables (si nos basamos en el índice de masa corporal), siempre he tenido curvas. Así que había tiendas en las que era difícil vestirse, aunque fueran las que estaban de moda entre la gente de mi edad. A algunas decidí hace muchos años no entrar, y he mantenido mi "promesa" a lo largo de las décadas. Con el tiempo he superado complejos y tonterías varias y de hecho de un tiempo a esta parte, no hago dietas ni vigilo más de lo necesario para seguir una dieta sana y equilibrada. Al final vivo con 4 ó 5 kilos más de los que me permitirían meterme en una talla menos y verme más "estupenda" según los prototipos, pero así soy más feliz y no me obsesiono. Supongo que a lo largo de los años he conseguido quererme más, aunque sea a expensas de gustarme menos (que tampoco es así exactamente, pero ya me entendéis...). 

A veces recuerdo una conversación de mi época en la universidad con una de mis compañeras de clase. Hablando de todo este tema del control del peso, del querer verse guapa y delgada, decía que si la anorexia y el resto de trastornos de la conducta alimentaria fueran una enfermedad genética, la mayoría de las mujeres seríamos "portadoras" de los genes responsables. Y así es. Trabajemos por no ser portadoras ante nuestras hijas. Ellas nos imitan y algunas de sus actitudes futuras, sin quererlo nosotras, pueden ser consecuencia de nuestros actos o de nuestros comentarios. Y sobre eso, sí tenemos capacidad de maniobrar. Sin obviar la responsabilidad de la sociedad en general y de las marcas de ropa en particular.

miércoles, 13 de mayo de 2015

¿Niñas gordas o tallas pequeñas?

Hace días que mi hija pequeña me comenta que piensa que está gorda. Delgada no está, pero bajo mi punto de vista es normal (y así queda reflejada también de forma objetiva en los dichosos percentiles). Nunca ha perdido su barriga desde que era un bebé, su constitución y su intolerancia a la fructosa contribuyen a que esa sea la forma de su cuerpo. Creo que su pensamiento no es autóctono, y viene provocado por algún comentario malicioso del entorno. El otro día me comentó que no quería ser una "pringada" entre los de su clase por este motivo. Es triste ver qué pronto, apenas con 8 años, tienen interiorizados estos pensamientos y cómo la sociedad lleva hasta ello.

Como comprenderéis en casa "estoy trabajando" este tema. Hablándoles de lo poco real que es el pensamiento y el juicio social y también de la necesidad de aceptarse a sí mismas como son y de aceptar a los demás, también a los que son diferentes.

Ayer por la tarde nos fuimos de compras. La explosión del calor de los últimos días me obligó a empezar con el cambio de armario hace unos días y como era de esperar, poco hay aprovechable de temporadas anteriores: han crecido y hay que renovar vestuario. Estuvimos en un par de tiendas. La mayor, a sus 11 años, ya no quiere vestirse en las tiendas donde venden ropa para niños. Ya visitamos las tiendas para "gente joven" (no diré que me he acostumbrado, pero he superado el shock de comprar ropa para mi hija en alguna tienda en la que me la compro ocasionalmente yo....). 

La primera tienda a la que entramos fue Bershka. Que de un tiempo a esta parte hayan bajado la intensidad de los decibelios es un punto a su favor, pero lo que pasa con las tallas les aporta unos cuantos puntos negativos. 

Las tallas son pequeñas. Pequeñísimas. Tanto que me parece inmoral que una niña de 11 años, con el cuerpo a medio desarrollar (y que también tiene un peso normal...) no quepa en una talla 36. Pronto no cabrá en una 38. Y me pregunto, ¿qué tipo de mensaje reciben estas niñas y jóvenes? Para mí es evidente. Que les sobra peso. 

Rizando el rizo, hice probar a mi pequeña, que como os digo cumplió 8 años en febrero, una de las camisas que les gustaron a las dos. Aquí abajo tenéis la imagen: la talla pequeña le queda bien, un poco ancha quizá la sisa y para de contar. De hecho, por ella, se la hubiera llevado puesta. Vamos mal. Muy mal. 

Y no entraré a valorar hoy los modelos de ropa que van destinados a niñas preadolescentes, porque eso ya es harina de otro costal. Pero que también tiene tela marinera....

Otra lectura sobre este tema podéis encontrarla aquí: No diet day



lunes, 11 de mayo de 2015

Actualizaciones pediátricas



Este fin de semana ha tenido lugar el congreso anual de la Societat Catalana de Pediatria. El entorno ha sido incomparable, en el Món Sant Benet, cerca de Manresa. Siempre es una buena ocasión para saludar a muchos pediatras amigos y conocer a otros nuevos o poner cara a personas con las que compartimos en las redes. 

Por mi parte presenté 3 comunicaciones en formato póster. En uno, les enseñé a mis compañeros pediatras los resultados de la encuesta sobre si los padres nos mienten a los pediatras. En el segundo expliqué mi experiencia con la utilización del e-mail en la consulta como forma complementaria de comunicación médico-paciente. El tercero era un trabajo del que en realidad no soy la protagonista, sino que es mi amiga Paula, donde explicábamos el funcionamiento del grupo de lactancia, las motivaciones que llevan a las madres a acudir y los resultados que se obtienen. 

También colaboraba en otras de las comunicaciones sobre el programa DARweb para el abordaje del dolor abdominal recurrente, un estudio de la UOC. Y desde el Hospital de Nens, mis compañeros también presentaron sus trabajos. 

Como en la edición anterior, este año se ha intentado acercar a los ciudadanos de la zona la labor de los pediatras y aportar alguna cosa de valor al territorio. Se hizo un taller para padres y profesores sobre alergia alimentaria (cocina y autoinyección de adrenalina) y otro para los chavales de sexto de primaria del pueblo, a los que se les enseñaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar

Aparte de presentar nuestros trabajos, lógicamente una aprende cosas. Y os voy a hacer un resumen en plan telegrama de las cosas que más interesantes me han parecido (me dejo muchas cosas en el tintero...):

- La alergia a proteínas de leche de vaca va en aumento. La clasificación de los diferentes tipos de cuadros en relación con las proteínas de leche de vaca no es sencilla, pero determina sus manifestaciones y en muchos casos la evolución.
- El abordaje de la alergia alimentaria ha dado una vuelta de 360 grados. Ahora no se trata tanto de determinar una alergia a un determinado alimento sino la alergia a determinadas proteínas que están presentes en diferentes alimentos, produciéndose alergias cruzadas.
- Las nuevas tendencias en el tratamiento de la alergia alimentaria van en la línea de la desensibilización. El objetivo es conseguir tolerancias que se mantengan de por vida. 
- El tratamiento de los hemangiomas en los niños ha evolucionado radicalmente. Aunque son lesiones que tienen tendencia a desaparecer con la edad, en algunos casos por su localización, tamaño o complicaciones, es conveniente instaurar un tratamiento precoz. Algunos nuevos tratamientos resultan prometedores.
- La atención al paciente crónico pediátrico y al paciente paliativo necesita una vuelta de tuerca. Hay muchas iniciativas muy interesantes, como la que están desarrollando en el Hospital Sant Joan de Déu, pero sin duda estamos a años luz de la planificación que en este sentido tienen los adultos. 
- Se comentó la preocupación de los pediatras por el hecho de que existe cierto aumento de los colectivos que no quieren vacunar a sus hijos. Quedó claro que aunque la realidad de las consultas no es la realidad que vemos en las redes, los pediatras tenemos que comunicarnos mejor...
- La dieta vegetariana tiene algunas ventajas y algunos inconvenientes. Especialmente en épocas de la vida "especiales" como son el embarazo o la época del lactante. Las dietas tienen que estar bien planificadas y estar muy atentos a los aportes de determinados nutrientes y vitaminas, especialmente la vitamina B12, que puede originar problemas neurológicos severos en los niños. 
- Un repaso por la salud y las condiciones de trabajo de los pediatras catalanes....Pocas sorpresas, y siempre las mujeres perdiendo... :-( Si tenéis interés en conocer el estudio entero, clicad aquí
- Una mirada a las infecciones víricas emergentes....Aunque las nuevas epidemias de virus respiratorios han sucedido lejos de nuestras fronteras, habrá que estar atentos...
- La epidemia de ébola parece por fin estar controlada en los países africanos de donde ha surgido la alerta mundial. En la exposición quedó evidente que la comunidad internacional reaccionó tarde ante la gravedad de la situación y por eso se produjo cierta situación de descontrol. Un dato curioso: el sarampión o la tos ferina son enfermedades muchísimo más contagiosas que la fiebre hemorrágica por ébola. Se estima que un enfermo de ébola no controlado infecta a una media de dos personas mientras que un enfermo de sarampión o de tos ferina no controlados, pueden infectar ¡a 15 personas!
- La última mesa redonda se dedicó a hablar de otra pediatría: la que tiene lugar fuera de nuestras fronteras en tareas de cooperación. Experiencias en Sierra Leona, en Madagascar o en Anantapur, que hicieron saltar las lágrimas a más de uno. 
 

viernes, 8 de mayo de 2015

¿Qué es la salud? Explicado por una niña

Hoy escribiré muy poco. Os dejo con una presentación sencilla y espontánea que hizo hace un par de días Laia, mi hija mayor. Como podéis ver tiene la cabeza muy bien amueblada (qué orgullo!!)... bastante mejor que muchas de las personas que toman decisiones importantes....
Buen fin de semana!


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails