lunes, 1 de septiembre de 2014

He cumplido dos años: ¿Me quitan el chupete y el pañal?

El primer cumpleaños de cada niño es un hito que se suele celebrar por todo lo alto. Cuando el bebé cumple dos años, los acontecimientos pasan más discretamente pero también es un momento destacado en el desarrollo: el niño o la niña definitivamente dejará de ser un bebé y empezará a ser un preescolar. Los cambios físicos y las destrezas desde el punto de vista psicomotriz son muy evidentes y la capacidad de interaccionar con nuestro hijo se multiplica.
Llegada esa edad y a veces por la percepción de que se ha hecho "mayor" y otras veces empujados por un hermano que acaba de llegar o está en camino, muchos padres toman la decisión de quitar el chupete y quitar también el pañal. Como ambos "objetos" están ligados al "mundo del bebé", es fácil que su retirada se plantee conjuntamente o en tiempos correlativos. 

En esa visita que comento de los dos años, muchos padres, sobre todo si es en época estival, preguntarán sobre la retirada del pañal. Sobre el chupete, la mayoría remolonea -padres y niños- a sabiendas que ese momento va a ser duro. Curiosamente, bajo mi perspectiva, es bastante más "duro" -y hablo desde la perspectiva de mamá- la retirada del pañal que la del chupete, como mínimo si tenemos en cuenta los días (y las lavadoras....) que cuestan uno y el otro.

Me consta también que muchos pediatras en el momento de la visita de los dos años indican a los padres algo así como "fuera chupete y fuera pañal". 

A mí me gusta desligar ambos objetos. Porque aunque tengan que ver con el mundo "bebé", no tienen nada que ver. El control de esfínteres va a depender de la maduración de la conexión entre el sistema genitourinario y el cerebro, mientras que el uso o la retirada del chupete a esa edad no tiene relación con ningún tipo de madurez física o fisiológica, sino que está relacionado con la gestión de las emociones. 

Por eso el niño llegará un momento en el que "está preparado" física y mentalmente para controlar sus esfínteres y retirar el pañal (aunque sea a expensas de algún que otro "fracaso"), mientras que con dos años, difícilmente un niño va a estar "preparado" para prescindir de su chupete. O sea que mientras que en el control de esfínteres, la decisión debe ser necesariamente más consensuada (decisión paterna y maduración del niño), en el caso del chupete, la decisión es exclusivamente de los padres. Y es un momento en el que es preciso tenerlo claro y no afrontarlo como un drama -a pesar de que nos enfrentemos a una que otra noche toledana-.

Mientras con el pañal suelo aconsejar pecar de tarde que de pronto, con el chupete es mejor pecar de pronto que de tarde. Si quitamos el pañal demasiado pronto y el niño no está preparado, el fracaso y la frustración para ambas partes es la norma. A veces tan solo dos o tres meses después, la situación es radicalmente diferente. Con el chupete en cambio, si vamos tarde, corremos el riesgo de malformar la boca y de tener otros problemas asociados. Y nunca encontraremos el momento adecuado.

En uno y otro caso, las crisis familiares son la norma. Como sabemos que vamos a pasar momentos que pueden rozar el abismo, si podemos evitar la coincidencia con otros hechos vitales importantes para el niño o la familia como el inicio de la escuela infantil o el nacimiento de otro bebé, mejor. 

Paciencia y determinación para los que estáis en esas fases....Todo se supera!


jueves, 28 de agosto de 2014

De vuelta...

Reconozco que me ha costado otra vez este año ponerme delante de esta página en blanco. La desconexión ha funcionado y como pasa con tantas otras cosas, poner en marcha la maquinaria a veces necesita su tiempo. El otro día un compañero del hospital me recordó que hacía ya varios días que no escribía, y tenía razón!

El verano ha ido francamente bien. Las vacaciones empezaron con la celebración de mi cumple, que fue muy divertido! 
En estas semanas ha habido mucho tiempo en familia. Mucho tiempo también para pensar. Para ordenar ideas y para pensar en cómo abordar los próximos meses y dándole vueltas a nuevos proyectos. Renovada, aunque ya no tan fresca como hace unos días, pues ya llevo varios días trabajando.
Trabajando bastantes horas. En verano nos repartimos los turnos de guardias de forma diferente, para intentar que todo el mundo pueda hacer vacaciones en el momento que lo desea. Por suerte, Urgencias está todavía bastante tranquilo, con patología propiamente del verano, siempre más banal. 

Circo glaciar de Fuente Dé (Cantabria). Simplemente espectacular!!!
Volver a la consulta ha sido una delicia, me siento identificada con esta entrada  de un compañero bloguero. He sentido ganas de saludar a algunos niños y a sus familias, de saber cómo les ha ido el verano. De ver cómo algunos pequeños han crecido y han madurado a nivel psicomotor de forma espectacular en tan solo unas semanas. Gente que ha esperado a consultar a que yo regresara (nuevos pacientes y "antiguos"). Gente en la que he pensado durante las vacaciones. Gente con la que he seguido manteniendo contacto aunque sea puntualmente (e-mails, redes sociales,...). Gente que forman parte de mi universo cotidiano.

Aun faltan unos días para recuperar la velocidad de crucero. Seguramente el momento del inicio del curso escolar marca el pistoletazo de salida para recuperar el rumbo claramente. 
¿Preparad@s?




viernes, 25 de julio de 2014

40 cosas que he aprendido en 40 años....

Hoy estoy de cumpleaños. Estoy feliz. Cumplir años siempre es una opción mucho mejor que no hacerlo. Y aunque cambia la cifra, y simbólicamente los 40 parecen un punto de inflexión, la realidad es que lo vivo con optimismo, sin atisbar ninguna crisis existencial en el horizonte y con ánimo de continuar echándole el cierre a este último trienio de sombras. 
Os dejo con algunas reflexiones a las que la cifra me ha llevado. Y aprovecho para desearos un feliz verano....Nos vemos de nuevo en unos días!

40 cosas que he aprendido en 40 años

1. Que el mejor momento del día puede ser el más sencillo e inesperado.
2. Que es necesario aprender a decir "no" y sobretodo aprender a decir "lo siento".
3. Que es posible ver orden dentro del caos.
4. Que la envidia es una gran pérdida de tiempo.
5. Que no eres responsable de la cara que tienes, pero sí de la que pones.
6. Que la humildad es una condición imprescindible de las buenas personas.
7. Que lo de "para presumir, hay que sufrir" definitivamente no va conmigo.
8. Que aprender y estudiar de forma contínua son un objetivo en sí mismo.
9. Que lo contrario de la felicidad es el miedo.
10. Que nunca en la vida se puede decir "de este agua no beberé".
11. Que es mentira "que dos no se pelean si uno no quiere".
12. Que definitivamente el verano es mi estación del año favorita.
13. Que los peores compañeros de viaje son las personas narcisistas.
14. Que los amigos de verdad se cuentan con muy pocos dedos.
15. Que tener un trabajo que te hace feliz es impagable. Como decía Confucio "encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar en tu vida".
16. Que siempre habrá un mediocre por encima tuyo y algún genio por debajo.
17. Que educar es la tarea más difícil y de mayor responsabilidad que haré en toda mi vida.
18. Que perder a un padre es el peor golpe que me ha dado la vida (qué importantes son los padres y las madres a cualquier edad de sus hijos...!!)
19. Que la única decisión que siempre sé que no ha sido equivocada es haber tenido a mis dos hijas.
20. Que los niños nos enseñan muchísimas más cosas que nosotros a ellos.
21. Que lo más bello de una casa no son ni sus metros cuadrados, ni sus paredes ni sus muebles, sino las personas que en ella habitan.
22. Que el divorcio es un trago duro, pero no es el fin del mundo.
23. Que solo le tienes miedo de verdad a la muerte cuando has traído hijos al mundo.
24. Que la persona que eliges como pareja determina en un porcentaje muy importante tu grado de felicidad/infelicidad.
25. Que aprender a apreciar la soledad es un signo de madurez.
26. Que somos fruto de nuestro pasado pero que hay que orientarse al presente y soñar con el futuro.
27. Que dar sin esperar recibir nada a cambio es un bálsamo para el alma.
28. Que los prejuicios están muy arraigados y nos hacen tomar decisiones erróneas.
29. Que compartir el conocimiento es lo que le da valor a adquirirlo.
30. Que la vida son dos días para pasarse la mitad del tiempo amargado.
31. Que no es más débil el que pide ayuda ni más fuerte el que puede prestarla.
32. Que equivocarse es parte de la vida, y que no me arrepiento de mis errores ni de mis fracasos.
33. Que las cosas más importantes de la vida no se pueden comprar con dinero.
34. Que muchas cosas sustanciales son díficiles de comprender antes de los treinta y tantos.
35. Que aceptar los propios límites y las propias imperfecciones aporta paz.
36. Que "una flor no fa estiu, ni dues primavera", pero cómo nos alegra encontrarnos una flor de vez en cuando!
37. Que al final me lancé a cumplir la frase "write the book you want to read" y ha sido una de las experiencias más maravillosas de mi vida.
38. Que he tenido hijos, escrito un libro y todavía no he plantado un árbol. Así que me tendré que poner a ello.
39. Que cuanto más "entreno", más "suerte" tengo. Los sueños se pueden cumplir!
40. Que me siento agradecida por todo lo que tengo y que cada vez me conformo con menos.






martes, 22 de julio de 2014

Lecturas de verano

Como podréis comprobar llevo unos días en los que he puesto el freno. Y ya está semana voy a echar el cierre por unos días. Necesito descansar un poco después de un curso intenso en lo personal y en lo profesional. 
A modo de despedida y a falta de un post especial a final de semana, os dejo con un par de recomendaciones de lectura para el verano sobre temas afines a estas páginas. No os voy a volver a hablar de mi "hijo" porque muchos de vosotros ya le habéis echado un ojo, que lo sé. Hoy os traigo a otras autoras amigas, madres y estupendas profesionales que también han publicado libros en estos últimos meses.

Instrucciones para sobrevivir a los hijos. De Ana González Duque, la Dra. Jomeini

Los que seguís con asiduidad a Ana, la Doctora Jomeini, sabéis que de vez en cuando algunas de las entradas están protagonizadas por sus hijos, bautizados en la bitácora como Susanita y el Terro. Algunas son para morirse de risa y ahora ha decidido recopilarlas en un libro que te hará pasar un buen rato y si no tienes hijos, plantearte seriamente no tenerlos nunca, jejeje. 
Yo creo que me enganché a su blog definitivamente tras leer una entrada en la que Ana se tiraba a la piscina con ropa para sacar al niño que se había tirado sin flotador....
Es el tercer libro de Ana, que le está dando caña a esto de la literatura después de El blog de la Doctora Jomeini y Planes de boda.


Cosas que nadie te contó antes de tener hijos. De Cecilia Jan

Otro libro que según como se lea puede ser un buen anticonceptivo, jajaja. Escrito por Cecilia, periodista que coordina el blog "De mamas & de papas" de El País, a quien tuve el placer de conocer hace ya algún tiempo en una jornada de madres blogueras que hubo aquí en Barcelona. Cecilia es madre de tres hijos y también tiene bastantes historias que contar.... 
El libro va de menos a más bajo mi punto de vista, empezando por la parte que hace referencia a embarazo, parto y bebés pequeños -temas sobre los que hay más literatura-, para luego meterse de lleno en el día a día de su propia familia, con detalles sorprendentes y en los que es fácil sentirse identificado, y que explica en primera persona y siempre con humor. Memorables los capítulos de "Caca, culo, pedo, pis" y el de "Sexo y relaciones de pareja". Ríete, ríete,....



¿Dónde está mi tribu? De Carolina del Olmo

 Este libro es una joya. A Carolina no la conozco personalmente, pero me encantaría!! A diferencia de los otros, hay poco humor y mucha dosis de realidad. Desgrana a partir de sus investigaciones y de su propia experiencia la vivencia de la crianza y de la maternidad, así como la influencia de la sociedad en la que vivimos sobre las prácticas maternales. El concepto de "tribu", el papel de los expertos, la parte que corresponde a la naturaleza, los conceptos de compromiso y conciliación...
Ese libro me ha inspirado muchas reflexiones y alguna que otra entrada como la de la encuesta sobre las mentiras al pediatra.
Como os decía es un libro maravilloso, fundamentalmente porque está escrito desde el afecto y tiene un efecto desculpabilizador hacia las madres, algo muy necesario. Y porque permite comprender muchas de las encrucijadas en las que nos hallamos las mujeres hoy en día y el por qué cuidar es tan importante y lo cambia todo. 


Feliz lectura y feliz verano!!!

lunes, 14 de julio de 2014

Cómo cargarse la lactancia materna en 5 pasos

Tanto en las consultas como en Urgencias recibimos recién nacidos que han venido al mundo en diferentes hospitales de la ciudad (en mi hospital no hay maternidad).
Cada centro tiene su forma particular de registrar la información perinatal, esa que los pediatras pedimos y leemos con avidez cuando el recién nacido está en nuestras consultas, con tal de conocer cómo han ido el embarazo, el parto y esos primeros días tras el nacimiento. Toda esta información condicionará el seguimiento que le haremos al bebé en esos primeros días de vida y la necesidad de controles específicos. 
El otro día cuando ingresaba a un bebé recién nacido por un problema en los primeros días de vida, me fijé en el contenido de la carpeta en la que estaban los informes clínicos. Reconozco que era la primera vez que me detuve a leer la información sanitaria allí contenida a modo de consejo para los padres recientes. Y me quedé pasmada ya con las primeras indicaciones que hablan sobre la lactancia materna. La verdad es que tiene pinta de ser un escrito creado hace bastantes años (igual en los años 80) y que ha pervivido en las carpetas sin que nadie se ponga a revisarlo. No me preguntéis de qué clínica es, pero intentaremos ponernos en contacto con ellos....


La única frase que se salva es la primera: La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido.

La siguiente frase entra en contradicción: flexible pero aproximadamente cada 3 horas y luego cada 4. La lactancia no tiene horas. Y en realidad serán muy pocos los bebés que estén 4 horas sin mamar.
Igualmente el hecho de que sea a demanda, va en contra de controlar los 10 minutos en cada pecho (un clásico). 

Sobre lavar los pechos con agua hervida y una gasa estéril, sin comentarios. Obviamente no es necesario. De hecho ni siquiera es necesario esterilizar los biberones ni los chupetes.....mucho menos la piel de la madre.

En cuanto a la ganancia ponderal, la teoría es esa, pero la realidad es que el ritmo de aumento es muy variable en los niños y son pocos los que ganan 200 gramos por semana sobretodo la primera y la segunda semanas de vida. Sobre este tema, me preparo otra entrada....

El eructo....a veces llega y a veces no. Pero nunca es imprescindible. 

Y en cuanto a la colocación del bebé en la cuna, hace muchos años que se recomienda poner a dormir a los bebés boca arriba, como medida preventiva de la muerte súbita del lactante, medida que ha desmostrado ser eficaz para disminuir de forma importante las cifras de mortalidad.

Me pregunto cuántas dudas habrán generado en las madres estas informaciones y cuántas lactancias se deben haber ido al garete...
 


lunes, 7 de julio de 2014

Equimosis, hematomas y más....

En mi guardia de este fin de semana, visité a una niña que unos días antes había sido diagnosticada de varicela. Los padres venían asustados porque le habían salido en las piernas unas manchas, unos "hematomas" y en el contexto de la varicela, pensaban que quizá estarían ante una complicación de la enfermedad. 

Las lesiones en la piel que tienen que ver con la rotura de los vasos sanguíneos que hay por debajo son básicamente tres: las equimosis, los hematomas y las petequias. Aunque en muchas ocasiones, pueden estar relacionadas con antecedentes traumáticos, cuando estas lesiones se dan en un número elevado, hay otros síntomas asociados, o no hay un claro antecedente traumático, es preceptivo buscar alguna causa que lo justifique. Desde una enfermedad de la sangre hasta una infección.
Sobre las petequias, ya he hablado en otras ocasiones. Son pequeñas manchas hemorrágicas que si coinciden con fiebre nos hacen descartar infecciones, a veces víricas, y otras veces, la terrible enfermedad meningocócica. 

Las equimosis son lo que conocemos como "morados" o "moratones". Muy típicos en las piernas de los niños que nunca paran quietos y que se golpean con frecuencia sin apenas ser conscientes. Cuando hay muchos hematomas, especialmente en las extremidades, también podemos pensar en enfermedades hematológicas. Y según con qué distribuciones, especialmente en niños muy pequeños, nunca olvidamos en el diagnóstico diferencial, la posibilidad de maltrato.

El hematoma es una equimosis a lo grande. La colección de sangre en el tejido debajo de la piel ya es importante y origina que haya inflamación y edema. Y una evolución más lenta. 



En mi pequeña paciente, eran muy evidentes las lesiones de varicela, pero no tenía fiebre y tenía un excelente estado general. Toqué las lesiones equimóticas de sus piernas y no le dolían. Además el tinte grisáceo de sus "hematomas" no acababa de ser el color que habitualmente tienen estas lesiones....

Sin ánimo de ofender a nadie, y jugándomela un poco, antes de volverme loca a pedir exploraciones complementarias, y siguiendo mi instinto, cogí una gasa limpia, la impregné en agua con jabón y los supuestos hematomas se diluyeron para vergüenza -ajena en algún caso- de todos los adultos presentes en el box. Como me decía ayer un colega en twitter, llegué al diagnóstico de unos hematomas curiosos: diluibles (con agua) y también solubles (con agua y jabón). Y desde luego con muy buena evolución!! Y con esa magia que queda en el ambiente cuando una visita a Urgencias, resulta curativa.

PD: Si tienes dudas de si un pantalón ha desteñido....pásale un agüilla al crío!!

jueves, 3 de julio de 2014

Enfermedad boca-mano-pie: 2ª parte

La entrada más leída de este blog (con diferencia, y sobrepasando actualmente las 160.000 vistas) es del día 28 de septiembre de 2011, y habla sobre la enfermedad boca-mano-pie.
Las cifras tan espectaculares sobre una entrada que habla de una enfermedad que vemos pero que tampoco está en el "top" de lo más frecuente, quizá se deban a que no hay tanta literatura online sobre ella y a que en cierta manera, parece una enfermedad emergente.
 
Y digo emergente sin ánimo de asustar a nadie ni de crear ningún tipo de alarma social. Pero la realidad es que era una enfermedad que veía ocasionalmente en mi época de residente y que ahora diagnostico con muchísima más frecuencia, siendo en determinadas épocas del año, algo epidémica, pudiéndose ver varios casos en la misma guardia (y especialmente contagiosa en las escuelas infantiles, entre los niños entre 6 y 23 meses).
 
En el caso de esta enfermedad parecen estarse produciendo algunos cambios epidemiológicos, quizá uno de los cuales hace replantearse hasta el propio nombre de la enfermedad: aunque la afectación de la boca y la zona perioral podríamos decir que es universal, pueden no encontrarse o al menos no fácilmente las lesiones de los pies y de las manos, y en cambio objetivarse lesiones vesiculosas más difusas, por ejemplo en rodillas o nalgas. En más de un caso puede generar dudas con otras enfermedades vesiculosas como la varicela, que tiene una distribución de las lesiones más difusa por todo el cuerpo.
 
Se mantiene el virus coxsackie A16 como el principal causante, aunque otros tipos de coxsackie (A5, A7, A9, A10, B2 y B5), también pueden causarlo, de forma que es una enfermedad que se puede pasar más de una vez. Otro de los virus que puede estar implicado es el enterovirus 71. Aunque por suerte en nuestro medio no lo vemos, es el causante de una variante más agresiva de la enfermedad que puede originar mortalidad y que ha sido origen de epidemias en China. Existe una vacuna inactivada contra el enterovirus 71 que probablemente se empiece a utilizar en esa zona endémica de Asia.
 
En nuestro medio, la enfermedad se comporta de forma benigna, aunque el malestar por las lesiones en la boca y los síntomas generales asociados pueden dar pie a tener una semana un poco difícil.


Otra curiosidad ligada a la enfermedad boca-mano-pie aunque no exclusiva de ella (se puede producir con otros virus), es lo que se conoce como onicomadesis, que es una caída de las uñas -puede ser de manos y/o pies- que se produce entre 4 y 6 semanas después de haber tenido la enfermedad y que resulta alarmante para los padres, aunque se resuelve con posterioridad bien. A veces esta caída de las uñas nos confirma que aquella infección con algún granito que tuvo el niño fue precisamente una enfermedad boca-mano-pie. Otras alteraciones de las uñas posibles son las líneas de Beau, unos surcos transversales amarillentos que suelen desaparecer conforme el tejido ungueal va creciendo. Curioso, ¿verdad?


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails